Análisis de Elite Dangerous: Odyssey



¿Quién no ha soñado con poder pisar todos esos planetas que vemos en la más oscura noche? El simple hecho de poder viajar al espacio exterior despegándonos de esta nuestra tierra y vivir un sinfín de aventuras, conocer nuevas razas, culturas y como no podía ser de otra manera, explorar nuevos planetas y estaciones espaciales alrededor de toda la Vía láctea, es todo un sueño hecho realidad.

Elite Dangerous: Odyssey nos propone esto mismo, la posibilidad de viajar por toda la galaxia en una fiel reproducción escala 1:1, con un plus extra; el poder bajarnos de nuestra nave para caminar por los confines del espacio y visitar casi todos sus planetas a pie, además de una gran variedad de estaciones espaciales y asentamientos. La nueva expansión del título es la más ambiciosa hasta la fecha, implementando nuevas mecánicas, objetos y una renovación en muchos aspectos del juego. Sin embargo, cuenta con más sombras que luces.


Apartado técnico

Comencemos con su apartado técnico, aunque antes de continuar con el mismo me gustaría aclarar que he realizado el análisis en PC, con una tarjeta gráfica AMD Radeon RX 6900 XT con 16 GB, un procesador AMD Ryzen 7 3700x y 32 GB de RAM. Como podéis ver no debería de tener ningún problema para jugarlo en su calidad máxima y con un margen bastante grande. Sin embargo, he tenido serios problemas de optimización, notándose más cuando me bajaba de la nave; un error ya conocido por el propio estudio que nos ofrecía varias soluciones para corregirlo. Entre ellas encontramos la eliminación de la carpeta de “gráficos” en los archivos del juego, esta fue la que mejor me funcionó y conseguí un rendimiento mucho mayor con el que comencé manteniéndose entre 60 y 120 fotogramas por segundo. Unos errores que pueden ser solucionados con el tiempo y a base de actualizaciones.

En su apartado artístico y gráfico no encontramos grandes mejoras, se mantiene prácticamente igual. Aunque es cierto que, a diferencia de los planetas, las estaciones espaciales y asentamientos planetarios cuentan con una mayor calidad; algo que podemos apreciar por nosotros mismos a simple vista. Además, si no es la primera vez que juegas o eres un usuario asiduo, verás un cambio en varios satélites y planetas; los cuales ahora cuentan con un diseño exterior diferente que intentan ofrecernos una experiencia más “realista”.

Respecto a la traducción, al igual que el juego bases y sus anteriores expansiones, nos encontramos con un juego completamente traducido y localizado al español; con interfaz, diálogos y voces en castellano. Por último, destacar su banda sonora, aunque no encontramos novedad alguna; esta sigue siendo muy buena y notable durante toda nuestra aventura y exploración por el espacio.


Jugabilidad

Una vez adquirimos la expansión de Elite Dangerous: Odyssey podemos continuar con nuestra partida ya en curso o comenzar una completamente nueva, aunque elijamos el camino que elijamos, ambos nos llevaran a un tutorial donde nos explicaran los conceptos básicos de la expansión, enemigos, algunas armas, etc. Una vez completado ya quedaremos libre por basto e imponente espacio exterior. El DLC de Odyssey nos trae consigo nuevas misiones y lugares que visitar. La gran mayoría de ellas se tratan de transportar o buscar “x” datos, asesinar a los del clan rival y cosas por el estilo. Dichas misiones las podremos encontrar principalmente en las estaciones espaciales, donde además nos servirán para comprar y mejora nuestro equipamiento. Al principio realizas los contratos con completa normalidad, pero la décima vez que te mandan a hacer lo mismo, pero en un lugar distinto, te acaba aburriendo.

Durante mi análisis he podido observar una falta de contenido muy considerable, misiones repetitivas y algunos problemas ya comentados anteriormente. Elite Dangerous: Odyssey es un complemento ideal para este simulador de naves espaciales, sin embargo, aún le queda mucho camino por recorrer en cuestión de contenido. Unos problemas que se pueden ir solucionando en futuras actualizaciones. La principal novedad, el poder despegarnos de nuestra nave o robot para explorar es todo un acierto para el juego, pero no todo están bonito como nos lo pintan. Las estaciones espaciales son una copia unas de otras, aunque contamos con algún diseño algo diferente. Pese a que podemos aterrizar en muchos de los planetas de la Vía Láctea, la gran mayoría de ellos serán un páramo inhóspito sin nada que hacer; aunque también encontramos casos extremos que ocurre todo lo contrario, pero estos de menos frecuencia.


Duración

Elite Dangerous: Odyssey no cuenta con una duración determinada, en cada estación, planeta o asentamiento encontramos cosas que hacer. Como he explicado en su jugabilidad, aunque estemos ante una clara falta de contenido nuevo y original, las horas que nos ofrece únicamente de misiones son inmensas. Por otra parte, también podremos dedicarnos a explorar nuevos planetas a pie y ver en primera persona como están formados y una vista desde la superficie absolutamente asombrosa en algunas ocasiones.

Si ya nos centramos fuera de la expansión todas estas horas se multiplican por mil, algo que nos ayudará a no aburrirnos y esperar con calma las nuevas actualizaciones de contenido y mejoras del último DLC del increíble simulador Elite Dangerous.


Conclusión

Elite Dangerous: Odyssey es una expansión muy a tener en cuenta para los veteranos y nuevos jugadores, siendo este un complemento ideal. Sin embargo, aunque le queda mucho camino por delante debido a su considerable falta de contenido y su bajo rendimiento pese a tener un equipo más que de sobra para jugar en máxima calidad. Aun así, la expansión da un gran salto hacia delante, con nuevas mecánicas y formas de explorar la galaxia en la que vivimos en una fiel recreación escala 1:1.

Por último, remarcar la duración casi infinita de la misma, pero con misiones algo repetitivas. Pero como he mencionado con anterioridad, todos sus problemas son corregibles en futuras actualizaciones; una tarea que el estudio encargado ya está llevando a cabio.

6.5
BUENO

Lo Mejor

  • Un complemento ideal para el universo de Elite Dangerous.
  • Implementación de nuevas mecánicas muy interesantes.
  • La posibilidad de explorar un sin fin de planetas y estaciones al bajarnos de nuestra nave, pero...

Lo Peor

  • tiene grandes carencias respecto a su contenido.
  • Un gran número de los planetas son inhóspitos.
  • Un claro descenso en la calidad gráfica en muchos planetas y falta de resolución.
6 Apartado Técnico
6 Jugabilidad
7.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Jesús

Apasionado de los juegos de nacimiento. ¿Mi sueño? Vivir en un Rpg.

Deja una respuesta