Análisis de Kingdom Come: Deliverance

Llegar y triunfar podría ser un resumen preciso de lo que ha sido el desembarco este mes de febrero de Kingdom Come: Deliverance. Dicho de está manera parece una tarea sencilla, pero la realidad es que el camino del desarrollo de el primer juego de Warhosuse Studios ha sido mucho más que eso. El estudio ha querido crear un RPG con un estilo propio y alejado de las decisiones más populares en los juegos actuales para dejar en cada centímetro del desarrollo del juego su seña de identidad. Lo cierto es que Kingdom Come: Deliverance no está exento de “pero” aunque en lineas generales estamos delante de una obra que esconde un equipo con mucho talento que ha intentado plasmar su idea a la hora de crear un RPG de mundo abierto que se saliera un poco de lo que ya hemos visto en esta y anteriores generaciones.

Con este análisis os queremos contar un poco nuestra experiencia en el mundo de Kingdom Come: Deliverance, pero realmente esto solamente sería un inicio, ya que el juego te atrapa en su enorme ambientación para que lo vivas y disfrutes de la manera que tu quieras.


Apartado Técnico
Uno de los puntos que más controversia han causado en el lanzamiento de Kingdom Come: Deliverance obedecen al apartado técnico del juego. Nosotros debemos incidir en que hemos jugado tanto en la versión de Xbox One estándar y en la de Xbox One X, con las actualizaciones correspondientes. El juego peca de los típicos problemas de los juegos de mundo abierto en los que la tasa de imágenes por segundo no se mantiene todo lo estable que debería, esto acompañado de objetos que aparecen delante de tus narices en algunas situaciones y algunas cargas de texturas tardías así como algunos fallos en el LOD. Dicho esto debemos remarcar que el juego mejora bastante en Xbox One X, aunque no consigue sobrepasar todos los problemas de está clase que mantiene el juego. Kingdom Come: Deliverance funciona bajo el CryEngine 3 y en algunas cosas destaca de manera apabullante, sobretodo en el uso de luces, sombras y distancia de dibujado que le permiten crear algunas estampas realmente espectaculares.

La vegetación es uno de los puntos fuertes del juego, ya que podremos recorrer bosques y zonas con bastante vegetación que crean una imagen preciosa y consigue obligarnos a seguir paseando para descubrir nuevos parajes y zonas nuevas. Todo este entorno preciosista acompañado de algunas ciudades (más bien algo vacías) bien diseñadas aunque sin demasiados alardes hacen que el juego en su computo general luzca francamente bien. Sus problemas vienen derivados de lo que comentado unas cuantas lineas más arribas, los problemas de optimización que tiene el juego. Estos problemas pueden ir desde alguna piedra invisible que no te deja pasar por una zona, alguna acción del mando que funciona con desfase y algunos problemas menores que ensombrecen el resultado final del juego.

Precisamente eso es de lo que más se han quejado los primeros compradores de Kingdom Come: Deliverance, ya que sin bien el juego no presenta ningún bug que te fastidie la partida y te obligue a empezar de nuevo, si tiene estás pequeñas taras que no hacen que el juego sea totalmente redondo. Las diferencias entre jugarlos en Xbox One y Xbox One X son notables a favor de la consola más potente de Microsoft, pero ni aun así, consigue que el juego se mueva con una suavidad perfecta a 30 imágenes por segundo. Todo lo que hemos comentado en este apartado es una mezcla de sensaciones de asombro y chasco, ya que en lineas generales Kingdom Come: Deliverante entra por los ojos y te sorprende, pero por otro lado le ves las costuras en el optimizado del juego, algo que seguramente pasados las semanas y meses del lanzamiento, Warhorse Studios siga actualizando el juego para mejorar los problemas que vayan surgiendo, el propio estudio parece totalmente involucrado en conseguir que el juego mejore con el paso de las actualizaciones, que por otra parte tampoco les podemos reprochar demasiado, es el primer juego de este estudio y la envergadura del título es brutal, así que en cierto modo se les debe “perdonar” algunos de estos problemas, pero no podemos dejar de destacar estos en nuestro análisis.

La ambientación de Kingdom Come: Deliverance te atrapará desde el primer minuto. - ¡Comparte!    

Jugabilidad
La venganza de Henry, nuestro protagonista, será la piedra angular del argumento de Kingdom Come: Deliverance. Jugando en primera persona, el juegos e desarrolla en la capital de Bohemia en 1403, siendo en sus inicios el hijo de un herrero del rey, deberás formarte a ti mismo después de un trágico incidente que modificará para siempre el futuro de nuestro protagonista. No nos gustaría entrar en demasiados detalles de la historia, ya que el juego tiene un comienzo realmente denso que te pondrá perfectamente en situación durante las primeras 10 horas de juego.

Está introducción te enseñará algunos de los controles básicos y a manejar los controles básicos del juego, pero no será hasta bastante más adelante cuando empezarás a disfrutar por completo Kingdom Come: Deliverance. Al contrario de otros juegos del género, en el juego de Warhorse no tendremos la libertad que esperamos desde el primer minuto, por lo que los primeros compases estarán plagados de escenas de vídeo que nos irán narrando los sucesos hasta el climax inicial del juego y su desenlace. Esto quiere decir que todos los elementos RPG del juego no los verás hasta bastante después, cuando podrás empezar a decidir porque tipo de personaje quieres que sea Henry en tu aventura, pero siempre manteniendo el peso del guión y argumento del juego. Como hemos dicho la vista con la que jugaremos será primera persona, al más puro estilo de otros conocidos de Bethesda como Fallout o Skyrim, aunque estos permitan jugar con otras vistas. La exploración y las conversaciones son dos de los puntos más a tener en cuenta de Kingdom Come: Deliverance, ya que son dos de los pilares que nos harán conocer toda la historia del juego, su lore y la precisión de las fechas exactas en la que suceden los acontecimientos. En ese punto estamos delante de un trabajo bestial, tanto en localizaciones como en personajes históricos y muchos detalles realmente sorprendentes que añaden al juego un componente de realismo que te atrapa.

Los escenarios son impresionantes y en muchas ocasiones nos dejarán impactados de su belleza. - ¡Comparte!    

El manejo de las espadas y el arco será algo fundamental para nuestra aventura, ya que con ellas ademas de combatir, podremos dedicarnos a la caza y competir en torneos de tiro con arco para ganar dinero. La realidad es que para comenzar a combatir tardaras un buen rato, porque la introducción de Kingdom Come: Deliverance es realmente extensa y hasta el momento que tienes libertad de poder tomar tus propias decisiones, habrá pasado una docena de horas. Una vez suelto en el mundo, tendrás que empezar a valerte por ti mismo y definir como quieres que Henry se vaya desarrollando. Cada vez que combatas o uses las armas, robes o montes a caballo irás obteniendo puntos de experiencia, para ir sumando niveles, al más puro estilo Oblivion, donde cada especialidad del personaje subirá de forma independiente y te irás haciendo mejor en una rama u otra dependiendo de lo que más ejercites. Tenéis que contar como buen RPG a la vieja usanza, deberéis comer y dormir para poder manteneos en forma, al igual que tener cuidado con lo que comes para no acabar envenenado.

Está parte más realista del juego seguramente enamorará y cabreará a muchos a partes iguales, ya que será obligatorio tomarnos un respiro para comer y dormir si no queréis ir perdiendo facultades. Con todo esto también tendremos la posibilidad de jugar algún mini-juego como los dados, un juego realmente conseguido que nos seguramente nos enganche, ya que ademas podremos ganar dinero para el juego cada vez que ganemos una partida. También podremos montar a caballo para desplazarnos por el mapa hacía donde queramos y si nuestro lo podremos llamar para que venga a nuestro lado. Ademas de explorar a caballo o andando, también contaremos con viaje rápido para visitar las ubicaciones que queramos en el momento que queramos, sin tener que recorrer el mapa, ya que sin ser uno de los mapas más grandes de un RPG de mundo abierto, si es lo suficientemente grande para tener que dedicar tiempos de un punto a otro.

El realismo es uno de los pilares de Kingdom Come, pero en ocasiones puede frustrar. - ¡Comparte!    

Uno de los puntos negativos es los pocos eventos aleatorios en nuestros recorridos, los tendremos, pero se echa en falta que fueran más y más variados para poder dar un poco de variedad y alternativa a la exploración. Algunas de las cosas más tediosas están relacionadas con el robo, la apertura de cerraduras o el afilar armas, más que nada porque estos “juegos” te intentan poner en una situación más real que en otros juegos, lo que complica el sistema en ocasiones y puede resultar frustrante el querer abrir una cerradura y romper de primeras la única ganzúa que dispones o hagas demasiado ruido y te acaben escuchando los guardias, cosa que por cierto ocurrirá y podrás o bien pagar una multa, enfrentarte a ellos (algo no recomendado) o pagar con cárcel. Como veis todas estás acciones intentan ser realistas en pro de la inmersión pero en ocasiones pueden ser algo tediosas e incluso pensar que son un problema de diseño del juego, pero os podemos asegurar que está hecho así a conciencia para que impere el reto en cada acción que realizamos. Lo mismo pasa con el sistema de guardado, para guardar lo podremos hacer de varías maneras, una será la propia del juego, que llegados a ciertos puntos guardará la partida, luego la siguiente y más cómoda es dormir en alguna cama que veamos a mano y la otra es comprando unos items llamados “Schnapps” que nos permitirán grabar en el momento que queramos pero los consumirás y deberás comprar más o más adelante optar por otras vías para conseguirlos. Siguiendo está linea Henry, nuestro protagonista deberá aprende a leer si quieres mejorar algunas aptitudes y poder estudiar libros y otros extras necesarios para el progreso del personaje, por lo que tenéis que saber de antemano que todo tiene un coste en Kingdom Come: Deliverance y que no te regalaran absolutamente nada y solamente con el paso de las horas irás viendo lo que te puede ofrecer el juego, ya que las primeras horas no son representativas del juego en si.


Duración
Terminar la campaña de puede llevar más de 50 horas y completar todas las misiones secundarías y mejorar tu personaje hasta donde quieras te llevará muchas más. Es un juego para meterle horas y horas así que si sois de los que jugáis en ratos esporádicos tened en cuenta que Kingdom Come: Deliverance es un roba vidas, nosotros aun lo seguimos y seguiremos jugando para seguir completando y explotando mucho más todo lo que ofrece el juego.

Nota de redacción: Seguimos jugando a Kingdom Come: Deliverance valorando las nuevas actualizaciones y cambios que irá realizando Warhorse Studios en las próximas semanas.


Conclusión
Kingdom Come: Deliverance es uno de esos juegos que cada vez proliferan menos, de esos juegos con sabor añejo y un envoltorio duro de romper, pero que una vez dentro y superada la primera capa más áspera, te mete de lleno en el mundo que estás descubriendo. Tiene decisiones de diseño que te pueden echar para atrás, pero que más allá de gustar o no gustar, están pensadas para que el jugador no vaya cogido de la mano y deba currarse cada acción que toma algo bastante alejado del formato de muchos videojuegos actuales. Esto no quiere decir que lo convierta en mejor propuesta que otras, pero si añade algo más de personalidad y ofrece cierto reto al jugador que seguro tras las horas acaba esbozando más de una sonrisa con este juego. Algunos fallos técnicos hacen que el juego se ensombrezca en algunos apartados, ya que si bien el juego no está “roto” si sufre de algunos problemas de estabilidad, cargas de texturas y algunos bugs menores, algo que tiene en la mano de solucionar el talentoso estudio Warhorse, porque aunque no sube ni baja nota en este análisis, debemos recordar que es el primer juego del estudio y han ido directamente a lo grande, algo digno de admirar.

* Agradecemos a Koch Media el habernos facilitado el material para esta review.

8
BUENO

Lo Mejor

  • Su mundo e historia te atraparan por completo.
  • Sistema de combate y variedad de misiones.
  • RPG a la vieja usanza donde no te regalan nada.

Lo Peor

  • Los problemas técnicos del juego no dejan que luzca como debe.
  • Ciertas decisiones de diseño hacen que sea menos divertido.
  • Algunas misiones pecan del mal endémico de muchos RPG siendo sosas.
7.9 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Adrian

Fundador de SoloXboxOne y Generación Xbox.

5 Comentarios
  1. Jordi

    27 febrero, 2018 en 20:19

    Muy buen análisis. Este Kingdom Come me tiene atrapado. Llevo unas 40 horas y aún me queda bastante, creo, para llegar al final. Voy haciendo secundarias y entrenando con el capitán Robard con mi espada para subir todo lo que pueda. El juego rara vez te pone las cosas fáciles y eso me encanta. Si lo reservaste tienes 5 mapas de tesoros ocultos, que si te tomas tu tiempo y una pala para descubrirlos, la verdad es que te facilitan bastante la vida en Bohemia. Creo que hasta me arrepiento de haberlos encontrado… bueno, no, que la armadura esta muy guapa, jejeje.
    El juego tiene bastantes fallos técnicos, aunque ninguno demasiado grave para mi teniendo en cuenta las posibilidades que tiene. Una cosa curiosa que me pasó antes de la primera actualización es que Theresa, la sobrina del molinero, se obsesionó conmigo y me perseguía allá donde iba. Me despertaba en el lugar que fuera y ahí la tenía, plantada delante de mi cama. Tras el parche ya no me persigue más.
    Un pequeño apunte que he descubierto jugando, cuando usas las casas de baños para lavarte, lavar tus ropas y curar tus heridas, el juego te guarda partida, asi que es otra forma de guardar tu progreso y quedarte como nuevo para seguir cabalgando en busca de venganza. Saludos ;)

     RESPONDER 
    4+

  2. Adrian

    27 febrero, 2018 en 20:45

    A ver si te animas y te marcas un reanalisis aquí mismo!

     RESPONDER 
    2+

  3. Jordi

    27 febrero, 2018 en 21:01

    No se si me atrevo a tanto, aunque tal vez cuando lo termine deje mi puntuación y algún comentario. ¡¡Un saludo!!

     RESPONDER 
    2+

  4. MSC KILLER

    28 febrero, 2018 en 13:59

    Me a gustado mucho el análisis. Habrá que darle una oportunidad, porque si este juego es como oblivion o divinity 2 se que me va a gustar.

     RESPONDER 
    1+

  5. Adrian

    28 febrero, 2018 en 19:40

    Gracias!!!

     RESPONDER 
    0

Deja una respuesta

Análisis de Kingdom Come: Deliverance

por Adrian tiempo de lectura: 9 min
5