Análisis de Subnautica


El género de la supervivencia, o incluso dotar a tus juegos con un fuerte componente de dicho género suele ser algo bastante peligroso. Peligroso frente a la crítica, porque parece que hay cierto mercado que consume sin problemas este tipo de juego. Es cierto que no todos los juegos de supervivencia se estrellan contra la prensa, pero las bases fundacionales del género que se construyen sobre el potencial de la repetición y las tareas mecánicas como divertimento, suelen generar problemas para los títulos que apuestan por dichas mecánicas. Este año hemos tenido bastantes referentes del género, y de títulos que en mayor o menor medida se adentraban en el proceloso mundo de la supervivencia. Desde el come back de No Man’s Sky en su vertiente Next, a títulos como Conan Exiles pasando por State of Decay o incluso We Happy Few o Below. Subnautica nos propone trasladarnos al océano de un planeta alienígena tras el colapso de la nave interestelar en la que viajábamos, con el objetivo de sobrevivir para poder ser rescatados.

Tomando de No Man’s Sky algunos elementos como la coartada sci fi, y el terreno generado procedimentalmente (que no las criaturas que lo habitan), subnautica opta por empezar en lo pequeño, un pequeño espacio alrededor de nuestra cápsula de salvamento, y permitirnos ir a más a medida que vamos progresando y consiguiendo craftear un número verdaderamente copioso de herramientas, medios de transporte, y construcciones hasta poder cubrir una superficie amplia que poder verdaderamente explorar. A lo largo de esta reseña exploraremos los puntos fuertes y no tan fuertes, de un título notable que ha conseguido hacerme abrir los ojos de puro asombro en más de una ocasión.

Apartado Técnico

Subnautica es ante todo un juego hermoso, sorprendente, salvaje. e incluso impredecible. Las profundidades marinas esconden secretos y criaturas terribles y pavorosas, dando lugar a momentos hermosos y rayanos en el terror a la vez. Hemos de destacar también el mar, el agua, el medio en el que transcurrirá el 90% de nuestra partida está recreado con acierto y sorprendente fidelidad, logrando el que probablemente sea el segundo mejor mar visto en un videojuego, tras Sea of Thieves. Para colmo la belleza, y capacidad de generar sorpresa aumenta según conseguimos alejarnos más de nuestra cápsula de salvamento, encontrar islas, o meternos en las cavernas más recónditas, donde habitan bestias que nunca pudimos imaginar. Artísticamente brillante, Subnautica puede presumir también de rendir sin problemas al menos en una Xbox One X, aunque sin grandes alardes a nivel resolución o texturas. Solo algunas relentizaciones al salir y entrar en el agua, acompañadas de algunas texturas que cargan erráticamente aquí y allá, pueden empañar un poco la experiencia.

El sonido en un juego que pretende recrear la experiencia de bucear por un mundo desconocido e indómito es, por definición, un punto clave y Subnautica consigue estar a la altura. No solo con un diseño de sonido espléndido que ayuda a aumentar la sensación de haber naufragado en un planeta nuevo y misterioso, sino también con unas melodías estupendas que añaden dinamismo a los momentos de acción y descubrimiento, y que están usadas y scriptadas de forma muy inteligente.

      

La inteligencia es sin duda el adjetivo que con más acierto se puede usar con Subnautica, también a nivel técnico artístico. Si nos empezamos a fijar con detalle en modelados y texturas, descubriremos que estamos ante un juego modesto o incluso pobre, y sin embargo la estética manufacturada por sus creadores eclipsa cualquier flaqueza gráfica. El juego, que permaneció durante mucho  tiempo en Game Preview ha demostrado que un equipo modesto también puede recrear un mundo exuberante y enorme, que podría competir con el de títulos de presupuesto mucho más abultado.


Jugabilidad

A nivel jugable Subnautica no inventa nada en el género, pero sí que cumple con solvencia lo que se espera de un título como este, y además aporta ciertos detalles de brillantez que hacen que nuestras partidas parezcan tener cierta solidez narrativa, a pesar de que la narrativa es absolutamente emergente, y el mundo en el que jugamos esté creado de forma procedural. El objetivo principal es claro, una vez caemos con nuestra cápsula en tierra extraña deberemos empezar a recolectar recursos de todo tipo, para construir nuestras herramientas más básicas, y proseguir nuestra exploración. Todo en el planeta es susceptible de ser transformado en recursos. La fauna y la flora pueden ser comestibles, pero también servir para construir materiales, purificar agua, o incluso llevar a la superficie objetos hundidos. Por supuesto los minerales servirán para construir herramientas, e incluso microprocesadores, pero también seremos capaces de recuperar recursos e incluso diseños de nuesvas herramientas de los alrededores de nuestra nave de origen, estrellada en el oceano o de otras cápsulas abandonadas por sus ocupantes y que deberemos encontrar.


La profusión y variedad de herramientas, animales, minerales, y plantas del oceano es sin duda uno de los puntos fuertes del juego. Tantos son los posibles útiles que podremos craftear, que dos jugadores podrán encontrarse con partidas totalmente diferentes marcadas por el uso o no de algunas de estas herramientas, que pueden ser vitales o totalmente innecesarias dependiendo de nuestra forma de jugar, o de los alrededores de nuestra cápsula de salvamento. Por ejemplo una bombona de oxígeno de mayor capacidad será mucho más importante si en nuestra partida los corales generadores que puedan generar bajo el agua el gas de la vida.

Todo este loop consistente en la captación de recursos y nuevos diseños para ir completando nuestro inventario, y poder desplazarnos cada vez más lejos y con mayor facilidad, se verá salpicada de mensajes a la radio (una vez reparada), ciertamente bien escritos y actuados, que añadirán la necesaria sal a dichas mecánicas, que pueden resultar algo insípidas para algunos. Subnautica es por tanto un juego inteligente, notable, donde se nota que se ha puesto muchísimo trabajo, pero que tiene que recurrir a su estupenda recreación del mundo submarino para maquillar que no aporta demasiado al género de supervivencia.


Duración

Subnautica es un título largo, en pocas palabras es casi tan extenso como tú lo quieras vivir, puesto que siempre habrá criaturas con las que no te hayas cruzado, cavernas abisales, o islas que poder encontrar en sus aguas. La cantidad de posibilidades en cuanto a crafteo y creación de espacios es enorme, y por si esto fuera poco al ser un mundo creado de forma procedural puedes borrar tu partida y empezar de nuevo en un entorno complétamente nuevo. No es nada que no ofrezcan títulos como No Man’s Sky, pero ciertamente en el caso de Subnautica la duración, y sobre todo la curva de dificultad y progreso están medidas con gusto.

Es cierto que no tiene posibilidades multijugador, y que aunque sea posible recrear un mundo nuevo que puede dar lugar a partidas diferentes es cierto que la rejugabilidad del título se resiente un tanto por lo cuesta arriba que puede hacérsenos la perspectiva de comenzar desde cero sin tener ni la más básica de las herramientas que con tanto esfuerzo hemos creado. Lo cierto es que existen jugadores entre los que me encuentro a los que dicha idea les parece incluso atractiva, así que si eres un enamorado del género, esto es en realidad un aliciente.


Conclusión

Juego hermoso e indómito, repleto de secretos, y con enormes posibilidades de crafteo y progreso, Subnautica tiene además una banda sonora y un diseño de sonido que son un auténtico escándalo. La cosa no acaba ahí, y el juego no renuncia a contar con elementos narrativos que si bien están en un segundo plano, son también de una notable calidad. No todo es perfecto, y la sensación que tenemos de estar jugando a un Don’t Starve/The Long Dark/No man’s Sky subacuático estarán ahí durante toda nuestra partida. Subnautica no va a ser un revulsivo para el género, aunque sí un alumno aventajado de juevos que han llegado antes.

Si eres un enamorado del mar, o por el contrario te parece un lugar extraño y pavoroso, creo que deberías probar Subnautica y aunque dependiendo del jugador este proporcionará una experiencia bien diferente, estamos ante un exponente solidísimo entre los títulos de supervivencia aparecidos en los últimos años. Por supuesto si disfrutas siendo una pequeña hormiga obrera, recolectando recursos y transformando un mundo nuevo a tu alrededor estarás ante un juego absolutamente imprescindible para ti, con muchos más claros que oscuros.

*Agradecemos a Degica Games habernos facilitado el material para realizar este análisis.

8.2
Muy bueno

Lo Mejor

  • Te sumerge en un mundo precioso
  • Sonoramente impecable
  • No renuncia a una narrativa interesante

Lo Peor

  • Algunos problemas técnicos puntuales
  • Peca de cierto defecto de ambición
8.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8 Duración
Alberto

Seguero (muy) resentido, Xbot desde 2007.

Análisis de Subnautica

por Alberto tiempo de lectura: 6 min
0