Análisis de EDENGATE: The Edge of Life



Tendemos a ver a la incertidumbre como algo negativo. ¿Realmente lo es?

Los seres humanos se sienten muy incómodos con la incertidumbre y hay muy buenas razones para ello. Por el bien de nuestra supervivencia, necesitamos tener respuestas, y este impulso de resolver una pregunta hace que los humanos nos apresuremos a la respuesta.

Una ambientación muy cuidada y detallada - ¡Comparte!    

Entonces, la incertidumbre básicamente tiene una mala reputación. La idea de que debemos correr detrás de una respuesta es muy común, aún más en la actualidad. Porque cuando algo sale mal, nos encontramos con algo nuevo o cuando hay un problema que no conocemos, la incertidumbre nos desafía, nos provoca a pensar en algo que debemos reflexionar en ese momento. Así que la incertidumbre es el trampolín hacia un pensamiento mayor, y juegos como Edengate: The Edge of Life se amparan en esta máxima con el fin de ofrecernos una experiencia interactiva que también reflexiona acerca de sentimientos como el aislamiento, la añoranza y la esperanza.

Suscríbete al canal de GX en Youtube


Una experiencia en la que vivimos la emotiva aventura de Mia, una joven científica brillante que despierta en un hospital abandonado, explorando la ciudad de Edengate y desentrañando sus misterios y recuerdos. Dicho de otra manera, nos encontramos ante un viaje de autodescubrimiento, porque nada más comenzar, nos encontramos con que el lugar está completamente desierto, y desde ese mismo momento comenzamos a experimentar visiones de un incidente del pasado.


Apartado técnico


Se dice que un paisaje resulta desolador cuando ha sido devastado, normalmente por una guerra o una catástrofe. Los restos que permanecen tras un acontecimiento de estas características tienen un aspecto carente de vida y la destrucción es generalizada. Un paisaje, un escenario abandonado o una ciudad sin habitantes tienen una apariencia de desolación.

edengate 1

La desolación es el denominador común de Edengate: The Edge of Life, una obra que alimenta la imaginería popular y en la que la idea en la que priva la más despiadada ley del sálvese quien pueda, en un mundo degradado y terminal que ha abolido la esperanza; una historia, en suma, de fin del mundo, pero también una historia de supervivencia. Porque en HOOK no creen que una historia tan dramática e intimista este reñida con ofrecer momentos visualmente deslumbrantes; les encanta asombrar a los jugadores y demostrar de qué son capaces, y vaya si lo hacen.


Jugabilidad

Para la inmersión del jugador, es necesario que los juegos pongan de manifiesto un mundo ficcional verosímil y con coherencia interna, sin elementos que nos saquen de la realidad del juego. Lo más inmersivo es no mostrar ningún indicador de acción en pantalla, ni ningún tipo de indicador dirección, de forma que nos veamos obligados a explorar, aumentando así nuestro vínculo con el mundo que se nos presenta.

Como Walking Simulator, Edengate: The Edge of Life cumple parte de estos requisitos, al no presentar ninguno de estos indicadores. Esto se explica porque es necesario explorar los escenarios y buscar la salida sin ningún tipo de ayuda, salvo las indicaciones transmitidas en el diálogo y los eventos pre-escritos, despertando en consecuencia nuestro interés en la propia historia y la necesidad de seguir hacia adelante.

edengate 3

Otra característica fundamental que deben tener los juegos para conseguir un mundo verosímil y coherente es una ambientación cuidada y detallada. En este aspecto, el título desarrollado por la gente de HOOK cumple de sobra, recreando esmeradamente el mundo ficcional en el que transcurre la trama, lo cual favorece enormemente a la inmersión. Eso sí, es importante destacar que a veces la falta de presupuesto se nota, y está claro que se ha tenido que recortar de aquí y de ahí. Aun así, el resultado es más que notable.

En resumidas cuentas, el juego de marras sacrifica toda mecánica posible para contar lo que quiere, incluso va más allá, dado que deja en nuestras manos saber lo que quiere contar. En este caso, por medio de un desarrollo cuyo lenguaje interactivo reside en la inmersión, la actuación y la transformación, y que trata de unificar los indicios repartidos por un escenario lo suficientemente extenso y rico en detalles.


Duración

Sin embargo, el valor más resistente de Edengate: The Edge of Life está en su enorme riqueza conceptual. En menos de 2 horas, el estudio de desarrollo es capaz de sembrar y cultivar una cosecha inagotable de ideas: los efectos de la soledad y la locura del individuo, la diferencia entre vida y supervivencia, el choque entre lo normal y lo “anormal”, la aceptación de la muerte, el derrumbe de las civilizaciones, las barreras de la comunicación… Son solo algunas de las reflexiones que pueden surgir jugando al título que protagoniza estas líneas.

edengate 4

Reflexiones que otros videojuegos han tratado de llevar a cabo, con mayor o menos fortuna.


Conclusión

Desde tiempos inmemoriales, los walking simulator han apostado deliberadamente por una narrativa enfocada en contar una sucesión de eventos previamente diseñados, y concernientes a una única historia, lo que implica una sola posibilidad de lectura correcta.

En un ejercicio de gran belleza ludonarrativa, Edengate: The Edge of Life mantiene en un perfecto equilibrio todos estos métodos, que se concitan los unos con los otros en la historia de la parte protagónica. Así, además de conocer la trágica verdad sobre el destino de nuestra protagonista, los hechos se narran/juegan desde esa perspectiva fantástica y real, tocando al jugador discernir la dura verdad de la mentira dulcificada.

Agradecemos a HOOK el material proporcionado para poder realizar este análisis.

EDENGATE: The Edge of Life
EDENGATE: The Edge of Life
Publicado por: HOOK
Precio: 5,99 €
EDENGATE: The Edge of Life
EDENGATE: The Edge of Life
Publicado por: HOOK
Precio: 6,99 €

72/100
Nota final
  • Apartado gráfico
    75/100
  • Jugabilidad
    70/100
  • Duración
    70/100

Lo bueno

  • Una obra que abraza los efectos de la soledad y las barreras de la comunicación.
  • El mundo en el que transcurre la trama.

Lo malo

  • Estructura algo apresurada.
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios