Análisis de Project Cars 2

Quizá sólo con nombrar el título Project Cars a la mayoría de los usuarios se le vendrá a la mente aquel título que tuvo, no sólo uno ni dos, sino tres aplazamientos en su fecha de lanzamiento: 21 de noviembre, 20 de marzo y 2 de abril, antes de su fecha definitiva en mayo de 2015, y que causó frustración para aquellos que estaban ansiosos de echarle el guante y que tenían su pre-compra ya hecha. La compañía responsable del título, Slightly Mad Studiosjustificaba esta dilación alegando que estaban realizando algunos últimos retoques al título y así poder lanzar un simulador de carreras digno para los más exigentes. Aun así, ya surgían especulaciones de que el juego quizá no estaba preparado para la actual generación, que no iba a estar bien terminado o que estaría lleno de fallos y problemas ademas, a ese ritmo, poder llegar a coincidir con Forza 6.

Sin embargo, la espera valió la pena ya que la aceptación de este simulador fue total, tanto que llegó a ser un éxito de ventas. Un juego cuidado en todos y cada uno de sus detalles y con una cercanía a la realidad asombrosa como, por ejemplo Assetto Corsa o iRacing. Aun así, algo que sí se escuchó mucho es que solamente tenía 65 coches disponibles cuando en el resto de sus competidores se podían ver desde 200 hasta más de 1000 con todas sus variantes. Pero esta carencia de vehículos estaba justificada porque cada uno de ellos estaba excelentemente recreado, hasta en cada una de sus tuercas y tornillos tal y como son en la realidad, tanto en su aspecto visual como en cualquiera de los sonidos que caracteriza a cada vehículo: sonido y comportamiento. Cabe destacar que Project Cars, en su versión GOTY, que vio la luz un año después, sumó a su lista 50 vehículos más, así como otros circuitos y algunas mejoras adicionales.

Project Cars 2

Ahora, dos años después de su predecesor, Slightly Mad Studios presenta su nuevo título Project Cars 2, en el que el estudio ha hecho un trabajo impecable para crear una verdadera obra de arte cuyo propósito es convertirlo en un ambicioso simulador de conducción y deleitar a los entusiastas del automovilismo abarcando casi todo lo que se le debe pedir a un juego de carreras hoy en día. En esta nueva entrega, Project Cars 2 duplica la cantidad de coches con respecto al anterior, casi 200 vehículos, haciendo especial mención a que se incluyen nuevas licencias de fabricantes que se echaban de menos en el anterior juego, como es la más que conocida marca FerrariLamborghini y Porsche entre otros más. Además de esto, tendremos a nuestra disposición 20 nuevos circuitos más a estrenar, que supondrán un total de 60 trazados hasta con 139 variaciones diferentes recreados a la perfección tal y como son en la realidad.

Pero un buen simulador no se caracteriza principalmente por todo el contenido que pueda ofrecernos, sino por la calidad y jugabilidad que nos proponga, así como que venga acompañado de un buen apartado técnico y sistema de físicas y os aseguramos que Project Cars 2 está muy a la altura en todo eso, y os lo describiremos a continuación.
Apartado Técnico
Project Cars 2 no es un simple juego de coches, sino que estamos hablando de que se trata de un simulador de carreras que debe tener unas características mínimas para estar a la altura, apto para los más exigentes y, como no, para tacharlo como simulador definitivo, que es lo que pretende Slightly Mad Studios.

Gráficamente es sublime y no solo por los excelentes cambios meteorológicos - ¡Comparte!    

Empezando por el apartado gráfico, tenemos que decir que Project Cars 2 ha sido desarrollado con el motor gráfico Madness, desarrollado por Slightly Mad Studios, y podemos ver que el trabajo final es sublime en todos sus sentidos. Como hemos dicho, Project Cars, hasta ahora ha incluido menos cantidad de vehículos que otros títulos y esto se debe a que la compañía responsable del título ha dedicado más tiempo y esfuerzo a las recreaciones de cada uno de ellos con un nivel de perfección y profesionalidad brutal y, como se dice, más vale calidad que cantidad. El acabado de cada vehículo es impecable, tanto en la parte exterior como en la interior, tanto que hasta han cuidado en detalles con los efectos de vibración así como el que tienen las antenas durante el movimiento de los coches, son sorprendentes. Además, se ha tenido especial cuidado con la parte interior de cada vehículo, en los que podemos ver recreado hasta el más mínimo detalle.

De igual forma que con los vehículos, el diseño de las pistas ha sido estudiado minuciosamente realizado siendo tan reales como las existentes en el mundo. Las nuevas pistas tienen un carácter más actual, observando asfaltos lisos en los circuitos cerrados y otros, como los de ciudad, llenos de baches. Pequeños detalles que van sumando calidad. Sin embargo, hay cosas que no puede pasar desapercibidas como, por ejemplo, en los circuitos ovales de Nascar se observa que hay un muro que separa la calle de boxes del propio circuito, cosa que en la realidad no es así. Quizá se deba para evitar algún error o comportamiento de la IA cuando está cerca de la zona. A diferencia de otros títulos, en los que cada circuito está diseñado para un determinado clima y momento del día, Project Cars 2 puede presumir de que cualquier circuito puede jugarse en diferentes momentos del día y cualquier tipo de estado climático, 17 diferentes, que no son pocos. Simplemente impresionante.

Project Cars 2

Hay que añadir que el sistema de físicas de Project Cars 2 ha sufrido muchísimas y grandes mejoras. En el anterior título de Slightly Mad Studios los coches tenían un comportamiento similar sobre la pista, cada vehículo tenía un manejo característico en función de sus prestaciones: peso, potencia, tracción, etc. Sin embargo, en Project Cars 2 los coches se diferencian entre sí, además de las prestaciones y características de cada uno, por el modelo y configuración de neumático, algunos con un poco de más elasticidad que otros en su banda lateral. Es decir, que hay coches que van mucho mejor que otros, por ejemplo los coches deportivos modernos, como por ejemplo el GT o prototipos, cuentan con un modelo de neumático que permiten un buen agarre que en los clásicos.

Se tenía entendido que la IA iba a sufrir un gran cambio y actualización para ser mejorada en todos los aspectos, sin embargo no se ha observado mucho cambio. La dificultad de la IA varía muchísimo entre coches así que debéis estar preparado ya que Project Cars 2 será un gran desafío. Hay que decir que la IA o es muy agresiva o no nos tiene en cuenta que también estamos corriendo junto a ellos, ya que muchas veces si tiene que dar una curva con una trayectoria ya definida la seguirá hasta la muerte, independientemente de si estamos en su camino o no.

Slightly Mad Studios prometió hace tiempo que su sistema de climatología iba a ser único en el género, y más o menos lo ha conseguido. En Project Cars 2 han realizado un gran trabajo en este aspecto, que también es para quitarse el sombrero y hace un gran aporte para que la sensación de conducción se hace aún más creíble. El apartado meteorológico del título es totalmente dinámico y, como es de imaginar, cada estado distinto afecta a nuestra conducción. Se ha actualizado la tecnología de Project Cars 2 con la última versión de LiveTrack 3.0, un sistema que hace que el circuito responda de distinta manera en función del clima, hora del día y por donde pasen los vehículos. Por ejemplo, cuando llueve se generarán charcos de agua en el circuito gracias a los nuevos fluidos dinámicos que se han sumado, asegurando que los charcos se generarán en los mismos sitios que en la vida real porque el agua caerá y será absorbida por la pista.

O, por el contrario, también podrá rebosar y saturar la pista haciendo cambiar tu estrategia y forma de conducir. Esto quiere decir que, al contrario que en otros juegos que cuando llueve ya te obliga prácticamente a ir a boxes porque nuestro vehículo se desliza fácilmente, podemos apurar unas cuantas vueltas evitando deslizarte dejando que el calor de la pista y las ruedas evaporen esa humedad. Pero en poco tiempo empezaremos a resbalar, y ya sería hora de cambiar las ruedas.

Se consolida definitivamente una nueva IP de conducción - ¡Comparte!    

Hay momentos en los que la pista, coche, momento del día y condición climática se unen para hacer que el juego se vea bien, realmente bien. Las condiciones climatológicas están bien hechas y las cámaras bien posicionadas en las repeticiones. Sin embargo, el sonido reproducido desde las mismas no es muy real que digamos. Cuando estamos en una repetición de carrera, independientemente de dónde esté situada la cámara que muestra la imagen, el sonido de nuestro coche, o de los golpes, suena muy por lo alto de cualquier otro de la carrera y le quita un poco de credibilidad.

Project Cars 2

El apartado sonoro es realmente bueno, las recreaciones del sonido de los motores son magníficas. Incluso podrás escuchar a la perfección ese sonido mecánico que tiene un cambio de marchas, suave y lento típico de los coches clásicos, o fuerte y sonido seco de los coches de carreras. Aunque el apartado sonoro es extraordinario hay algunos aspectos que no pueden ser omitidos en este análisis. Por ejemplo, el chillido de las ruedas en los derrapes son demasiado agudos y con toque de sonido electrónico, aún le falta bastante por depurar en este tema.

O, por ejemplo, el sonido de los choques son muy violentos, escuchando incluso el sonido de cristales rotos en los coches Indy cuando esta categoría carece de ellos, pequeños detalles que, al contrario que en el apartado gráfico, resta veracidad al título. Por otro lado, el volumen de la voz del ingeniero es tapado por el resto de sonidos del juego, aunque para muchos no será un problema puesto que el título viene doblado al inglés en sus comentarios. Aun así, lo tenemos subtitulado, pero en mitad de la carrera os aseguramos que no habrá tiempo de leer nada. Aun así, os aconsejamos jugar a Project Cars 2 con auriculares para disfrutar de esta joya en su máximo esplendor, porque a aquellos amantes de los coches se les pondrá el vello de punta al escuchar el rugir de los motores.

En cuanto a la parada en boxes, debemos indicar que sí, ha mejorado respecto a la anterior entrega. En Project Cars cuando entrábamos en boxes el juego tomaba el control total del vehículo, y cuando decimos total es de TODO, sin posibilidad si quiera de poder girar la cámara y poder mirar a nuestro alrededor. Se hizo así para poder ver sólo a un técnico, el que teníamos en frente, porque el resto no existía. En esta nueva entrega se ha desarrollado a todo el equipo de ingenieros, tanto el que levanta el coche, el encargado del repostaje y los necesarios para el cambio de ruedas.

Hasta ahí bien, pero algo que no nos ha gustado es que si tu coche está dañado el sistema va rellenando una barrita de reparación, pero los técnicos no hacen nada ni cambian pieza alguna, están ahí mirándose unos a otros porque esa animación de reparación no ha sido implementada en Project Cars 2. La verdad estar de 10 a 15 segundo, en función de la reparación, viendo esto estresa un pocoAlguna rara vez nos hemos topado con algo raro en el juego o un fallo leve, pero lo último que nos pasó, y hablando del tema, es que entramos demasiado rápido en la calle de boxes y nuestro coche giró. Al entrar en modo automático el sistema intenta colocar al coche pero entró en un bucle infinito que nos obligó a abandonar la carrera. Un fallo garrafal que te puede hacer perder puntos o estropearte una carrera en la que tengas una buena posición. He aquí la prueba.

Vemos conveniente indicar también las perspectivas desde las que podemos jugar. Tenemos las habituales: sobre el capó, en el parachoques delantero, la externa y la interior entre otras, pero la que nos ha sorprendido es una de las interiores. Está la que ya conocemos, desde el punto de vista del conductor, pero tenemos otra que va más allá, y es desde los ojos del piloto. Es decir, podemos ver un poco de la parte interior del casco, como si lo llevásemos puesto. ¿y qué es lo que cambia? A diferencia del resto de cámaras, desde ésta que estamos comentando podemos sentir o ver lo mismo que haría el piloto, es decir, cuanta más velocidad llevamos en un coche, nuestro punto de vista se va cerrando para estar más pendiente del centro del campo de visión, que está sobre la carretera.

Y el resto, como puede ser el cuenta kilómetros, interior del coche y lo que nos rodea, quedará más borroso, lo cual da una sensación de realismo impresionante. Además, también podremos ver los reflejos que se verían sobre la visera de nuestro casco del terreno que nos rodea e, incluso, los rayos de sol y luz que inciden entre las ramas de los árboles hasta nuestro parabrisas y cómo puede llegar a iluminar nuestra visera momentáneamente. Esta perspectiva es algo que tendréis que probar para entender exactamente de lo que estamos hablando.

Project Cars 2

El sistema de daños del juego funciona es genial y funciona muy bien la mayoría de las veces. Como en el resto del título, está cuidado en este aspecto, nuestro coche se verá dañado estéticamente por casi cualquier sitio por el que hayamos recibido un golpe y, no sólo eso, sino que, por ejemplo, si nos dan un golpe en la rueda puede que estéticamente no se vea nada, pero puede dañar partes internas del vehículo, como puede ser la dirección o la suspensión. Muchas veces podemos observar cómo algunos coches de la IA se arreglan automáticamente o que le falta el alerón delantero y va por ahí corriendo como si nada. Y algo muy importante, corriendo en la Nascar, por ejemplo, si sufrimos un golpe vemos cómo nuestro parabrisas se daña y resquebraja a consecuencia del impacto. Esto no es del todo correcto puesto que los coches de esta categoría no tienen el parabrisas de cristal, sino que es completamente de plástico. Otra cosa más que no coincide con la realidad.

En general, el apartado técnico de Project Cars 2 tiene un acabado realmente brillante.
Jugabilidad
Project Cars 2 se presenta esta vez con un menú dispuesto en un desplazamiento horizontal, con una estructura dividida en 6 secciones, mucho más sencillo y vistoso que en su anterior entrega, en el que nos podremos desplazar por él haciendo uso de los gatillos de nuestro mando, así como con el uso de los botones LB y RB, del mismo modo que haríamos en nuestro home de nuestra consola.

En estas 6 secciones podemos posicionarnos en los distintos modos de juego, opciones y reglajes que tenemos a nuestra disposición. Entre ellos podemos encontrar el modo Trayectoria, Partida Rápida, Comunidad, Mi Perfil, Opciones y Extras. Evidentemente, y os lo recomendamos desde ya y antes de ir corriendo a echar nuestra primera carrera, es irnos a las opciones para ajustar todas las configuraciones del juego y, como no, ajustar todos los reglajes generales para ajustar todo lo máximo posible a nuestro modo de juego, porque os hará falta.

Project Cars 2

No queremos ser pesados y repetir de nuevo que estamos ante un juego que es un simulador de carreras. Esto quiere decir que, como ocurre en otros juegos tipo arcade, es habitual llegar y pulsar a tome el botón RT (o pedal de acelerador) para coger la máxima velocidad y pisar a fondo el freno justo antes de llegar a una curva para tomarla perfectamente, pero en este juego, al menos al principio y hasta que esté correctamente configurado, es un error. Hay que vigilar bastante la presión con la que se pulsa cada gatillo porque esa presión es la que hará nuestro piloto sobre los pedales como en la vida misma, es decir, que no es lo mismo frenar de manera progresiva que pisar con toda nuestra fuerza el freno, o acelerador. Así que es importante que os toméis vuestro tiempo, donde se podrá configurar la presión de pedales y sensibilidad de dirección, ajustarlo todo porque el menú de configuración es muy extenso a la par que necesario, y todas y cada una de las configuraciones que cambiemos se sentirán cuando volvamos a la pista. Cabe desatacar que cada ajuste de este menú viene con una breve explicación de lo que sirve.

Para la primera entrega de Project Cars los desarrolladores iban a sacarle el máximo partido al mando de Xbox One haciendo uso del impulso con los que cuentan los gatillos de nuestro controlador, pero al final no llegaron a implementarlo por algún motivo. Cabía la esperanza de que se hiciese para este segundo título, pero por desgracia tampoco se ha hecho. Aun así, el desarrollo que Slightly Mad Studios ha hecho es impresionante. El mando transmite la sensación necesaria para detectar si nuestro vehículo va forzado en una curva, si los neumáticos pierden adherencia entre otros. En general, el control de nuestro vehículo con el controlador de Xbox One es sublime.

Para Project Cars 2, o bien para todos los simuladores, siempre es recomendable jugar con un kit de volante y pedales para disfrutar de una mayor sensación de conducción y para tener un mejor control de todo lo conlleva pilotar un coche de carreras. En nuestro caso hemos jugado tanto el mando inalámbrico de Xbox One como con volante, en concreto un Thrustmaster Ferrari 458 Spider Racing Wheel. Además, si nuestro volante tiene Force Feedback podremos configurarlo a nuestro gusto gracias a una configuración más profunda que en el anterior Project Cars.

Project Cars 2

Entre los modos de juego disponibles tenemos el modo Trayectoria, en él tendremos que crear a nuestro piloto indicando nombre, apellido, iniciales y nacionalidad. En este modo, de un sólo jugador, tendremos que ir haciendo competiciones en las que tendremos que conseguir trofeos y medallas, así como obtener la máxima puntuación en la clasificación ganando puntos, como no, en función de la posición que vayamos obteniendo en cada carrera. Al inicio de este modo tendremos que elegir una disciplina de las 3 disponibles que tenemos al inicio, entre las que podemos encontrar la de los karts, y firmar el contrato correspondiente y abrirnos paso en nuestro camino hasta el triunfo y, poco a poco, ir desbloqueando más disciplinas que nos conducirán hasta lo más alto.

Cabe destacar que en cada categoría que juguemos los reglajes de los vehículos serán distintos. Podemos ajustarlos a nuestro antojo, pero esto evidentemente nos tomará nuestro tiempo. Eso sí, aquí un apasionado o un entendido en la mecánica disfrutará de la cantidad de cosas que se pueden ajustar, es todo muy técnico. Sin embargo, para los que no entiendan tanto y a modo de ayuda, tenemos a nuestra disposición un ingeniero que hará los ajustes necesarios en función de nuestras observaciones o feedback que le hagamos. Los cambios que realiza no son demasiados, pero nos ayudará en nuestra conducción. Aun así, te enseñará algo nuevo porque te explicará qué cambios ha realizado en el vehículo y para qué sirven.

A lo largo de tu avance en el modo trayectoria en Project Cars 2 empezaremos a ganar afinidad con 14 de las marcas más talentosas dentro del mundo del automovilismo. Cuanto más corramos con un coche de una determinada marca más afinidad ganaremos con ella y, cuando tengamos la suficiente, tomaremos parte en un Evento de Fabricante donde tendrás que demostrar todo lo que vales para ser el piloto representante de esa marca y tomar parte en competiciones de esa marca y desbloquear coches exclusivos.

Además de esto, en nuestra trayectoria podemos desbloquear una serie de Eventos Especiales en los que participar a través de una invitación, esto lo podemos hacer cuando queramos. Son eventos de una amplia variedad de categorías y vehículos disponibles en Project Cars 2 que nos pondrán a prueba y, si salimos victoriosos, conseguiremos puntuación y más trofeos.

Si por el contrario no nos apetece jugar el modo historia del juego, podemos hacer uso del sistema de Partida Rápida, un modo de juego offline en el que podremos configurar una carrera a nuestro antojo. La cantidad de posibilidades son inmensas, podemos establecer con qué tipo de vehículos correr, época del año, hora, condiciones climatológicas, tipo de salida, etc. En cuanto a las condiciones climatológicas, configurarlo es muy sencillo. Puedes establecer varios slots con diversos cambios climáticos con los que definiremos los mismos que tendrán lugar en la actual carrera, y pueden ir rotando con el transcurso de la carrera o bien a una velocidad definida. La verdad es que es una verdadera gozada ver la transición entre los mismos o incluso conducir de noche, viendo cómo funciona el comportamiento de las luces e intuyendo la curva que viene en función de las luces del coche que nos precede.

Project Cars 2

Entre las categorías disponibles debemos destacar la de Rally Cross, que debuta en Project Cars 2 y se trata de carreras en circuito mixtas, incluyendo 6 coches distintos. Cabe destacar que en esta categoría la IA nos ha parecido más difícil que en otras disciplinas del título. La idea es buena y puede servir como base para futuras entregas en las que podamos encontrarlo mejorado. Quizá es por la novedad o que tengan que pulirlo un poco más, pero los vehículos se deslizan mucho más que en otros títulos del género, pero no es muy difícil pillarle la mecánica y con sólo un juego de acelerador y controlando cómo de fuerte entres en las curvas puede llegar a ser bastante divertido.

Por otro lado, también está disponible el clásico Modo Contrarreloj y Evento Privado. En el modo contrarreloj configuraremos una pista a nuestro antojo y elegiremos el coche que queramos para practicar y mejorar en todo lo posible nuestra mejor marca registrada. En cuanto al Evento Privado, configuraremos una sesión completa: prácticas, clasificación y carrera, como en campeonato, para hacer todas las pruebas y practicar lo que queramos sin presión alguna.

Pero quizá la mayor parte de su jugabilidad reside en el modo online. Aquí nos encontraremos con un auténtico desafío jugando con todo tipo de adversarios a cada cual más profesional. Todo un reto para los más exigentes y competitivos. El modo online tiene una limitación de un máximo de 16 corredores simultáneos en consola, cifra estipulada por los desarrolladores para ofrecer un juego fluido. Además, como novedad en Project Cars 2, podemos configurar Campeonatos online, algo que los usuarios del anterior título pedían a gritos y sus plegarias han sido escuchadas. El modo Campeonato online permite configurar una serie de carreras secuenciales, cada una con su configuración individual (duración, tiempo, condiciones). Todo un reto donde tendremos que poner toda la carne en el asador para marcar unos buenos tiempos.
Duración
Simplemente teniendo en cuenta el modo Trayectoria, podemos asegurar un gran puñado de horas de juego, sobretodo se hace muy dinámico y fluido por la cantidad de categorías que podemos encontrar en Project Cars 2, además de estar complementado por los Eventos Especiales y de Fabricante.

Aparte de esto, donde más tiempo podemos dedicarle es en el modo multijugador, sobretodo con el nuevo modo de juego Campeonato online. Es todo un desafío poder correr contra jugadores ya experimentados en el género. Pero quizá parecerá algo frustrante ya que hay alguno de ellos que dejan la competitividad a un lado para no jugar limpio. Se nos dará el caso de que estemos esperando el momento justo para dar una curva y el contrincante nos golpea por detrás para sacarnos de la pista usándonos también como freno, o incluso ponerse a nuestro lado para golpearnos y sacarnos de la carretera.

Project Cars 2 ofrece una cantidad de juegos, no muy numerosa pero sí adictivas y que supondrán todo un reto. Intentaremos siempre mejorar nuestro modo de conducción y batir cada vez mejores tiempos
Conclusión
Project Cars 2 es definitivamente el mejor juego de simulación que ha desarrollado hasta ahora Slightly Mad Studios, y que no tiene nada que envidiar a otros títulos del mismo género. Además, se ha superado a si mismo con el genial trabajo realizado de manera general, y sobretodo con su apartado meteorológico, más que impresionante. A lo que hay que añadir un apartado técnico excelente en casi todos sus sentidos.

En términos generales, Project Cars 2 cumple las expectativas esperadas y ofrecerá un gran reto para aquellos que buscan un juego desafiante. Además, marca un camino que deberán seguir el resto de sus competidores, al menos en lo que se refiere al ciclo entre el día y noche y el apartado climático gracias a su sistema LiveTrack 3.0, un verdadero goce. El manejo de los coches es fantástico, todos y cada uno de ellos se comportan de manera distinta según sus exclusivas características y, como hemos comentado, tipo de gomas equipadas.

Así que si sois unos amantes del género del automovilismo (entendemos que sí porque habéis llegado leyendo hasta aquí) no podéis dejar escapar esta joya de los simuladores de carreras. Podéis conseguirlo en la store oficial de Xbox por sólo 69.99€.

*Nota: Agradecemos a Bandai Namco por el código del juego para esta review.

9

Lo Mejor

  • Un apartado técnico sublime.
  • El apartado meteorológico es excepcional.
  • Un control y respuesta de vehículos muy real.
  • Nuevo modo Campeonato Online.

Lo Peor

  • La IA es algo molesta.
  • El control desde el mando tampoco es demasiado bueno.
  • No apto para jugadores casuales.
9 Apartado Técnico
9 Jugabilidad
9 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Rodrigo Vargas

Backend de Generación Xbox. Pasión por anime, manga y, como no videojuegos.

3 Comentarios
  1. Desirée Clary

    24 octubre, 2017 en 17:19

    Gran análisis Rodrigo, y pinta a juegazo. Su cruz es haber elegido tan mala fecha para su lanzamiento con Forza 7 a los pocos días, pero seguro que es una opción de conducción muy a tener en cuenta :)

     RESPONDER 
    0
  2. ajopedo

    24 octubre, 2017 en 21:20

    Sin haber probado este, la idea que me queda es que este sería mejor para jugar con volante y el Forza con mando…. Estoy muy equivocado?

     RESPONDER 
    0
  3. Rodrigo Vargas

    25 octubre, 2017 en 09:31

    Hola ajopedo!! Muy resumidamente podríamos decir que sí. Bien es cierto que se puede jugar a cualquier juego de conducción con mando o volante, éste siempre más recomendado. Pero en un simulador como es Project Cars 2 el control del vehículo será más profundo con un buen volante, y si tiene force feedback la experiencia será muy realista.

     RESPONDER 
    2+

Deja una respuesta

Análisis de Project Cars 2

por Rodrigo Vargas tiempo de lectura: 18 min
3