Análisis de Her Majesty’s SPIFFING

De un tiempo hacia aquí podéis comprobar que soy el que se encarga de analizar aventuras gráficas casi en su totalidad, salvo excepciones como la de Silence, juego del que se encargo nuestro compañero Jose Angel, y si os digo la verdad, os puedo decir que traeros títulos de este genero me llena de orgullo y satisfacción como fan empedernido que soy. Como bien sabéis, son títulos que en jugabilidad son simples, pero que quedan compensados con una gran historia (en su mayoría) con personajes únicos que se ven envueltos en situaciones peliagudas o bien cargadas de humor.

Lo que encontraremos aquí es como mezclar todos los ingredientes en un caldero, y a fuego rápido mezclarlo todo para que, a cada momento del juego que superemos, nos encontremos con una situación mas graciosa, mas ridícula o mas inverosímil que la anterior. La historia de Her Majesty’s SPIFFING se sitúan tras los sucesos del Brexit en el año 2016, en el cual, por culpa de sus políticas proteccionistas, Gran Bretaña debe emigrar al espacio en busca de un nuevo lugar que habitar. Loco, ¿Verdad? Pues esto es solo la punta del iceberg, porque el titulo esta plagado de situaciones extrañas, puzles ilógicos, roturas de la cuarta pared y algún que otro cameo, recursos de los cuales incluso a veces abusan.

El botón de autodestrucción tiene Brexit como nombre


Apartado Técnico
La mayoría de aventuras gráficas están creadas con un estilo de caricatura, con colores vivos, formas exageradas y diálogos llenos de bromas, y Her Majesty’s no es una excepción. Algo con lo que nos hemos encontrado a diferencia de otros títulos que ya hemos analizado aquí es que tanto la calidad de las imágenes como las animaciones están bastante bien pulidas. Es raro encontrar alguna linea de dibujo superpuesta sobra otra, lo que demuestra que todos y cada uno de los sucesos del juego están bien mimado, algo de agradecer sobretodo tratándose de un estudio tan minúsculo como Billy Goat Entertainment Ltd.

Algo que también tiene un gran trabajo detrás es el rendimiento del juego que salvo excepciones, como cuando atravesamos una puerta y podemos confundir un tiempo de carga (casi no hay) con una congelación del juego.

El sonido también es algo a tener en cuenta, ya que podremos encontrar elementos de todo tipo con los que interactuar, desde arena hasta objetos metálicos y cada uno tiene su sonido característico, algo de agradecer, ya que creemos que le restaría algo de inmersión, aunque como ya hemos comentado, es un juego que no intenta ser realista así que quizá esto tampoco es algo que marque la diferencia, aunque si que se agradece.

Por otro lado, como en la mayoría de estos juegos, no viene doblado pero si traducido, y algo básico al estar centrado en los diálogos es algo básico ademas de importante.
Jugabilidad
En este apartado parece que me repito en todos los análisis que realizo, pero vamos a decirlo. Her Majesty’s SPIFFING tiene una jugabilidad simple aunque clásica e intuitiva. Se basa en caminar por la nave, recoger objetos y utilizarlos para resolver los puzzles que el titulo nos propone. No necesitaremos mucho mas que un par de botones, y con ellos nos las arreglaremos para examinar los escenarios, interactuar con ellos y para hablar con otros personajes.

Her Majesty SPIFFING es divertido y entretenido, además de una demo muy cara - ¡Comparte!    

También tendremos un inventario con los objetos que vamos agarrando por nuestra nave espacial, los cuales podremos combinar entre si, o examinarlos, en la mayoría de ocasiones no servirá de mucho y todo se reduce prácticamente a probar con todo lo que tenemos en el.
Duración
Aquí tenemos sorpresa. El juego empieza con una secuencia de introducción la mar de divertida y que augura una gran historia y con momentos divertidos, y según vamos avanzando es así, incluso nos llegamos a encontrar con algunos secretos que nos harán dar mil vueltas por la nave para ver si nos hemos dejado algo olvidado (lo cual hará que el juego dure un poco mas), y llegados al punto álgido… se destapa la sorpresa.

El juego, dura una hora. Quizá se alarga un poco mas (seguramente se alargue mas) por el hecho que hemos comentado de explorar la nave, o si no sabemos resolver un puzzle y andaremos dando vueltas buscando mas objetos, pero en esencia, si tienes la suficiente imaginación como para superar los desafíos que propone el juego del tirón, este no durara mucho mas que eso.

El problema básico de esto no es en si la duración (que también), el problema es la sensación que se queda en el cuerpo al aparecer los créditos del juego. Para comenzar, tenemos entre manos un juego de casi 20€, precio similar a otros como Life is Strange o cualquiera de Telltale que tienen una duración bastante superior. Y no solo eso, si no que da la sensación de que todo este tiempo hemos estado jugando a una demo muy cara, y eso, definitivamente, esta mal.
Conclusión
Her Majesty’s SPIFFING es un titulo cargado de humor inglés en el que sus propios creadores hacen sátira de los sucesos que hubo en Gran Bretaña a mediados del 2016. Es divertido, es entretenido y ademas nos acompañan dos personajes que ademas de hablar entre ellos, en algunas ocasiones hablan al jugador directamente, algo bastante llamativo, ademas de los cameos y easter eggs que encontraremos, tales como EDI de Mass Effect o una Xbox original.

Por desgracia, aunque en la mayoría de aspectos es un juego de calidad indudable, música, estilo artístico… Pero la duración y la sensación con la que se nos queda el cuerpo nos deja ver que es un juego a medio hacer, y lo que empieza siendo una aventura gráfica de gran potencial se convierte en una gran decepción al ver que estamos simplemente ante una demo muy cara.

*Gracias a Xbox por habernos proporcionado el material para la review.

4

Lo Mejor

  • Gran diseño de personajes.
  • Jugabilidad intuitiva.

Lo Peor

  • Relacion duración/precio.
  • Peca en exceso del uso de gags humoristicos.
4 Apartado Técnico
4 Jugabilidad
4 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Hector

Mi vida como jugador empezó con una SNES, pero mi primera consola fue PS1. Crecí con un PC y ahora de adulto no me puedo separar de mi Xbox One. También hago cosas de persona normal, como trabajar y o decir "Si cariño".

Deja una respuesta

Análisis de Her Majesty’s SPIFFING

por Hector tiempo de lectura: 4 min
0