Análisis de The Amazing American Circus



La experiencia de entretenerse ha llegado a estar fuertemente asociada con la diversión, de modo que una comprensión común de la idea es diversión y risa, aunque muchos entretenimientos tienen un propósito serio. Después de todo, el entretenimiento proporciona diversión, satisfacción personal y buen humor. El atractivo del entretenimiento, junto con su capacidad de utilizar diferentes medios y su potencial para adaptaciones creativas, ha asegurado la continuidad y la longevidad de muchas formas, temas, imágenes y estructuras sociales.

A este respecto, The Amazing American Circus es una obra que pone las cartas sobre la mesa y que se refiere a ese tipo de representaciones destinadas a la diversión popular y aptas para todos los públicos. Es una puerta a la fantasía, un pasaje al entretenimiento donde todo lo imposible se hace realidad; el tiempo parece detenerse y lentamente todo se transforma para dar paso a un mundo lleno de magia. Un espectáculo para con el ocio y disfrute que se remonta a siglos, e incluso milenios en el tiempo, y que se expandió por todo el mundo hasta convertirse incluso en un estilo de vida.

Damas y caballeros, el circo ha llegado a la ciudad…


Apartado técnico

Los movimientos artísticos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX son corrientes del arte que hicieron prevalecer la originalidad, el concepto y el lenguaje plástico por encima de la imitación de la naturaleza y del ideal clásico de belleza. Como la originalidad se volvió un motor creativo, desde entonces han aparecido gran cantidad de movimientos, muy diferentes entre sí, y The Amazing American Circus nos guía por el proteico universo del arte contemporáneo, comenzando por el aspecto visual, compuesto de ilustraciones varias, y que se extiende a través del flujo de las partidas que llevamos a cabo. Un aspecto visual inspirado concretamente en la denominada Edad dorada de Norteamérica.

La nota discordante recae en el idioma. Y no tanto por el hecho de que venga en la lengua de Shakespeare, sino por la ausencia de subtítulos cuando la obra de marras quiere contarnos detalles acerca de su historia escenas mediante.


Jugabilidad

A día de hoy, existen muchos términos que podrían definir lo que en realidad es y significa circo, pero a grandes rasgos, es una forma de expresión que tiene en sus espectáculos una condición itinerante compuesta de tres ingredientes principales, desde el humor y la inocencia hasta el espectáculo como tal. De la misma manera, las acrobacias, los malabares, el contorsionismo u otros infaltables elementos circenses son fundamentales para dar vida a los espectáculos, pues gracias a ellos podemos admirar graciosas rutinas de payasos, fabulosas historias de títeres, escuchar la orquesta en todo su esplendor, reírnos del lenguaje mudo de mimos o admirar el despliegue de la danza.

The Amazing American Circus pone de manifiesto la constante necesidad de entretenerse como escenario preciso desde su nacimiento, pero también aporta un jarro de agua fría y de realidad, puesto que el público no siempre va a mostrarse espontáneo y dispuesto a colaborar, regalando sonrisas emitidas desde el corazón y entregando a los artistas el máximo premio que estos pueden merecerse como recompensa a tanto talento desplegado sobre el escenario. Con relación a eso, nos encontramos ante un juego de cartas por turnos que no se aleja demasiado de la complejidad de otros títulos de cartas, dado que, a priori, es una propuesta con mecánicas aparentemente sencillas en la que contamos con un mazo de cartas con ataques y defensas muy sencillos.

Así pues, durante los combates podremos utilizar cartas de ataque, poderes o cartas de defensa en función de las acciones que vayan a realizar los espectadores, que pueden mostrar su descontento lanzando cualquier tipo de desperdicio, restos de comida, bolsas de basura…

Gestión de proyectos humanitarios

Sea como fuere, The Amazing American Circus no es excesivamente complejo cuando tomamos cartas en el asunto, pero hay mucho que asimilar si eres nuevo en esto. Por suerte, aunque el combate resulta intuitivo, contamos con un tutorial para que podamos aprender todo esto de forma práctica.

En ese sentido, no son los combates en el juego que nos ocupa la atracción principal, sino un sistema de gestión en el que tenemos que mantener a nuestros empleados con la moral alta, optimizando recursos y automatizando la producción para adelantarnos a todas sus necesidades. Después de todo, estamos ante un sector que comprende un grupo heterogéneo de instituciones no lucrativas y cuyos integrantes requieren de atención humanitaria o haciendo intervención social. Dicho de otra manera, la empatía resulta crucial antes y durante los espectáculos, ya que aparte de motivarlos para que aprendan nuevas habilidades, también tenemos que ofrecerles las mejores condiciones posibles, y eso incluye también la comida, pues en función del plato, contarán con una serie de ventajas en el fragor de los combates.


Duración

Entre carpas, escenarios, butacas y mucho arte hay decenas de personas nómadas que se establecen en un país al cual llevan su arte, su show. El circo es un mundo paralelo en el que se vive dentro de cajones que en su interior se acondicionan como casas y The Amazing American Circus se inspira en los grandes circos de América y el folclore americano para ofrecernos una historia dramática en la que tenemos que reunir a una troupe de artistas extraordinarios, cada uno con su propia historia, y desafiar al mayor showman de todo el mundo.

Eso supone que vamos a estar a los mandos durante bastantes horas, dado que se cuentan por cientos los personajes con los que interactuamos y más todavía las cartas que tenemos que conseguir para construir nuestro mazo ideal.


Conclusión

Que los juegos de cartas forman parte del entretenimiento de cualquier cultura, en diferentes puntos de la historia, es innegable. Que a través del tiempo estos se han transformado y han vivido en constante evolución sin importar en qué cultura, también. Y es que, en este presente de hiperconectividad, donde la era digital reina, cada vez es más común disfrutar de juegos de cartas de diferentes tipos. The Amazing American Circus es el resultado de todo esto, pero también es una mirada al circo clásico y contemporáneo, un espectáculo creado y dirigido por artistas polifacéticos que regalan sonrisas emitidas desde el corazón.

7.5
NOTABLE

Lo Mejor

  • La importancia de captar la atención del público mediante un juego de cartas.
  • La necesidad de fomentar la confianza entre los trabajadores.
  • La perdurabilidad del folclore americano.

Lo Peor

  • La ausencia de subtítulos durante las escenas.
  • La gestión de los empleados puede abrumar a los neófitos.
7 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

Deja una respuesta