Análisis de Far Cry 6 – Xbox Series X



Posiblemente no son del agrado de todo el mundo, pero en los últimos años ha habido un auge importante de juegos de mundo abierto. Este tipo de títulos buscan darle al jugador la libertad de sentirse dentro del videojuego colocándolo en el centro de un mapa enorme con decenas de cosas por hacer al ritmo o en el orden que él quiera. El problema es que no es nada fácil hacer uno de estos juegos, y mucho menos hacerlo con la calidad suficiente como para ir lanzando diferentes entregas y que todas sean fantásticas. En ese sentido es justo reconocer que Ubisoft es, sin duda, todo un As en la materia.

Esto lo pude comprobar con mis propios ojos en Assassin’s Creed: Valhalla, que además se apuntó al estreno de las nuevas Xbox Series con un título que rendía sensiblemente mejor que en la ya pasada generación de consolas. Ahora le llega el turno a Far Cry 6, la nueva entrega de una de las sagas más queridas de las que tiene la compañía y que busca sorprendernos con un giro de tuerca bastante grande con respecto a lo que nos tiene acostumbrados. Se acabó el ir causando el caos por todos lados sin repercusiones, Far Cry 6 cambia la forma de entender la saga haciendo mucho hincapié en el eje del juego: Las Guerrillas.

Far Cry 6 en Xbox Series X es auténtica next-gen - ¡Comparte!    

La nueva entrega vuelve a desarrollarse en una isla paradisiaca tras una 5ª entrega ambientada en Estados Unidos. Esta enorme isla, llamada Yara, es una protagonista más del juego y su liberación del yugo del dictador Antón Castillo será nuestro principal objetivo. Encarnaremos a Dani Rojas, un guerrillero o guerrillera (podremos elegir, ambos son canon) que tendrá que conseguir que las diferentes facciones colaboren entre sí para poder liberar la isla, algo que no será tan fácil como ir a pedir ayuda. No me quiero enrollar mucho más así que vamos a “destripar” lo que nos ofrece este nuevo Far Cry 6.


Apartado técnico

Volviendo otra vez al tema de los juegos de mundo abierto la verdad es que estos no suelen mantener el mismo nivel de calidad que otros juegos “más pequeños”. Esto se debe, como es lógico, a que se trata de mundos grandes repletos de todo tipo de NPCs y enemigos, además de que no suelen tener pantallas de carga en ningún momento. Pese a ello esperaba mucho de este nuevo Far Cry 6, especialmente de la versión de Xbox Series X que es la que he podido jugar, y debo reconocer que el juego ha cumplido mis expectativas con creces.

A Ubisoft le gusta superarse entrega tras entrega, y para ello nos regala el mapa más grande que ha tenido un Far Cry hasta la fecha. La isla de Yara es un auténtico espectáculo para la vista, y aunque pueda parecer que es lo mismo que podemos ver en otros juegos de la saga con mejores gráficos lo cierto es que es mucho más. El juego sabe explotar a la perfección una colección casi interminable de paisajes brutales llenos de vegetación y vida, pero también pequeñas sendas más angostas y que la Guerrilla aprovecha para moverse sin que el ejercito la detecte. En más de una ocasión he querido detenerme en algún lugar para simplemente ver el paisaje, gracias sobre todo a un sistema de iluminación natural que es bastante fotorrealista. Xbox Series X lleva Far Cry 6 a otro nivel, y su resolución 4K hará que podamos ver los mejores escenarios naturales en lo que llevamos de generación (con permiso de Forza Horizon 5, que aun no está con nosotros).

Bellísimamente divertido - ¡Comparte!    

Por norma general, Far Cry 6 es un juego que gana en distancias largas. Todo este despliegue técnico que os comento no aparece de la misma manera cuando llegamos a Esperanza, la capital de Yara. Esta ciudad se encuentra sumida prácticamente en un estado de sitio permanente, con su población aterrorizada y escondida de las fuerzas del ejercito. Esto provoca una sensación de “ciudad vacía” que, pese a serlo por exigencias del guion, contrasta con el resto del juego. Ojo, no quiero decir por ello que esté mal diseñada o sea un relleno, porque lo cierto es que también está construida con mucho criterio. La ciudad tiene incluso atajos que podemos ir tomando por el alcantarillado, además de diferentes alturas para ir moviéndonos sin ser vistos.

Como digo, el título es mejor en distancias largas pero también es sobresaliente en cuanto al modelado de los personajes. Far Cry 6 tiene un buen elenco de personajes (tanto aliados como villanos) que están diseñados con un nivel sobresaliente. Habíamos podido ver en los tráiler que había lanzado la compañía como estos tenían muy buena pinta, pero ya una vez estamos sumergidos en el juego nos damos cuenta de lo vivos que se sienten, sobre todo con unas expresiones faciales geniales. Aquí sobresale el personaje interpretado por el actor Giancarlo Esposito, que parece haber nacido para interpretar villanos y desde luego Antón Castillo le sienta como un guante. Llega a ser “aterrador” cada aparición que hace en el juego, con incluso algún tic característico del actor en el ojo cuando está dando uno de sus discursos. Este gran nivel de detalle en los personajes principales se diluye un poco en los NPCs, algo más genéricos.

En cuanto al rendimiento del juego no se puede poner ninguna pega. El juego funciona en Xbox Series X a 60 fps que no se inmutan ni siquiera cuando estamos enfrentándonos a un buen batallón de soldados. Quizás el único “pero” que podemos poner aquí es que el juego carece de Ray Tracing (solo lo tiene la versión de PC), pero parece una decisión lógica para mantener ese buen rendimiento que tiene. Mención aparte para los tiempos de carga, que solo los veremos cuando muramos o hagamos viaje rápido pero que en ningún caso sobrepasan los 4 o 5 segundos. Por último cabe mencionar que la banda sonora de Far Cry 6 está llena de auténticos temazos y que el juego llega totalmente localizado al español, aunque con un doblaje al español latino para darle coherencia al juego.


Jugabilidad

Al echarse a los mandos con un Far Cry 6 uno espera que esa fórmula que tan bien le ha funcionado a la saga siga estando presente. Esto se traduce en tener un mapa enorme con toneladas de cosas por hacer y una gran libertad para movernos por él (tanto para las secundarias como para las principales), aderezado con un gunplay frénetico, divertido y que en todo momento nos permite decidir nuestra forma de actuar. Todo esto vuelve a estar presente en el nuevo Far Cry, pero como mencioné al principio del análisis lo hace con un giro de tuerca bastante grande que no tardaremos demasiado en descubrir.

Vive como un auténtico guerrillero - ¡Comparte!    

La saga siempre nos ha colocado en una posición de desventaja, en la que nos hemos tenido que enfrentar a grandes grupos de enemigos nosotros solos (o con ayuda de algún amigo en cooperativo). Sin embargo, Far Cry 6 va mucho más allá y esta posición la veremos plasmada también en la historia del juego. Nada de ser un llanero solitario, aquí seremos un miembro más de la guerrilla, y eso implica que nos vamos a estar enfrentando continuamente a grandes grupos de enemigos que además están mejor pertrechados que nosotros. El juego hace mucho hincapié en este punto, tanto en las mecánicas del juego como a la hora de armarnos como veremos a continuación.

El sigilo será nuestro mejor amigo en Far Cry 6

La “Guerra de Guerrillas” como se la conoce es una estrategia militar que busca evitar el enfrentamiento directo realizando escaramuzas más pequeñas donde el factor sorpresa es esencial. Esto es la clave para entender la experiencia jugable de Far Cry 6, y aunque seguimos pudiendo ir “a pecho descubierto” no es para nada lo más recomendable, especialmente al principio de la aventura. Las mecánicas de sigilo ganan mucho peso aquí, y aunque estas no han cambiado con respecto a otros juegos de la saga si que son mucho más necesarias. Esto es porque en Far Cry 6 tendremos un medidor que se irá llenando si nos enfrentamos directamente con el ejercito, y si este se llena por completo hará que empiecen a llegar unidades de elite a la zona (además de algún que otro helicóptero de combate).

El juego va más allá, y en esta ocasión cada una de las zonas en las que se divide el mapa tendrá un nivel de dificultad. Este nivel determinará la fuerza y resistencia de los enemigos que hay en la zona, por lo que será prácticamente un suicidio ir a una zona que nos supere en en 2 o 3 niveles. Esto está muy bien introducido en el juego porque nos obliga a no solo centrarnos en las misiones principales de la historia, sino también en todo el contenido secundario que en esta ocasión no es simplemente testimonial o de relleno. Aunque con las misiones principales subimos de nivel este no será suficiente para ir avanzando con tranquilidad por el mapa, porque a medida que vamos avanzando en la historia las zonas también escalan su nivel de dificultad. Hay que tener en cuenta además que el juego nos ofrece únicamente dos modos de dificultad diferentes, con uno muy orientado a los que buscan disfrutar sobre todo de la historia. A medida que vamos subiendo de nivel también iremos desbloqueando nuevas armas y equipo, dotándonos de más herramientas para acabar con las fuerzas de Antón Castillo.

En todo Far Cry que se precie las armas tienen un papel protagonista, pero aquí veremos también un salto a algo diferente. En primer lugar tendremos un buen montó de armas tradicionales diferentes, aunque en esta ocasión la personalización es más limitada. Esto también se debe a exigencias del guion ya que de hecho los accesorios que les ponemos a las armas tienen un aspecto “muy casero”, como botellas de plástico como silenciadores o unas miras hechas con un cristal, una lata de conservas y un puntero láser. Esta limitación se compensa con la posibilidad de seleccionar la munición de las armas, algo tremendamente importante. En Far Cry 6 todos los enemigos tienen unos puntos débiles y fuertes (los podremos ver con el móvil, que hace las veces de prismáticos), y para acabar con ellos de manera eficiente será necesario utilizar la munición adecuada. De nada sirve dispararle a un enemigo blindado con balas normales o incendiarias, al igual que tampoco dispararle a los cristales de un vehículo.

A todo esto debemos sumarle dos añadidos nuevos que le sientan de lujo al juego. Uno está en las piezas de equipo, que nos permitirán también diseñar nuestro personaje a la carta. Es cierto que no llega a ser un componente RPG donde podamos subir las estadísticas del personaje, pero si que funciona muy bien para potenciar nuestra manera favorita de jugar. Podremos equipar piezas que nos hagan llevar más munición, nos concedan defensas contra ciertos tipos de munición o nos hagan hacer menos ruido al correr, por poner algunos ejemplos. El otro añadido es una de las cosas a las que más bombo se le ha dado durante la presentación del juego, que son las armas Resolver y el Supremo. Las primeras son armas caseras hechas con piezas de todo tipo, y donde encontraremos algunas que son una auténtica pasada como un lanzador de fuegos artificiales o una pistola-recortada acompañada de un escudo. Estas funcionan muy bien y se complementan con los Supremo, unas mochilas que nos permitirán activar unas habilidades definitivas de lo más útiles, como un pulso PEM o una ronda de cohetes.

Una estructura mucho más coherente que anteriores Far Cry

Algo que me ha gustado mucho del juego es la nueva estructura que tiene. Lo he mencionado antes, pero me parece un gran acierto el sistema de niveles por zonas que tiene Far Cry 6. El hecho de que tengamos que hacer más cosas a parte de la historia principal para ir ganando poder hace que todo lo secundario que tiene el juego no sea relleno, sino que sea realmente coherente. Ojo, esto no quiere decir que tengamos que patearnos el mapa entero haciendo todo tipo de encargos o recados para poder avanzar en la historia. El juego nos invita a ir liberando todo el mapa de la opresión del régimen de Antón Castillo, y hacerlo tiene doble premio: ganar recursos para poder mejorar nuestras armas y subir de nivel para afrontar los territorios más fuertes.

Además de la campaña, que tiene misiones muy variadas y divertidas, hay que sumarle como en todo Far Cry las misiones secundarias. Estas, que reciben el nombre de Operaciones Yaranas, no son en su mayoría simples misiones de recadero, sino que tienen además su trasfondo (aunque obviamente no tan elaborado como podría tener una de The Witcher 3). También tendremos 3 campamentos de Guerrilla en los que pasaremos bastante tiempo entre misiones, y donde por primera vez pasaremos a una perspectiva de tercera persona. En estos campamentos podremos construir algunas instalaciones que nos concederán nuevas armas, una cantina en la que cocinar para obtener mejoras temporales o una red de puestos para poder hacer viaje rápido a algunas partes del mapa y desbloquear el traje volador. También tendremos una serie de vehículos que podremos personalizar con diferentes torretas o protecciones, haciéndolos auténticos tanques con ruedas.

En los campamentos también encontraremos Los Bandidos, unas misiones muy similares a lo que vimos en Assassin’s Creed donde deberemos mandar a un comando de guerrilleros con un líder a realizar misiones que nos darán recompensas como dinero, recursos o incluso equipo. También tendremos otras cosas para hacer y que son muy divertidas como carreras con todo tipo de vehículos, búsqueda de tesoros, cazar o pescar (hay animales legendarios) o buscar a los diferentes Acompañantes que tiene el juego, animales que nos harán la experiencia más sencilla. Mención aparte de uno de los minijuegos más divertidos que he visto en mucho tiempo: las peleas de gallos. Este funciona como una especie de Tekken, y si, es tan increíble como suena.


Duración

Si has llegado leyendo hasta aquí ya sabrás lo que viene ahora. Far Cry 6 es un juego realmente largo y repleto de cosas por hacer, tanto en lo que se refiere a la historia principal como a las secundarias. Es difícil que os pueda dar una cifra exacta de lo que dura la historia porque como he dicho es complicado poder ir a por ella sin pararnos bastante a liberar bases o sin robarle suministros al ejercito. Llegados a cierto punto de la aventura estaremos bien pertrechados y podremos ir más directos, pero será casi misión imposible hacerlo desde el comienzo de la aventura. Ir con algo de nivel conseguido a completar la campaña de cabeza podría llevarnos aproximadamente entre las 18-22 horas de juego, pero esto sería rascar solo la superficie de lo que ofrece el juego.

Siempre tenemos la posibilidad de perdernos por los diferentes biomas de Yara para buscar tesoros o cazar, y lo mejor es que hacerlo siempre tiene premio. Además no podemos olvidar que Far Cry 6 puede ser jugado prácticamente al 100% con un amigo en cooperativo, algo que si podéis hacer recomiendo encarecidamente porque es muy divertido. Si esto no os parece suficiente, Ubisoft ha anunciado además la llegada de contenido totalmente gratuito que irá añadiendo al juego Operaciones, que son misiones para superar solo o en cooperativo, y una serie de actualizaciones que traerán al juego cosas tan dispares como un personaje interpretado por Dany Trejo (el actor que da vida a Machete) o incluso un crossover con Stranger Things.


Conclusión

Soy bastante fan de los juegos de mundo abierto, siendo la saga Far Cry una de mis favoritas. Habiéndome saltado solo Far Cry Primal la verdad es que tenía muchas ganas de una nueva entrega, la primera además que hacía acto de presencia en la nueva generación de consolas. Tengo que reconocer que en mi había cierto miedo a que el juego fuera demasiado continuista con respecto a la 5ª entrega, pero ahora que lo he terminado puedo decir que esos temores eran totalmente infundados. Far Cry 6 es la definición perfecta de lo que un nuevo juego de una saga veterana debe hacer: mantener la base jugable cambiando la experiencia de manera notable.

Hay algunos cambios jugables que pueden chocar a alguien que venga de anteriores juegos de la saga (como los de las armas), pero todos están hechos para darle coherencia al juego. Es precisamente esta coherencia algo que he repetido durante el análisis, y lo he hecho porque tanto las mecánicas, como el villano y la isla de Yara tienen su porque, no se trata de una mera excusa para sacar un nuevo juego. Uno tiene que concienciarse de que es un verdadero miembro de una guerrilla, y nos tocará luchar de una manera algo diferente a lo que estamos acostumbrados.

El mejor de la saga. Sin ninguna duda. - ¡Comparte!    

Todo está envuelto en un apartado gráfico impresionante, y que hará que sintamos que estamos ante un verdadero título next-gen. Obviamente se le pueden achacar al juego algunos problemas menores, como una IA que a veces actúa de una manera un tanto extraña o algunos bugs típicos de un juego de mundo abierto y que no empañan demasiado la experiencia. Quitando esto la verdad es que me cuesta sacarle algún punto negro más a este Far Cry 6, que para mi desde ya es, sin duda ninguna, el mejor juego de la saga.

9.2
SOBRESALIENTE

Lo Mejor

  • Una isla de Yara maravillosa
  • Modelados de personajes de gran nivel
  • 4K y 60 fps en Xbox Series X
  • Jugabilidad renovada y muy divertida
  • Toneladas de cosas para hacer
  • Campaña cooperativa
  • Contenido post-lanzamiento gratuito

Lo Peor

  • Esperanza está por debajo del nivel del resto de la isla
  • NPCs y enemigos un tanto genéricos
  • La IA enemiga a veces actúa de manera extraña
  • Algunos bugs menores
8.7 Apartado Técnico
9.5 Jugabilidad
9.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Lorente

Abogado de profesión y amante de los videojuegos desde que probe Street Fighter II en un Commodore Amiga.