Análisis de Project Warlock



Durante la década de los 90, había un género de videojuegos que destacaba por encima de los demás gracias a títulos de gran calibre como Hexen, Wolfenstein o el mismísimo DOOM. Estos FPS eran sin duda alguna los reyes en su época gracias a su gran frenetismo; juegos en los que debíamos movernos de manera constante y disparar sin parar siquiera a pestañear para tratar de acabar con la gran cantidad de enemigos que se abalanzaban hacia nosotros.

A día de hoy, no sería exagerado decir que DOOM Eternal ha logrado convertirse en la máxima expresión de la evolución de estos FPS. Sin embargo, aún quedan muchos enamorados de la aquella jugabilidad clásica, como son el equipo de Buckshot Software, estudio encargado de traernos Project Warlock esta pequeña joya que hará las maravillas de los aficionados del género.


  Síguenos en Google News


Apartado técnico

En este apartado es dónde más claramente podemos ver el cariño y la atención al detalle dedicada por el equipo de Buckshot Software, ya que probablemente nos encontremos ante uno de los mejores trabajos de píxel art que he visto nunca, creando una gran variedad de escenarios increíblemente detallados y coloridos que no sumergirán de lleno en el juego.

En el caso de las armas que encontremos, los viales de salud y mana y, por supuesto, los enemigos, son todo sprites planos, siguiendo la tradición de los juegos en los que se inspira, pero con un nivel de animación realmente espectacular que dejará totalmente boquiabiertos a los fans de este tipo de juegos. Además, si lo que queremos es sentir que realmente estamos jugando a un título de los 90, contaremos con diferentes opciones de configuración gráfica que nos permiten, por ejemplo, simular que estamos jugando en un monitor de tubo.

En cuánto a la banda sonora, si bien queda muy lejos de ser tan espectacular como las BSO de DOOM, cumple perfectamente su función en los momentos de más tensiones gracias a la combinación de sonidos más retro con sonidos más actuales, dando como resultado una banda sonora más que aceptable que junto con el gran diseño de escenarios, nos sumergirá de lleno en la frenética acción de Project Warlock.


Jugabilidad

En Project Warlock nos pondremos en la piel de un hechicero sin nombre con el objetivo de librar al mundo de los terribles seres que están causando el terror. Para ello, deberemos viajar a través de diferentes épocas erradicando el mal en cada una de ellas, hasta adentrarnos en el mismísimo averno para plantar cara a la personificación del mal, Satanás. En nuestro camino para al infierno, visitaremos castillos medievales, el antiguo Egipto, ciudades industrializadas e incluso una base en la Antártida que nos recordará en gran manera a The Thing.

Recomendado:  Análisis de eFootball PES 2021: Season Update

Como hilo argumental no es ni mucho menos novedoso u original, sin embargo, en este tipo de juegos la historia es totalmente secundaria, ya que lo verdaderamente importante en estos juegos es la acción, y Project Warlock es pura acción y adrenalina a raudales, ya que la premisa principal del juego es acabar con todo aquello que se mueva, ya sea usando armas de fuego como pistolas, escopetas, lanzacohetes o la muy querida “minigun”; o usando los múltiples hechizos que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego.

El título cuenta con algunos elementos RPG bastante toscos y, en mi opinión, no del todo bien implementados. A medida que vayamos avanzando y descubriendo los secretos del juego, podremos mejorar nuestras armas y hechizos en nuestro refugio; sin embargo, los puntos necesarios para aumentar el poder de nuestras armas de fuego o desbloquear nuevos hechizos son los mismos, por lo que el juego te obliga a elegir un camino, el camino de las armas o el camino de la magia.

Esto sería un punto a favor para Project Warlock si los hechizos y las armas estuvieran compensados, pero no es así; las armas de fuego son mucho más poderosas y variadas que los hechizos, por lo que es prácticamente seguro que todos los jugadores decidan mejorar las armas antes que los hechizos, ya que estos son escasos en comparación con las armas y mucho menos devastadores (con alguna excepción en los niveles más altos como el hechizo que lanza dinamita).

La historia de Project Warlock está dividida en un total de 5 capítulos que se dividen en una gran cantidad de niveles (encontraremos mas de 60 niveles a lo largo del juego). Estos niveles son muy cortos, tardaremos unos 5 minutos como mucho en superar cada uno de ellos, algo que se agradece al tener en cuenta que no encontraremos puntos de control ni de guardado, si no que cada nivel que superemos funcionará como punto de control siempre y cuándo tengamos vidas suficientes, ya qué si nos quedamos vidas, deberemos empezar nuestra aventura desde el principio.

Recomendado:  Análisis de Watch Dogs Legion

El juego cuenta únicamente con tres modos de dificultad: el modo fácil, en el que contaremos con vidas infinitas y al morir reapareceremos en el mismo nivel; el modo normal, dónde contaremos con un total de 3 vidas para superar todo el juego (podremos aumentar nuestras vidas si buscamos tesoros y secretos); y el modo difícil, modo que prácticamente roza lo absurdo por su nivel de dificultad, ya que además de que los enemigos verán todos sus atributos multiplicados por dos, nosotros contaremos con una única vida para completar los más de 60 niveles del juego, un desafío únicamente al alcance de los más veteranos del género.


Duración

Si decidimos jugar el juego en la mínima dificultad y convertir Project Warlock en poco más que un paseo para disfrutar de su gran apartado gráfico mientras hacemos estallar todo tipo de seres horripilantes con nuestra escopeta de doble cañón, completar el juego no nos llevará más de 6 horas.

 En cambio, si nos decantamos por los otros dos niveles de dificultad para así disfrutar de la verdadera experiencia que quieren ofrecer Buckshot Software, la duración del juego dependerá puramente de nuestra habilidad a los manos, ya que como hemos mencionado anteriormente, en Project Warlock la muerte es permanente, por lo que deberemos empezar de cero nuestro viaje cada vez que muramos, algo realmente molesto sobre todo en los últimos niveles.


Conclusión

Sin duda alguna Project Warlock es un juego extremadamente recomendable, ya no solo para todos aquéllos fans de los juegos retro y los FPS de los 90, sino también para todos aquéllos que buscan un juego simple pero realmente divertido y frenético en el que disparar, descuartizar y hacer estallar a cientos de enemigos a un ritmo realmente trepidante.

Una de las pocas pegas que le pondría a esta pequeña joya es su escasa rejugabilidad una vez completado el título, y la ausencia de algún modo multijugador, ya que poder disfrutar de este juego de manera cooperativa tiene que ser una auténtica delicia.

Podréis encontrar Project Warlock a un precio de 14,99€ en la Microsoft Store.

**Gracias a Crunching Koalas por el material para realizar la review. 

8

Lo Mejor

  • -Acción Frenética
  • -Gran apartado gráfico
  • -Gran variedad de armas

Lo Peor

  • -Poca rejugabilidad
  • -Sin ningún modo multijugador
  • -Menús un poco toscos
8.5 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
7 Duración
Facebook Twitter E-mail
ABreaker1477

Spartan frustrado y fiel servidor de YorHa que, cuando no está trabajando, está escribiendo o retransmitiendo en Twitch.

Deja una respuesta