Análisis de Tormented Souls para Xbox Series



Aunque he de confesar que tengo el género un poco abandonado, por la inmensa cantidad de Survival Horror que inundan el catálogo actual de cualquier plataforma, siempre procuro interesarme por los más destacados. Me encanta pasarlo mal y llevarme algunos cuantos sustos de vez en cuando. Es divertido, aunque la segunda entrega de Outlast, me dejó bastante tocado y uno ya tiene una edad para enfrentarse sin pudor a cosas tan “intencionadamente acojonantes”. Por esta misma razón, el Survival Horror más clásico, a mi parecer, ha vuelto con tanta fuerza.

Un Survival Horror clásico que no te debes perder - ¡Comparte!    

Si, los “jump scares” están genial para Twitch, pero en la comodidad de nuestro asiento, se disfruta de una buena acción, un buen puzzle, una tensión sostenida y un par de sustos para dejarnos claro que no debemos bajar la guardia, pero nada más que eso. Y la saga Resident Evil ha hecho bien en recordarnos su excelsa calidad con los remakes de la segunda y la tercera entrega, pero siempre debe de haber hueco para los que quieren usar esta temática y entran en escena. En esta última generación lo hizo Bloober Team y hemos visto un intento muy certero por parte de los creadores de Daymare 1998, Destructive Creations o de Stormind Games, con sus dos entregas de Remothered.

En definitiva, el Survival Horror está de enhorabuena y sigue la buena racha, como vais a poder ver con Tormented Souls, un hasta hace poco desconocido en la escena que ha convencido a todos los usuarios que lo han probado a base de una jugabilidad clásica fuertemente basada en los primeros Resident Evil y lo mezcla con algo de Silent Hill, aunque a estas alturas suene algo “banal” decirlo, pero es que realmente coge referencias casi directamente calcadas de este. Lo bueno, es que a pesar de todo y siendo absolutamente parecido, no se percibe como un calco. Tiene pequeños matices que se hacen su hueco en la aventura y que terminan haciendo de Tormented Souls una experiencia muy disfrutable.

Es evidente que decir que tus referencias son Resident Evil, Silent Hill y Alone in the Dark viste mucho y en el caso de Tormented Souls es totalmente cierto, pero es que además, lo hacen bien, algo muy importante para no tener que avergonzarse luego de tomarse la libertad de compararse con estas míticas licencias. Tanto se parece, que al principio contaremos con ese mítico cartelito de “Este juego contiene escenas violentas explícitas y gore bla bla bla”, que tanto nos asustaba de pequeños.

En Tormented Souls encarnaremos a una Caroline Walker que no ofrece referencias para el espectador, pero que pronto se ve “arrastrada” a visitar la mansión Winterlake, un antiguo Hospital de donde proviene una carta con dos desconocidas gemelas a las que quiere localizar. Pero no hay que esperar mucho para que empiecen los problemas: nada más entrar en el edificio, algo la noquea y le hace despertar en una bañera, desnuda y entubada. A partir de ese momento tendremos que buscar las respuestas necesarias para descubrir el misterio de las gemelas al mismo tiempo que tenemos que escapar de allí.


Apartado técnico

Aunque os parezca mentira, poco se le puede objetar a Tormented Souls en este apartado. Es vistoso, juega muy bien con la iluminación, tiene un sonido bien posicionado y potente que te informa de todo, con ese regustillo de tonos de los menús de los Resident Evil de siempre, si… y lo remata con una música de ambiente bastante acertada. Y es que en un primer momento, el título estaba anunciado solo para esta nueva generación, no para Xbox One ni PS4 y es algo que se nota, pues tanto en la cantidad de detalles del excelente escenario, como en la manufactura de este, parece que tenían teraflops de sobra para no cortarse.

En Xbox Series X, donde lo hemos jugado, obtiene una buena resolución (que no es 4K) y un objetivo de 60 fps, que puntualmente tiene algunos bajones importantes, pero nada que moleste a la jugabilidad. Los escenarios son tan soberbios, que a veces la propia protagonista parece un poco sacada de tono, de nuevo, no por su ropa, si no porque en algunos planos la cara parece más “anime” de lo que debiera. Y si alguno lo temiera, como podéis ver en las capturas, Tormented Souls está perfectamente traducido al español en todos sus textos.


Jugabilidad

Desde los primeros minutos, el título me hizo fruncir el ceño pensando en si lo que estaba viendo era bueno o no. Y es que en su diseño, digamos en el artístico, parece algo incongruente la vestimenta de Caroline con la aventura que nos ocupa, quizá queriendo mantener un sexappeal que directamente cualquiera de los escenarios te tumba al instante. Lo mismo sucede con el comienzo abrupto de la misma, que te hace viajar, te golpea, te desnuda y te pone en marcha en poco más de un minuto, tan rápido que en el momento en el que te pones a los mandos, todo te parece una mera excusa para aterrorizarte, ponerte unos puzzles y ala, termina el juego y a otra cosa majo, que aquí no hay más que rascar.

Y no sabría decir si es culpa de un servidor o de esa decisión de diseño, pero bien podría echar para atrás a más de un jugador, que terminaría por arrepentirse de no darle una oportunidad a Tormented Souls. El caso es que una vez en marcha y dados los primeros pasos, la cosa empieza a pintar muy bien. Mayormente, porque calca el sistema de Resident Evil: La mansión limitada por puertas y puzzles que solucionar y seguir avanzando, la necesidad de explorar y casi conocerte al dedillo todas las habitaciones disponibles en ese momento, una gestión del inventario exhaustiva, y un sistema de combate de movilidad muy limitada, en la que se apoya para su mayor dificultad.

Sin embargo, dentro de este conocido esquema, Tormented Souls aporta sus propias ideas personalizadas. Destaca sobre todo las zonas oscuras, en las que Caroline parece desvanecerse y que deberemos de iluminar inmediatamente si no queremos morir. Esto, aunque parezca algo simple, aporta un detalle importante a la jugabilidad y es que -durante la mayor parte de la aventura- no puedes sujetar un arma mientras iluminas con el mechero, por lo que si te encuentras a un enemigo, toca correr o tirar de estrategias. Simple, pero muy eficaz y entretenido. Porque el combate en sí, no es tampoco para tirar cohetes, cumpliendo en lo básico, pero una vez más, sin resultar un lastre.

Por otro lado, el inventario y sus objetos adquiren una mayor interacción de lo que estamos acostumbrados, sin sorpresas, pero trabajados hasta el punto que conviene ‘Examinar’ todo lo que vayamos recogiendo. Y precisamente podemos enlazar con los potentes puzzles que dominan el desarrollo. Aunque entendedme, no me refiero a puzzles en sí, que los hay, si no más bien a ¿para que sirve este martillo que acabo de coger? o ¿como puedo encontrar el objeto que me falta para continuar?

A veces, aunque no es siempre, el desarrollo se quedará prácticamente a la espera de que resuelvas uno de los puzzles disponibles, lo que te llevará a buscar y rebuscar que es lo que te has dejado atrás. Además, los propios rompecabezas que nos ofrece el título, pueden ser duros, pero siempre se resuelven aplicando una fuerte lógica, mención especial a una de las llaves que prácticamente desbloquea media mansión y se convierte ella sola en uno de los desafíos más divertidos en ese aspecto.

Hay algunos secretillos sobre las referencias a Silent Hill que no nos gustaría contaros, porque es una de las virtudes y sorpresas del juego, pero viendo algunas de las capturas, podéis adivinar más o menos de lo que trata. Por supuesto, esto también servirá de excusa para ampliar la superficie explorable de la mansión y de algunos de los puzzles.


Duración

Tal y como sucede con los Resident Evil clásicos, la primera partida te puede durar entre las 7 y las 8 horas, aunque a mi se me haya ido por encima de las 8, por haberme quedado un poco más atascado en algún que otro puzzle. El título como tal no es muy rejugable salvo para sacarse todos los logros, cosa que no resulta muy dificil ya que la segunda vuelta se hace increíblemente más rápida.

La ajustada dificultad y la casi ausencia de cintas para grabar en los primeros pasos pueden hacernos algo cuesta arriba algunos segmentos, teniendo que repetirlos hasta dar con el movimiento exacto que nos evite el enfrentamiento, pero realmente es algo que se agradece, pues esa tensión de ir corto de munición y guardados limitados ayuda a crear tensión en el jugador.


Conclusión

Tormented Souls se muestra al mundo como un título lleno de referencias, con una clara inspiración – y copia – de los grandes del género, y aun así, a los mandos, se siente como una experiencia sólida y personalizada de Survival Horror. Se le pueden achacar muchas cosas, como unas animaciones algo toscas, incongruencias en su guión y una trama que la verdad, no es fascinante. Pero al mismo tiempo, consigue sorprender. Y sobre todo entretener MUCHO.

Porque me lo he pasado genial jugando a Tormented Souls, he de confesarlo. Cada nueva puerta, cada progreso, las limitadas cintas ofrecidas para grabar me hacían caminar con mucho cuidado cada vez que escuchaba a un enemigo… me sentí poderoso cuando conseguí la escopeta, pero sabía mantener constantemente la tensión con su excepcional ambientación y un diseño de la mansión y de los puzzles que me ha encantado.

Y es que el mayor problema del juego y al mismo tiempo su mayor ventaja es que ¡es un juego de 19€! Después de haber leido toda la review y esta frase, empiezas a comprender de la maravillosa limitación de un juego de bajo presupuesto y el increíble trabajo del estudio para ofrecer una experiencia sólida, que os aseguro que es uno de los mejores Resident Evil clásicos/No Resident Evils de los últimos años.

7.9
MUY BUENO

Lo Mejor

  • Muy buen Survival Horror de corte clásico.
  • Consigue marcar la diferencia con pequeños detalles.
  • La ambientación y el diseño de la mansión es genial.
  • Por ese precio es casi imprescindible.

Lo Peor

  • El argumento es una mezcla incongruente de temas que no termina de justificarse así mismo.
8 Apartado Técnico
7.8 Jugabilidad
7.8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta