Análisis de Horizon Chase Turbo

En la historia de los videojuegos hubo una época en la que lo único que importaba, era el entretenimiento. Los entusiastas del ocio electrónico se reunían en los salones recreativos y se agolpaban junto a los muebles de las máquinas para ver la partida de algún jugador. Ahí estábamos algunos de nosotros, con nuestras monedas preparadas para ser depositadas en aquellos “monstruos” capaces de hacernos disfrutar como si ya no existiera nada más.

Ha llovido mucho, todo ha evolucionado y hoy queremos que los juegos duren 200 horas, que sean inmersivos, o que los controles tengan decenas de combinaciones. Los jugamos en nuestras casas o vemos retransmisiones mediante streaming. Sin embargo, desarrolladoras como la brasileña Aquiris Game, de vez en cuando nos traen pequeñas joyas que rinden homenaje a todos aquellos arcades clásicos de los años 80 y 90. Este es el caso de Horizon Chase Turbo, un juego de conducción puramente arcade inspirado en Out Run, Top Gear o Lotus Turbo Challenge entre otros, en el que solo importa acelerar y atravesar circuitos para terminar en la mejor posición posible. ¿Logrará encandilarlos como los títulos de hace 30 años? Vamos a verlo. 


Apartado técnico

Horizon Chase Turbo no es un juego con gráficos de infarto ni pretende serlo. Su intención es otra, y es la de parecerse visual y jugablemente a los clásicos del pasado, pero haciendo uso de la tecnología de hoy. Conseguir que sea clásico y moderno al mismo tiempo, y con la maestría con la que lo hace, es algo más difícil de lo que parece. Si bien los diseños de los coches y los escenarios son aparentemente muy sencillos, artísticamente resultan hermosos, y eso es gracias a sus modelados de bajo poligonaje (low poly) y a una paleta de colores muy acertada que entran por la vista desde el primer minuto, y más aún en 4K y con las mejoras para Xbox One X con la que ha sido realizado este análisis.

Algo que también ayuda es la variedad de entornos que encontramos en carreteras que nos llevan por todo el mundo, con cambios climáticos y ciclos de día y noche, y la excelsa fluidez con la que todo esto se une y se muestra a la vez en pantalla. 

Análisis Horizon Chase Turbo

Pero si hay algo que pueda transportarnos 20 o 30 años atrás estando en el presente, es su extraordinario apartado sonoro, con melodías de gran calidad creadas por el legendario Barry Leitch, compositor escocés cuya inolvidable música está presente en juegos como Lotus Turbo Challenge, Gauntlet (Legends y Dark Legacy) o Top Gear. Si tenéis curiosidad podéis escuchar la música del juego en esta lista de Spotify.


Jugabilidad

Con un control muy preciso que imita a la perfección a los arcades clásicos, y una trepidante sensación de velocidad que casi no nos dejará mirar el mapa, la propuesta jugable de Horizon Chase Turbo es muy simple: un coche, una carretera, tres botones (aceleración, freno y nitro) cruceta o stick para movernos a izquierda y derecha, y 19 rivales a los que adelantar.

La modalidad principal se presenta en un modo Vuelta al Mundo que nos lleva por una progresión a lo largo de 12 países participando en más de 100 carreras. Según avancemos en este modo, iremos desbloqueando nuevos coches, cuyos modelos son imitaciones de clásicos reales, y cuentan con sus propias características de conducción.

Cada país cuenta con un campeonato y una carrera especial, que al superarla nos dará una mejora (a elegir entre tres) que servirá para potenciar a todos los coches de nuestro garaje de una vez. Gracias a estas mejoras, a los nuevos coches y a los nuevos campeonatos, cada vez más exigentes, el juego logra tener una curva de aprendizaje muy acertada y asequible para toda clase de jugadores.

Además de adelantar rivales por doquier, durante las carreras podremos recoger monedas que distinguirán nuestra excelencia en el circuito, o iconos de nitro que se añadirán a los 3 que tenemos al inicio de cada carrera y que sirven para pegar acelerones a modo de turbo. La inesperada sorpresa es que deberemos recoger bidones de gasolina, puesto que nuestro coche irá gastando combustible con cada vuelta, y si nos quedamos sin, perderemos la carrera irremediablemente. 

Análisis Horizon Chase Turbo

Las carreras apenas duran un par minutos, pero a pesar de que esto pueda parecer un punto negativo, lo que consiguen ofrecer es diversión rápida y sin complejos dentro de un marco de dinamismo y adicción que garantiza que siempre queramos echarnos una carrerita más. Sin embargo, tras largas sesiones podemos tener la sensación de que todo el rato es lo mismo, por lo que puede volverse algo repetitivo si no manejamos bien los tiempos de juego.


Duración

Además del modo principal que será por el que empecemos, con el avance del juego iremos desbloqueando otros modos dedicados a un jugador; como el modo Torneo, que se basa en superar carreras agrupadas por dificultad; el modo Zona de Juego con carreras que se irán actualizando con el tiempo real y donde se nos retará a superar carreras bajo unas determinadas condiciones; y el modo Resistencia, que como bien indica su nombre nos hará participar en carreras consecutivas y muy exigentes, en las que no podremos quedar por debajo de la quinta posición, o seremos eliminados. Por supuesto no podía faltar el modo multijugador local de 2 a 4 jugadores, aunque se echa muy en falta algún modo online para picarnos con desconocidos.

A pesar de no tener un modo multijugador online que hubiera convertido al título en una experiencia infinita, por todo lo antes mencionado Horizon Chase Turbo garantiza muchas horas de diversión y progresión. Desbloquear todos los coches, completar todos los campeonatos y torneos con la máxima puntuación, o conseguir todos los logros del juego, no va a ser una tarea rápida ni sencilla.


Conclusión

Horizon Chase Turbo es, sin esconderlo, el sucesor espiritual de los arcades de conducción de los años 80 y 90. Un guiño hacia los jugadores de ambas décadas, y un llamamiento a las generaciones actuales. Su adaptación técnica y su propuesta jugable manteniendo la esencia de los títulos de antaño, hacen de él una apuesta segura si lo que queremos es divertirnos sin complicaciones.

Por contra, con el paso de las horas puede tornarse algo repetitivo. Es por ello que recomendamos disfrutarlo en sesiones breves, porque como se suele decir, o como solía importar antes: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Y Horizon Chase Turbo es bueno, muy, muy bueno.

*Gracias a Aquiris Games por habernos proporcionado el material para la review.

8
MUY BUENO

Lo Mejor

  • Visualmente clásico y moderno al mismo tiempo.
  • Todo un homenaje a los arcades de conducción.
  • Curva de aprendizaje muy lograda.
  • Entretenido, muy divertido y sobretodo, adictivo.

Lo Peor

  • Se echa en falta algún modo multijugador.
  • Puede volverse un tanto repetitivo.
8.2 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7.8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Desirée Clary

Nómada digital de sangre verde y vikinga. Juego, luego escribo, y cuido de los contenidos de Generación Xbox. Gamer desde NES y Sinclair ZX, Xboxer desde 2004 ¯\_(ツ)_/¯

Deja una respuesta

Análisis de Horizon Chase Turbo

por Desirée Clary tiempo de lectura: 5 min
0