Análisis de Warhammer 40.000: Space Wolf



Tras un largo período en el que Warhammer 40.000 no ha recibido prácticamente ninguna atención por parte de los videojugadores, actualmente hemos vivido un notorio repunte en la fama de la creación de Games Workshop. Y es que para bien o para mal, Warhammer 40.000 vuelve a estar de moda.

Actualmente son muchos los títulos ambientados en el oscuro futuro de Warhammer 40.000 que podemos encontrar disponibles, y otros tantos están en camino, como por ejemplo Warhammer 40.000: Darktide, probablemente uno de los títulos más esperados por todos los que somos amantes del popular juego de mesa y que buscamos algo alejado de los típicos juegos de estrategia por turnos de calidad dudosa que encontramos disponible en el mercado, algo que en cierta manera hemos podido disfrutar con Necromunda: Hired Gun.

Aprovechando la fama actual de Warhammer 40.000, HeroCraft ha decidido lanzar en consolas Warhammer 40.000: Space Wolf, título que vio la luz originalmente en dispositivos móviles en el ya lejano 2014 y que siete años después aterriza en Xbox One. En Warhammer 40.000 Space Wolves nos pondremos en la piel de una de las facciones más queridas del universo de Warhammer 40.000, los poderosos y salvajes los Lobos Espaciales. Y aunque en menor o mayor medida, todos los aficionados del universo creado por Games Workshop deseamos controlar a los hijos de Leman Russ, el resultado final de este título es, cuánto menos decepcionante.


Apartado técnico

Teniendo en cuenta que el título tiene ya siete años y que fue diseñado para dispositivos móviles, es normal que encontremos grandes carencias si lo comparamos ante cualquier título actual. Y es que el apartado gráfico del juego es más que aceptable para un juego de móvil del 2014, pero un auténtico despropósito para un juego actual.

 Esto es algo que veremos en los primeros minutos de juego, en los que nos encontraremos con unos mapas prácticamente vacíos y lo que es peor, con zonas totalmente negras sobre todo en los límites de los mapas. Algo que en un título free to play para móviles puedes pasar por alto, pero no en un juego de casi 20€ de consola.

Warhammer 40.000: Space Wolf

La banda sonora del título pasa sin pena ni gloria, siendo un acompañante constante que poco aporta en el juego más allá que en algún que otro momento de tensión. Como punto a favor, he de comentar que el juego está prácticamente en su totalidad traducido al español; y si, digo prácticamente en su totalidad porque hay muchas cosas que no están traducidas, como por ejemplo las descripciones de varios desafíos.


Jugabilidad

Warhammer 40.000: Space Wolf es un juego de estrategia por turnos basado en un sistema de cartas en el que armar bien nuestra baraja será requisito indispensable para alzarnos con la victoria frente a los enemigos de la humanidad. Por desgracia para nosotros, y aunque se agradece el que hayan tratado de innovar en un género tan saturado como lo son los títulos de estrategia por turnos, el sistema de cartas no acaba de funcionar como se esperaría.

Warhammer 40.000: Space Wolf

El principal fallo de este sistema es la gestión del mazo, ya que deberemos utilizar un editor de cartas que es probablemente de los peores que me haya encontrado en todos los años que llevo jugando a este tipo de juegos debido a lo confuso que es y que nos hará realmente complicado forjar un mazo que nos sea realmente útil en combate. Y como hemos mencionado anteriormente, tener un mazo bien armado es lo que separará la victoria del más absoluto fracaso.

Para toda acción que queramos realizar, será necesario utilizar una carta. Es decir, si queremos mover a nuestro personaje, deberemos desechar una de las cartas de nuestra mano para poder realizar esta acción. Todas las cartas nos permitirán mover a nuestro personaje, pero las cartas de movimiento nos darán un plus de casillas que podremos avanzar. En cambio, si lo que queremos es atacar, sí será importante escoger bien el tipo de arma que vamos a utilizar.

Warhammer 40.000: Space Wolf

En este apartado tenemos dos opciones. Por una parte, podemos escoger una carta de arma de nuestra mano y realizar un ataque independiente, o podremos equipar a nuestro personaje con un arma específica al desbloquear ciertas cartas especiales que además de ser bastante más poderosas que las cartas de armas normales, estas no desechan una vez utilizadas. Por ejemplo, si nos equipamos con un Rifle Bólter, tendremos la posibilidad de realizar tres ataques sin necesidad de gastar ninguna carta, y una vez realizados estos ataques, podremos utilizar una carta de características similares para recargar el total de ataques de nuestra arma equipada.

En cada misión controlaremos a un número muy limitado de Lobos Espaciales que se dividirán en 3 clases dependiendo de su armadura. Por una parte, encontraremos las Servoarmaduras, la armadura más clásica de los Marines Espaciales y que en este título será la clase más equilibrada de las 3 disponibles, teniendo una resistencia más que decente y pudiendo acceder tanto a armas a distancia como armas cuerpo a cuerpo. Por otro lado, encontraremos a los Exterminadores, guerreros con armadura pesada centrados en el combate a corta distancia y con una gran resistencia; y a los Exploradores, soldados con poca resistencia, pero capaces de acabar con enemigos de un único disparo gracias a sus potentes rifles de francotirador.

Warhammer 40.000: Space Wolf

A medida que vayamos avanzando en la historia, podremos ir desbloqueando nuevas habilidades desde la Armería, lo que nos permitirá personalizar a nuestros Marines a nuestro gusto dependiendo de la clase de cada uno de nuestros soldados. A pesar de que nuestros hombres serán muy superiores en combate en comparación con los Devoradores de Mundos, los demonios Khorne y las fuerzas de Necrones a los que tendremos que plantar cara, un sistema de respawn de enemigos y unos niveles de dificultad totalmente aleatorios harán que en muchas ocasiones acabamos realmente desesperados.

Warhammer 40.000: Space Wolf

Y es que tanto el sistema de respawn como la dificultad, en muchas ocasiones roza lo absurdo. Hagamos lo que hagamos, los enemigos no dejarán de aparecer, convirtiendo en combates prácticamente imposibles muchos enfrentamientos que a priori deberíamos superar sin problema, incluso contando con cartas legendarias en nuestro mazo. La dificultad también es para darle de comer a parte, en muchas ocasiones será más sencillo superar una misión en la máxima dificultad que hacerlo en fácil. ¿Por qué? Aún estoy buscando la respuesta a esa pregunta.

Warhammer 40.000: Space Wolf


Duración

El modo campaña es bastante corto, contando únicamente con cuatro capítulos que podremos superar en un par de tardes si logramos anteponernos a todas las trabas que nos pondrá el juego como hemos mencionado anteriormente. Además de la campaña, encontraremos diferentes desafíos que nos permitirán jugar como un Devorador de Mundos o un miembro de la legendaria Legión de los Malditos. Sin embargo, estos desafíos son bastante cortos y “sencillos” de superar si nos hemos hecho con la mecánica general del juego.

Warhammer 40.000: Space Wolf


Conclusión

Personalmente soy un gran fan de Warhammer 40.000 y tengo prácticamente todos los títulos existentes de este maravilloso universo en el que solo hay guerra. Hay títulos que son mejores y hay otros que son peores, y la versión de consolas de Warhammer 40.000: Space Wolf por desgracia entra en la segunda categoría. Me es realmente difícil recomendar la compra de este título cuándo puedes disfrutar de él de manera gratuita en dispositivos móviles, y es una verdadera lástima, porque con haberle añadido cuatro mejoras en comparación con sus versiones anteriores, podríamos estar ante un título realmente interesante que atraería a todos los seguidores de la estrategia por turnos y de Warhammer 40.000. Por desgracia, no ha sido así.

Muchas gracias a HeroCraft por cedernos el código para este análisis.

Este análisis ha sido realizado en una Xbox Series X.

Podréis encontrar disponible Warhammer 40.000: Space Wolf a un precio de 17,99€ a través de la Microsoft Store.

Análisis de Warhammer 40.000: Space Wolf - Os traemos el análisis para Xbox One de Warhammer 40.000: Space Wolf, un título que no acaba de cumplir con las expectativas generadas.
5.5
REGULAR

Lo Mejor

  • Ponernos al mando de una escuadra de Lobos Espaciales.
  • Variedad de armas para nuestros soldados

Lo Peor

  • Jugabilidad repetitiva
  • Dificultad totalmente aleatoria
  • El sistema de cartas no acaba de funcionar bien
5 Apartado Técnico
5.5 Jugabilidad
6 Duración
Facebook Twitter E-mail
ABreaker1477

Spartan frustrado y fiel servidor de YorHa que, cuando no está trabajando, está escribiendo o retransmitiendo en Twitch.

Deja una respuesta