Análisis de Forza Horizon 5 para Xbox Series



Aunque parezca que lleva siendo un estudio de Microsoft de toda la vida, la mayoría de la franquicia Forza Horizon ha sido desarrollada por Playground Games siempre como colaboradora de Turn 10 Studios, los auténticos artífices del núcleo jugable de la saga, pero realmente Microsoft anunció la adquisición del estudio inglés en 2018 en el mismo escenario del E3 junto a Forza Horizon 4. Una cuarta entrega que supuso toda una revolución debido a su inclusión en Xbox Game Pass de lanzamiento, haciendo que millones de jugadores lo convirtieran en el exclusivo de la marca más jugado hasta la fecha. Forza Horizon 5 no sólo aspira de nuevo a eso, si no a superarlo.

Una auténtica obra maestra - ¡Comparte!    

Desde su presentación y primeros trailers, la impresión es que Forza Horizon 5 sería mejor que el anterior y una barbaridad gráfica debido a su lanzamiento en Xbox Series X|S, y desde ya os podemos decir que es así. No voy a andarme con rodeos, Forza Horizon 5 es un juego casi perfecto, es la excelencia hecha videojuego, una auténtica obra maestra no solo de la conducción, si no del entretenimiento. Entrega tras entrega han ido perfeccionando una fórmula que a estas alturas es infalible. Tanto, que cuesta muchísimo sacarles fallos al juego más allá de lo personal. Hasta técnicamente es impecable.

Y es que con respecto a la propia jugabilidad, esa conducción arcade tan placentera que no deja de recordarnos ese puntito de simulación de Motorsport, se podría decir que se mantiene inalterable desde su punto álgido en la tercera entrega, mejorando desde entonces, por supuesto, pero sin cambios importantes o nuevos inventos que estropeen unos ingredientes excelentes. Teniendo en cuenta que el núcleo está pulido, Playground se ha centrado en mejorar progresivamente todo lo que le rodea hasta encontrar la fórmula ideal, porque realmente la sensación que da al jugar es que es PERFECTO. Todo está pensado, todas las opciones, las configuraciones, los ajustes, el diseño, las carreras, las pruebas… todo.

Mientras dejo las explicaciones de su jugabilidad para más tarde, no soy capaz de encontrar una manera sencilla de expresar el amor por la conducción que destila en cada frame Forza Horizon 5. Si te gustan los coches, ya conoces la sensación de las anteriores entregas, pero de nuevo, aquí viene potenciada esa pasión. Como alguien que solo viene a divertirse, como el que quiere sacar cada décima y conseguir el mejor puesto, el que quiere compartir sus diseños, el que solo viene a darse un paseo tranquilamente por México, como el ‘completista’, que en esta ocasión ya os aseguramos que tiene un buen trabajo por delante con más de 1500 objetivos que completar.

En definitiva, hay para todos. Solo se lo tienen que pasar bien conduciendo.

Pero el auténtico protagonista es de nuestros hermanos latinos. México es una ubicación que destila personalidad, belleza y una inmensa variedad de opciones perfecta para el festival de Horizon. Aunque bueno, en este caso no sólo habrá uno, si no 6 de ellos, que iremos montando poco a poco por el mapa. Porque en Forza Horizon 5 seremos la celebridad que ya triunfó en Reino Unido y que viene a pasarlo padre a México. Todos nos conocen y solo quieren vernos en acción, poniéndonos a prueba en una inmensa variedad de retos, desde conducir un pequeño escarabajo recién arreglado, hasta hacernos correr carreras de más de 50 km que nos harán visitar todos los 11 biomas disponibles, desde la mismísima jungla hasta el desierto más árido. ¿Listo para el viaje definitivo? ¡Vámonos compadre!


Apartado técnico

No me tiembla el pulso al decir que actualmente no hay otro juego que se acerque gráficamente a Forza Horizon 5 ni de lejos, teniendo en cuenta las enormes dimensiones de su mundo abierto que podremos atravesar de punta a punta sin cargas adicionales alguna. En Xbox Series X, donde lo hemos jugado, el título es absolutamente asombroso tanto en su modo de Calidad como en el modo rendimiento, aunque este último se ha llevado el gato al agua, pues los 60 fps suponen un plus bestial que compensan todas las pequeñas carencias de resolución y de calidad que pudiera transmitir este modo, pues estos se aplican incluso en los menús.

Absolutamente impactante - ¡Comparte!    

Sin embargo, no hay que devaluar el impactante nivel de imagen que ofrece el modo Calidad, que además, es el único que cuenta con Ray Tracing en el modo Forzavista, un detalle interesante, pero que en la práctica resulta casi anecdótico, como podéis ver en las capturas adjuntas. Con respecto a la tecnología gráfica, Forza Horizon 5 sigue siendo claramente una evolución de la cuarta entrega en la que se ha vuelto a dar otro giro de tuerca hacia la perfección en relación a efectos como los reflejos – que quitan el aliento – , las partículas, la calidad de texturas de cualquier elemento y como nos tienen acostumbrados, un toque casi maestro del Motion Blur, que se aplica a la imagen en movimiento, dando una sensación de velocidad increíble sin perder definición.

No me olvido del resto de consolas, pues Xbox Series S disfrutará también de un modo de calidad a 1440p y 30 fps y otro de rendimiento a 1080p y 60 fps. Las equivalencias en Xbox One S y Xbox One X son muy parecidas, con ambas corriendo a 30 fps y resoluciones de 1080p y 4K respectivamente.

Este aumento de calidad gráfica se potencia aún más con el nuevo mapeado basado en México, cuyo apartado artístico, además de ser increíble (y de usar evidentemente algunos elementos de FH4 fácilmente identificables) ofrece estampas para todo el mundo: el viento mece los árboles y la hierba, la mejora en la resolución de texturas junto al renovado sistema de vibración del mando hace que cada carretera cobre vida tanto en pantalla como en nuestras manos, resultando en una pantalla que cobra vida ante nuestros ojos. Ya que tenemos los 11 biomas que aportan tanta variedad, las estaciones como tal desaparecen, y se adaptan a nuestro nuevo territorio, habiendo estaciones cálidas, húmedas, secas y de tormentas. ¡Y vaya pasada de tormentas! Tanto de arena, como las tropicales, son brutalmente espectaculares.

La mayoría del tiempo pasaremos rápidamente por todos estos escenarios, pero si nos detenemos un momento, la naturaleza está ahí, oculta entre tantos caballos de potencia y saltos imposibles. El sonido del viento, un perro que ladra, pajaros en los árboles, el agradable cántico del agua al fluir por los rios… Forza Horizon 5 es poesía en movimiento, pero también lo es cuando paramos. Y sinceramente, esos momentos son especiales.

Pero como siempre, lo viviremos a través de nuestro vehículo. No sólo la calidad del diseño de los mismos es demencial, con vistas detalladas del interior, que aportan una sensación real, sino que también oiremos el motor al ralentí, con sus tonos, variaciones, los excelsos matices al acelerar, petardeos del escape justo en el momento de los cortes de potencia, incluso el rodamiento sobre los distintos terrenos. Porque el apartado sonoro es casi tan importante que el gráfico para conformar este tandem tan potente para nuestros sentidos. Respecto a esto, también han mejorado y por lo que sabemos, regrabado el sonido de algunos motores, que ahora suenan más realistas que la anterior entrega.

Pero estamos de Festival, y la música y la fiesta también serán protagonistas con una nueva selección de música repartida entre las ya conocidas emisoras, con algunos temas muy nuevos y de moda, como “Industry Baby” de Lil Nas X, temazos atemporales como “Intergalactic” de los Beastie Boys o grupos míticos como los Foo Fighters. Tan importante es la música que una de las novedades jugables de esta entrega es que contaremos con Canciones de Habilidad, que anunciarán en la radio y mientras duren podremos conseguir el doble de experiencia de habilidad. Como idea para la próxima entrega, introducir una emisora de música temática -en esta caso mexicana- hubiera ido de perlas, porque no se por ejemplo hablaros de música australiana, pero nuestros amigos latinos tienen una riqueza cultural y musical bestial, que podían haber aprovechado para transmitirla a todo el mundo. Y haber metido a Molotov, de paso.


Jugabilidad

Como mencionábamos en la introducción, el núcleo jugable de Forza Horizon 5 se mantiene casi inalterable desde la tercera entrega, pero si que tiene mejoras evidentes y que incluso los más veteranos notarán enseguida, como una importancia superior del aquaplanning en los charcos, que nos desviarán de nuestra trayectoria si no estamos atentos, y una mejora importante en la conducción off-road. En México no sólo tendremos carreteras de tierra, si no que habrá desierto, pantanos y más situaciones fuera de carretera, por lo que no solamente se notará esta mejora, si no que también esta variedad nos motivará a optar más por este tipo de carrera.

Lo que también hay que dejar claro es que Forza Horizon 5 ya no tiene ningún problema de compatibilidad con el volante desde el inicio, algo que si tuvo la cuarta entrega. El análisis lo hemos podido realizar con el confiable volante Logitech G920 con Force Feedback, que proporciona una experiencia excelente y que recomendamos al 100%, ya que prácticamente es enchufar y a jugar. Hasta hemos notado que desde la preview que pudimos jugar han modificado ciertos parámetros que antes venían sin tocar respecto a los puntos muertos de los pedales, en concreto del freno, que había que pisarlo demasiado para llegar a la marcha atrás.

Para mi gusto recomendaría modificar la sensibilidad exterior del volante y ponerlo en modo Simulación, ya que el radio por defecto de Forza es de 360º (media vuelta a cada lado) y este es de 900º (vuelta y media a cada lado). Sin embargo, la mayoría de los jugadores, que usan mando se sentirán incluso más cómodos, porque el manejo está totalmente adaptado con su modo asistido manual y podrán afrontar cualquier partida competitiva sin ningún tipo de problema. Eso sí, el volante es un complemento que hace que la experiencia de Forza Horizon 5 traspase la pantalla, por si alguien tuviera dudas.

Sencillamente no existe juego de conducción más completo. - ¡Comparte!    

Porque por supuesto, Forza Horizon, no solo en su quinta entrega, hace por todos y para todos. Empezando por el perfecto auto-equilibrio de la dificultad, que te irá sugiriendo subir o bajar la habilidad de los drivatares para que siempre tengamos una experiencia desafiante sin tener que preocuparnos de nada. Si te gusta la carretera, podrás evolucionar y mejorar solo con carreras en asfalto, y por supuesto al contrario. Aunque lo ideal es tocar todos los palos, la sensación de progreso, experiencia y diversión queda sujeta totalmente a nuestros gustos. Porque prácticamente todas las pruebas conocidas repiten: Circuito, Carreras de Sprint (punto a punto), Carreras campo a través, Carreras tipo baja (en tierra), Aceleración, derrape, los puntos y tramos de radar, las nuevas “Exploraciones” que nos dejarán camino libre normalmente en tierra para buscar la mejor trayectoria dentro de un tiempo limitado y como novedad también las “Carreras callejeras”, que además de motivar uno de los 6 festivales, transmiten esa sensación también de carrera ilegal estilo Need for Speed, al celebrarse mayormente de noche y con tráfico.

Generalmente no hablo de perfección a la ligera, pero creedme que Forza Horizon 5 también arranca mucho mejor que su cuarta entrega. Mientras esta nos enseñaba de manera espectacular, pero al mismo tiempo nos limitaba en su inicio el apartado multijugador durante unas buenas horas hasta que no viéramos las 4 estaciones, ahora todo sucede más rápido. Cierto que la cantidad de carreras y pruebas disponibles se van abriendo poco a poco conforme desbloqueemos los festivales, pero es cuestión de 2 o 3 horas que esto suceda, y se empiecen a abrir todas las opciones multijugador e incluso un endgame que ahora se difumina con nuestro progreso, haciendo de todas las posibilidades un conjunto unificado.

Por supuesto, México estará totalmente abierta a la exploración desde el momento en el que terminamos la espectacular Intro en la que nos presentarán dos de los coches que se estrenan en Forza, el AMG Mercedes One y el nuevo Ford Bronco, que como veréis en alguna que otra captura, cuenta con una versión modificada absolutamente sublime. Y es que evidentemente si el protagonista ahora es México, los actores son los coches, que vuelven a llegar a ser más de 500 seleccionables desde el principio, con muchos de ellos obtenibles a través de los distintos eventos semanales o de Forzathon que nos indicará nuestro HUB, como el DeLorean, que estará disponible como premio en la semana de estreno.

Si os parecen pocos, recordad que además de los que obtendremos gratis con los objetivos semanales y de temporada, también se añaden más con el pase de coches, que nos regalará hasta 47 más repartidos en packs durante los próximos meses. Forza Horizon 4 estaba alcanzando la cifra de los 700 coches, así que nos podemos hacer una idea de la evolución que se espera con Forza Horizon 5, que también contará con dos grandes expansiones, como viene siendo habitual desde la tercera entrega. Porque por supuesto, volverán los coches abandonados, con 15 para encontrar, incluido el “Vocho”, el Volkswagen Beetle, que tiene su propia historia, debido a su importancia en la región y en la vida de una de sus protagonistas y “su tio Fernando, el que corrió en la Panamericana”.

Y precisamente en estos graneros donde están los coches abandonados hay otra novedad, pues podremos dejar coches de nuestra colección como regalo para otros jugadores, ya sea para cualquiera, para un amigo en concreto o por ejemplo, a los que contribuyan con la comunidad y sus creaciones. Todo un detalle que vuelve a pensar en los jugadores fomentando la relación entre ellos, pues así como nosotros hemos dejado un coche de regalo, también podremos tener la sorpresa de recibirlo. Porque precisamente aquí tenemos otra de las novedades. Los coleccionistas están de enhorabuena, pues ahora además de comprar o recibir con las múltiples ruletas los coches, estos se contabilizarán en forma de cromo en nuestra nueva colección. A más coches, más premios, pero incluso tendremos una pantalla donde podremos ver exactamente los que nos faltan de cada marca ¡e incluso comprarlos desde ahí!. Habrá algunos que no están disponibles desde un primer momento, como los especiales Forza Edition, los que podremos comprar en la tienda Forzathon con los puntos correspondientes o solo en las ruletas.

Cuando hablábamos de 1500 objetivos, me refería al nuevo sistema de Galardones. A la sensación de progresión constante, las ruletas, los puntos de experiencia para gastar en cada coche, también se unen ahora los galardones, que no son otra cosa que una especie de objetivos a completar y que nos irán proporcionando recompensas, en forma de objetos para nuestro avatar, frases para el Forzalink o incluso coches. La cuestión es que estos Galardones estarán agrupados por categorías, lo que nos hará más fácil no perdernos y hacerles un seguimiento más exhaustivo.

Dando por hecho que ya conocemos la personalización de los coches respecto a su diseño, las pegatinas, la potencia, la capacidad de compartir esquemas de rendimiento o diseños con la comunidad o incluso las fotos que hagamos, llega el turno de hablar del mastodóntico Event Lab, porque ya no se trata de modificar la carrera, añadir parámetros, etc.. se trata de LIBERTAD ABSOLUTA DE CREACIÓN para diseñar el evento que nos de la gana. Prácticamente cualquier variable que se nos ocurra de temporal, hora del día, tipo de coche, tipo de carrera, el propio cartel de presentación se podrá cambiar, incluso podremos seleccionar las decenas de recorridos ya prediseñados.

El Event Lab es una maravillosa y mastodóntica herramienta de creación - ¡Comparte!    

Pero la maravilla llega cuando probamos a crear nuestro propio circuito. Seleccionamos el coche y de una manera super intuitiva, podremos ir creando nuestro recorrido directamente mientras lo jugamos. Al mismo tiempo tendremos acceso al catálogo de constructor, que nos dejará poner rampas, vallado, gradas, señales, prácticamente cualquier elemento que deseemos, para hacer la carrera que queramos y como queramos. Con razón en Playground temen lo que la comunidad pueda hacer con esta herramienta, pues si el creador de Liverys es tan potente, con esto pueden hacer maravillas. Maravillas que podremos jugar todos, pues no solamente entrarán en un sistema de votación y prestigio al estilo del Super 7, si no que incluso cada vez que jueguen, nos reportarán créditos a nuestra propia partida. Y como detalle – os decía que lo tienen todo pensado -, han añadido un código de 9 dígitos único para cada creación que nos permitirá compartirlo en cualquier RRSS o en nuestro grupo de amigos.


Duración

Como hemos dicho, los primeros compases y descubrimiento de todos los festivales y sus pruebas asociadas, nos llevarán unas 10 horas para desbloquear el mapa al completo y todos sus eventos, lo que nos dejará el mapa realmente repleto de iconos. Sin embargo, el multijugador, las conocidas caravanas de Horizon, la posibilidad del JcJ en cada evento, el Super 7, el Eliminator (la particular prueba Battle Royale que se añadió en la anterior entrega) y los eventos especiales semanales que requieren jugar en equipo, se abren mucho antes, permitiéndonos ganar esos galardones, subir el nivel del jugador o conseguir más créditos también en grupo.

De hecho, Forzathon se convierte más en una manera de expresar el conjunto de pruebas, objetivos y eventos semanales especiales que nos reportarán los premios. Desde hacer fotos determinadas hasta ganar a Drivatares en modo invencible, las opciones son muchas. Y lo que antes se llamaba Forzathon, y reconocíamos por ese gigantesco dirigible que aparece cada hora, ahora recibe el nombre de Horizon Arcade e incluso tiene otra versión “Derrape”, centrada en esta disciplina, que para mi gusto, también ha mejorado y ha ganado protagonismo.

El multijugador estaba totalmente activo y funcionando, aunque al haber tantas pruebas disponibles y tan pocos jugadores, el matchmaking no arrancaba en cualquier evento y aunque había jugadores en el mapa, nunca bots, normalmente no aceptaban los retos o se unían a los Horizon Arcade. En la cuarta entrega todo funcionaba ya como la seda y se nota que en esta entrega vienen bien aprendidos en este aspecto, pues la sensación de conexión es sólida e incluso los fantasmas de los otros jugadores se veían más fluidos que nunca, sin saltos raros ni nada, manteniendo también las mejoras “anti-choque” que se adaptaron anteriormente y que reducen mucho la impostada agresividad de muchos jugadores, sufriendo penalizaciones de varios segundos si intentaban chocar fuerte para apoyarse en otros coches.


Conclusión

Me esperaba un auténtico juegazo y Forza Horizon 5 no sólo no me ha defraudado, ha superado mis expectativas. Gráficamente sigue siendo un portento, con un punto más de calidad respecto a la anterior edición y aún con una inclusión tímida del Ray Tracing, lo cierto es que en Xbox Series X cada segundo que jugamos demuestra que siempre es capaz de sorprendernos. El modo Foto literalmente ha echado humo y cada captura, por muy tosca que sea, ya tiene papeletas para hacer de fondo de escritorio.

Pero realmente esto ya lo sabíamos. De antemano sabíamos que iba a ser un cañón gráfico. Pero lo que me ha maravillado y lo que ha terminado de convencerme de su perfección es la interminable lista de cosas para hacer, la capacidad para tenerte entretenido durante horas y horas con distintas tareas. Forza Horizon 5 tiene tantas actividades, tantas opciones y todo tan perfectamente orquestado para el gozo y disfrute de cualquier tipo de jugador, que resulta imposible criticar un conjunto tan definitivamente pulido. Posiblemente la próxima entrega lo supere, pero en este momento no podemos ponerle pegas. Es un juego virtualmente perfecto, incluso para los que no les guste conducir. Y no es porque sea exclusivo de Microsoft, es que llevan 4 entregas – que ya eran geniales – trabajando, añadiendo piezas, perfeccionando sistemas, en lo que hoy podemos disfrutar.

“Donde los sueños se conducen” es la frase que define por excelencia a Forza Horizon 5 - ¡Comparte!    

Personalmente, me encanta conducir, confieso que disfruto cogiendo mi propio coche y volver a casa desde el trabajo mientras escucho mi música favorita. Es un momento especial del día que me gusta saborear. Y con Forza Horizon 5 la sensación es muy parecida, porque al ser de un concepto tan abierto y amable para el jugador, siempre es divertido si tu quieres. A veces, solo enchufaba el volante, cogía mi Viper GTS preferido (es mi perdición) y me ponía a conducir tranquilo por el mapa. Como si estuviera de visita por México. La gente conversa en sus terrazas, los animales corren por el campo, la carretera se siente en la vibración del volante… todo está vivo.

Definitivamente Forza Horizon 5 es el juegazo que todos esperábamos, un vende-consolas, un auténtico exclusivo que no falla en su tarea de sorprender, hacer disfrutar y demostrar de que son capaces las nuevas Xbox Series, las antiguas Xbox One y por supuesto, nuestros potentes PCs. Se abre una nueva época de meses y meses de contenido en el que México será el protagonista y nosotros los espectadores de este maravilloso espectáculo. A veces solo tienes que dejarte llevar y disfrutar del viaje…

*Gracias a Xbox España por el material para realizar la review.

10
OBRA MAESTRA

Lo Mejor

  • México es una MARAVILLA.
  • En opciones y posibilidades es casi perfecto. Está todo pensado para cualquier tipo de jugador.
  • Gráficamente increíble.
  • El nuevo Event Lab otorga un universo de posibilidades de contenido a la comunidad.
  • ¡Por fin se conduce por la derecha!

Lo Peor

  • Ray Tracing solo en Forzavista y dentro del modo calidad.
  • Una emisora con música mexicana hubiera sido la guinda del pastel.
10 Apartado Técnico
10 Jugabilidad
10 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta