Análisis de Windbound



Zarpamos en busca de nuevos mundos en el análisis de este Windbound, un titulo de supervivencia y exploración desarrollado por 5 Lives Studios y editado por Deep Silver. En esta ocasión tomaremos los mandos de Kara, una joven que tras sufrir un naufragio se ve obligada a sobrevivir en un nuevo mundo desconocido para ella. Comenzaremos la aventura solos, a la deriva, llegando a un archipiélago desconocido, en el que tendremos que explorar sus islas, descubrir la historia que allí se esconde y encontrar la forma de volver con nuestra tribu.

Bajo esta premisa, el equipo de 5 Lives Studios nos propone un interesante survival en el que tendremos que explorar los mares para descubrir nuevas islas, generadas proceduralmente, en las que recolectar materiales con los que construir nuevas herramientas, botes, armas y protecciones, con los que prepararnos para lo desconocido. Eso si, sin olvidarnos de mantener a Kara bien alimentada.


  Síguenos en Google News

Todo esto ocurre en un colorido mundo, recreado con un estilo artístico muy cartoon, que da un resultado muy vistoso en pantalla. Poblado de fantásticas criaturas que no dudaran en terminar con nuestra aventura si se ven amenazadas. Así que prepara tu embarcación, guarda provisiones para el viaje, pertréchate con tus mejores armas, por que comenzamos la travesía por este mundo lleno de leyendas.


Apartado técnico

A nivel técnico el título no sufre de grandes problemas, pero tampoco es un juego que sobresalga por su calidad gráfica. Como he comentado antes, goza de un estilo artístico cartoon, utilizando la técnica del cell shading como en muchos otros proyectos de corte mas indie. Esta técnica dota a la imagen un estilo muy característico, que, junto con su ambientación, el diseño del personaje de Kara y el de los monstruos, dan como resultado un título muy acertado en lo visual, con un estilo propio. Siendo esto, su mundo y su diseño artístico, uno de los puntos fuertes del título. Así como ese fantástico mar que se abre ante nosotros, aunque obviamente muy alejado de algo del nivel del mar de Sea of Thieves, pero sería muy injusto hacer una comparación entre dos títulos con presupuestos y pretensiones tan diferentes.

En lo referente a las físicas del juego ya encontramos más problemas, la interacción de Kara con el entorno no llega a ser todo lo satisfactoria que cabria esperar, en ciertos momentos sufriremos por la física de colisiones con el resto de objetos. Por ejemplo, cuando escalamos santuarios o unas simples rocas, Kara a veces no se agarrará correctamente. O en algunos combates nos golpearan cuando se ve perfectamente que no nos llegan a tocar, por mucho además, da la impresión que la hitbox de Kara no esta del todo bien pulida. Algo que también he notado son caídas muy puntuales en los fps, pero como ya digo en muy pocas ocasiones, y que no llegan a lastrar la experiencia.

Análisis de Windbound

A nivel sonoro no llega a las cotas de su apartado visual, si bien han creado un precioso mundo en lo visual, en lo sonoro no llegan al mismo nivel. Me ha faltado algo mas de cariño en la recreación de los sonidos de la fauna salvaje, recorrer las islas con un mayor número de ruidos de la naturaleza hubiese ambientado mejor. A nivel musical creo que también se queda corto y bastante además, porque si la memoria no me falla solo existen dos temas musicales prácticamente. Uno muy tranquilo para los momentos más contemplativos, mientras estamos navegando a mar abierto, que enseguida se vuelve muy repetitivo. Y otro más intenso para los momentos de tensión, cuando estamos luchando con un animal salvaje básicamente


Jugabilidad

Jugablemente estamos ante en un título de corte survival, en el que tendremos que valernos por nosotros mismos para conseguir salir de las Islas Prohibidas, donde esta Kara perdida. Encontrando diferentes santuarios en cada uno de los cinco episodios de los que consta la aventura. Para ello nos valdremos de un sistema de recolección y crafteo, es decir, nos crearemos botes, armas, tónicos etc gracias a lo que vayamos recogiendo en las diferentes islas.

El objetivo como digo es sencillo, en cada uno de los cinco episodios, estarán repartidas por el mapa diferentes islas, y en tres de ellas habrá una torre/santuario que tendremos que encontrar y activar, y tras esto podremos continuar nuestro camino hasta el siguiente capítulo a través de una especie de portal. Todas estas islas son generadas proceduralmente, pero sin mucha variedad, todo será igual, pero en diferentes lugares. Y si te lo estas preguntando, si, ese es el único objetivo del juego durante toda la aventura, los capítulos tienen la misma mecánica para hacer avanzar la trama, siendo uno de sus puntos flacos. Aderezado con unos interludios entre capítulos en los que nos darán unas pinceladas de historia en forma de murales, en los que también podremos activar unas mejoras gracias a los fragmentos marinos que recojamos explorando.

Pero no todo es tan fácil como parece, el objetivo es sencillo, pero no el camino hasta llevarnos a él. Si bien la premisa puede parecer repetitiva, que lo es, al menos en su narrativa, otro cantar es su sistema de crafteo. Este es el eje central del título y el que aguanta toda la propuesta, ya que es muy intuitivo y divertido.

Empezamos nada más que con una daga y un remo, y gracias a esta daga podremos recolectar algunos de los materiales de la isla en la que comencemos, así como combatir con animales para sacar comida pieles etc. Cada vez que recolectamos una materia prima, hierba, piedra obtendremos los planos de todos los objetos que podemos crear con ella, sabiendo enseguida que necesitamos para continuar nuestra aventura. Siendo un gran acierto debido a su variedad y a su sencillez, convirtiéndolo en un sistema muy divertido y satisfactorio. Tenemos un inventario limitado, y cuando muramos solo nos quedaremos con los objetos que tengamos en la zona de objetos permanentes, perdiendo el resto y comenzando el juego desde el primer capítulo si jugamos en el modo supervivencia. Si no estas acostumbrado a títulos con esta mecánica este puede ser una buena puerta de entrada, en pocos minutos tendrás listo un bote y alguna herramienta para ir en busca de la siguiente isla.Análisis de Windbound

Ahora bien, si el crafteo es de los mas destacable del título, no podemos decir lo mismo de los combates. Ya que como he dicho en las observaciones técnicas, sufre de fallos en las físicas, además de unas animaciones algo toscas que lo hacen bastante insufrible, al menos en el combate cuerpo a cuerpo con las bestias, moriremos bastantes veces al principio con el castigo que eso conlleva. Al final optaremos por atacar a distancia en cuanto podamos construir un arco, ya que es lo más seguro y efectivo. En general el combate no está al nivel y es un gran punto en contra ya que, siendo tan sencillo, no termina de estar bien pulido. Básicamente es apuntar esquivar y atacar, teniendo en cuenta nuestra barra de vida y de stamina, que bajara si no comemos lo suficiente. Siendo tan simple podría haber sido mucho más entretenido y así redondear la experiencia.

La otra gran mecánica del titulo es la navegación, en la que podremos crear diferentes embarcaciones dependiendo de los materiales de los que dispongamos. Con las que exploraremos los mares e iremos en busca de nuevas islas en busca de aventuras. Podremos crear diferentes formas jugando con las balsas y los cascos. También podemos reforzarlas para que aguante los envites del viento, ya que no es sencillo llevar una vela con el viento en contra y podemos sufrir diversos accidentes. En ocasiones es incluso algo frustrante el querer ir hacia una isla y que el viento sople a nuestra contra, alejándonos de nuestro destino.


Duración

Como ya he dicho por encima, el título consta de dos modalidades, que elegiremos nada más comenzar la aventura: Supervivencia, en la que al morir comenzaremos en el capítulo 1 con únicamente los objetos que tengamos en la zona del inventario de objetos sostenidos y el modo historia en el que al morir comenzaremos en el capítulo en el que estamos y mantendremos todos los objetos, así como  también bajara la dificultad de los combates.

Por esto mismo, la duración del título variará drásticamente dependiendo del nivel escogido, en el modo supervivencia la aventura se va fácilmente a más de 20 horas, y sin haberlo explorado todo al milímetro. Una duración apropiada ya que, a pesar de su desarrollo tan repetitivo en los capítulos, pasaras horas explorando y creando toda clase de embarcaciones, así como prendas o armas, haciendo que disfrutes cada momento de la aventura. Con lo cual en el modo historia rondará la mitad o incluso menos, ya que mantienes todo el avance y pierde ese componente de supervivencia.

Análisis de Windbound

Yo recomiendo el modo supervivencia ya que en el crafteo está la gracia del título, y es como se disfruta. Ya que es un desafío, sobretodo las primeras horas, el ir consiguiendo nuevos materiales y planos. Es muy satisfactorio cuando consigues crear objetos nuevos, como los tónicos, algo que no se sentirá tan meritorio si no pierdes los objetos al morir. La verdad es que para mí no tiene mucho sentido, en un juego de este tipo, que incluyan un modo historia. Ya que como aventura de acción no funcionaría, si la supervivencia la dejamos en un segundo plano, y tampoco es que tenga mucha importancia la trama como para jugar por la historia.


Conclusión

En definitiva, nos encontramos ante un titulo que visualmente destaca por esa ambientación tan colorida y su diseño artístico. Así como por su sistema de crafteo que sabe ser sencillo a la par que completo, sabiendo recompensar muy bien al jugador, siendo este apartado muy satisfactorio. Recomendado sin duda para los amantes del género, porque encontraran una buena propuesta de la que disfrutaran. E incluso a los no iniciados gracias a su accesibilidad, ya que no llega a abrumar y vas descubriendo las nuevas mejoras poco a poco.

Lamentablemente hace aguas en casi todo lo demás y a nivel técnico cumple sin más. Pero en el sistema de combate falla debido a las malas animaciones, una jugabilidad bastante tosca poco, que no la hacen nada disfrutable. Así como a nivel narrativo, avanzando la poca trama que tiene, de la misma forma y sin tener nada de peso en la aventura. Es una pena ya que si lo que querían era primar la supervivencia, y dejar en segundo plano la narrativa. Podrían haberse dejado de capítulos repetitivos y aprovechar el poder generar el mapa de forma procedural realizando un mapeado mucho más extenso, en el que simplemente explorar y sobrevivir. Dando muchas más opciones de crafteo y zonas cada vez más y más difíciles de superar.

Análisis de Windbound

Al final se queda un sabor agridulce ya que la exploración y la supervivencia funcionan muy bien y es lo que te hace seguir avanzando en la historia. Pero con algo más en los combates y bastante más en la narrativa, podría a ver sido un título muy destacable en el catálogo indie de este 2020.

*Gracias a Koch Media por habernos proporcionado el material para la review.

7
BUENO

Lo Mejor

  • Visual y artísticamente muy bonito
  • El sistema de crafteo y el inventario muy acertado
  • La sensación de exploración y supervivencia es total

Lo Peor

  • El control de los combates es muy tosco
  • La narrativa y el desarrollo avanzan de forma muy repetitiva
  • La banda sonora aunque correcta peca también de repetitiva
6 Apartado Técnico
6.9 Jugabilidad
8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Miguel Uroz

Criado entre arcades, madurado a 360º. Amante de las buenas historias. Jugón desde que tiene uso de razón, y hasta que esta lo abandone.

Deja una respuesta