Análisis de Legendary Eleven: Epic Football

Legendary Eleven, desarrollado por el estudio patrio Eclipse Games, tiene como principal virtud retrotraernos a la época dorada de los juegos arcade de fútbol. En los años 80 y 90, títulos como Super Sidekicks, Tecmo World Cup 90 o NeoGeo Cup 98: The Road To Victory proliferaron en las salas recreativas, haciendo las delicias de los aficionados al deporte rey. Su auge fue en aumento y muchos de ellos acabaron teniendo su versión en consolas, además de florecer nuevas sagas, como International Super Star Soccer o el longevo FIFA.

Legendary Eleven trata de rescatar esas selecciones nacionales míticas de entre los años 70 y 90, con sus pantalones cortos, sus bigotes y los peinados de la época. ¿Estás preparado para volver a la época dorada del fútbol?


Apartado técnico

Gráficamente no podemos decir que Legendary Eleven dé la talla de los juegos de futbol actuales, pero al menos los chicos de Eclipse Games le han sabido dar un toque desenfadado, con los modelados cartoon de los jugadores y la estética de esos mundiales que tanto recordamos. ¿Alguien no recuerda el affair entre Michel y Valderrama, o las grandes estrellas como Baresi, Johan Cruyff o Maradona? Las animaciones son consistentes, pero bastante escasas en número. Hay pocos regates, situaciones en los que los pases y los centros acaban viéndose ortopédicos y los porteros a veces paran sin mover tan siquiera las manos.

La IA en los títulos deportivos siempre es de lo más importante en éste tipo de juegos, y en Legendary Eleven podemos estar tranquilos pese a que tiene sus defectos. En general consigue hacer del juego ágil y retador en su dificultad más alta. Los delanteros de nuestro equipo se desmarcan constantemente, haciendo que podamos jugar el fútbol directo típico de la época y el equipo rival tratará de presionarnos según vamos traspasando las líneas enemigas.

Legendary Eleven

También cabe destacar que Legendary Eleven cuenta con varios tipos de climas con sus respectivos aspectos del césped. Podremos jugar con lluvia, con el césped seco, o incluso con el terreno de juego nevado, algo que tendrá su incidencia, aunque simplemente testimonial en el juego.  En el campo, aparte de los jugadores, veremos al trío arbitral moviéndose con su habitual gracia y salero y los aficionados de los dos equipos teñirán de camisetas y bufandas del color de sus equipos el estadio. Como curiosidad las vallas publicitarias del campo tienen nombres de marcas comerciales con letras cambiadas.

Legendary Eleven

La música en el juego recoge de nuevo ese factor de nostalgia de los juegos arcade de la época. No logra desmarcarse del todo del tedio, y acaba siendo repetitiva, pero no es algo que se les pueda exigir siendo un juego de precio tan contenido. Los efectos de sonido no están aceptablemente implementados y tanto ellos, como la voz que presenta los partidos te hacen meterte de lleno en Legendary Eleven. Los textos los encontraremos en castellano, pero la voz estará en inglés.


Jugabilidad

Los controles, como en la mayoría de los juegos arcade a los que Legendary Eleven homenajea, son bastante sencillos e intuitivos. Cuando ataquemos tendremos pase raso, pase al hueco, regate y un disparo si estamos cerca de la portería, que se convierte en pase largo si estamos fuera de las inmediaciones del área rival. Si nos toca defender esos botones se convertirán en cambio de jugador, robar balón y segada. Si usamos el RT el jugador que controlamos hará un sprint y apretar el LT nos servirá para hacer paredes.

Legendary Eleven

La base para ir ganando partidos parte de una buena defensa. El timming para robar el balón será crucial en Legendary Eleven. Los delanteros pueden ser muy rápidos y escurridizos, por lo que tendrás que cruzarte con un defensor y darle al botón de robar la pelota en el momento justo. Si fallas o te regatea en ese preciso instante, debes tener bien colocado a otro defensor cercano o seguramente acabe en una oportunidad para el rival. El juego es tan directo que en dos o tres pases pueden hacerte una ocasión de gol. Esto hace que el juego se pueda convertir en un correcalles si no defiendes en orden tu portería.

Legendary Eleven

Una de las cosas que llama la atención cuando nos disponemos a jugar un encuentro es que se abre una pantalla donde nos dejarán elegir entre varias cartas. Estas cartas son ventajas que van ordenadas en 4 grupos, donde sólo podremos elegir una carta en cada grupo. El primer grupo es una habilidad innata para tu equipo, como entre otras, la auto carga de los súper tiros o que el árbitro haga la vista gorda en muchas faltas. Los otros tres grupos son ventajas destinadas a la defensa, los centrocampistas y delanteros.


Duración

El sistema de cartas en Legendary Eleven consigue que a medida que vayamos recopilando más cromos, ganando los torneos que nos propone el título, puedas variar las cartas de tu equipo para jugar de formas diferentes. Ya sea metiendo en tu equipo un jugador estrella, haciendo que las líneas de tu selección sean más rápidas o que se cansen menos para hacer mejor la presión entre muchas otras opciones.

Legendary Eleven

Los Torneos que disponemos no serán muchos (Copa de África, Europa, Asia, América y la Copa del Mundo.) y las opciones de configuración de los torneos serán escasas, pero al menos han añadido el modo de partidos legendarios. Donde afrontaremos retos cada vez más desafiantes, como dar la vuelta a un partido jugando sólo la segunda parte del mismo. Legendary Eleven nos ofrece varios modos de dificultad y podrá ser disfrutado a 2 jugadores en multijugador y de manera local.

Legendary Eleven

 


Conclusión

Recomendamos Legendary Eleven para jugadores sin grandes pretensiones, que sólo quieran disfrutar y rememorar tiempos pasados, donde los juegos arcade de fútbol eran unos de los reyes de las salas recreativas y la diversión era la parte esencial de cada título. Los jugadores que quieran retos desafiantes y busquen un simulador de fútbol lo más parecido posible al real no lo encontrarán aquí, en lugar de eso, hay diversión a la antigua usanza. A los amantes de Super Sidekicks les encantará.

*Gracias a Eclipse Games por habernos proporcionado el material para la review.

6.6
RECOMENDADO

Lo Mejor

  • Te zambulle en el futbol retro.
  • Meter Goles con el Super Tiro.
  • Jugar con un amigo.

Lo Peor

  • No hay tácticas de juego.
  • Algunas caídas de frame rate.
6.8 Apartado Técnico
6.8 Jugabilidad
6.3 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Gaizka

Jugón, youtuber, rolero, comiquero, cinéfilo empedernido, intento de actor de doblaje y "Billano".

Deja una respuesta

Análisis de Legendary Eleven: Epic Football

por Gaizka tiempo de lectura: 4 min
0