Análisis de D&D: Dark Alliance



Uno de los juegos que más nos había llamado la atención los últimos meses, o por lo menos a un servidor, fue D&D: Dark Alliance, el nuevo juego de Tuque Games. En esta ocasión volvemos a Icewind Dale con la saga del Elfo Oscuro, de RA Salvatore, uno de lo clásicos del rol de papel y lápiz. Una nueva adaptación que dejaba atrás las perspectivas cenitales al más puro estilo diablo por una cámara en tercera persona. Un cambio de perspectiva que traía una nueva jugabilidad que sobre el papel tenía buena pinta.

Sin embargo, el resultado se queda a medio caballo de lo que podría haber sido. Una serie de buenas ideas quedan enturbiadas por fallos en aspectos claves y que deslucen el producto final.  A pesar de ella, la ambientación, los personajes y la esencia más pura de Dungeons & Dragons está presente y se siente en cada misión, cada combate, cada metro.


Apartado técnico

D&D: Dark Alliance es un juego que luce un buen apartado artístico y visual. La recreación de Icewind Dale es impresionante, logrando que las partidas de tablero de antaño cobren vida en nuestra consola. Los modelados están bien trabajados y cuenta con un buen sistema iluminación. Sin embargo, como suele pasar, no todo lo que reluce es oro, y el juego cuenta con algunos fallos técnicos importante.

Para empezar, los tiempos de carga son bastante largos, incluso en Xbox Series X, consola en la que hemos jugado. Por otro lado, aunque el juego funciona a 4K, cuenta con importantes caídas de FPS en los momentos más álgidos de los combates y en especial si hay varios enemigos en pantalla. 

D&D: Dark Alliance

Además, como comentaremos en el apartado de jugabilidad, la IA enemigo funciona de manera bastante irregular y errática, y algunos efectos no están del todo bien recreados. Eso sí, mención aparte merece la BSO, que sabe acompañar cada momento y tiene un acabado impecable.


Jugabilidad

Uno de los puntos que más frío me ha dejado, quizás porque esperaba bastante por lo visto en los tráileres, es la jugabilidad. Esta es bastante tosca para lo que estamos acostumbrados a estas alturas en los ARPG. Sí, tenemos un sistema de dos botones para golpes fuertes y rápidos, y un sistema de parry y esquivas. Todo en pos de conseguir combates ágiles, pero que no llega a eso. 

Además, un gran hándicap es la IA enemiga, que funciona bastante mal. Podemos dispararles desde lejos y ni se inmutarán, por lo que podremos encadenar combos de cientos de golpes sin despeinarnos, además de acabar con los enemigos sin demasiado problema. Otras veces, en cambio, veremos como los enemigos sí que nos detectan, vienen a por nosotros, pero hasta determinado punto, cuando se dan la vuelta y vuelven a su punto de origen. No, no siguen (ni intención tienen) y no volverán a molestarnos hasta que entremos de nuevo en su rango de acción. 

Todo ello, en un juego en el que la exploración es mínima (cada escenario nos presenta rutas alternativas y salas ocultas, pero poco más) es un gran fallo, sobre todo porque lo que haremos principalmente será combatir contra hordas de globins y trolls. Entre cada misión pasaremos por nuestro campamento, donde podremos recoger el botín de la última aventura, comprar objetos o mejorar materiales y seleccionar nuestro próximo objetivo. Pero la esencia es combatir, combatir y combatir… Con un sistema que se queda muy corto y muy tosco a los mandos. Y, además, cuenta con otros fallos importantes, como  cámara que se posiciona demasiado cerca de la acción y unas hitboxes que no se corresponden con las embestidas de los enemigos o nuestros ataques.

D&D: Dark Alliance

Con todo ello, lo que si está bien logrado es la diferencia entre los cuatro personajes elegibles. Es cierto que echamos en falta la presencia de un mago, inexistente en el juego, pero el resto de personajes cumplen a la perfección con los roles preestablecidos. De este modo, tenemos a Drizzt, el personaje más rápido y equilibrado y que cumple el papel del clásico asesino, a Catti Brie, arquera de apoyo especializada en curar al pelotón y en infligir gran daño a distancia. Por otro lado, contamos con Wulfgar, el bárbaro del grupo, que como tal es el especialista en romper las defensas de los enemigos, y a Buenor, el tanque del grupo. Un equipo equilibrado y pensado para el juego multijugador y en que cada jugador se pueda especializar en un tipo u otro.

Además, cada personaje cuenta con un par de árboles de habilidad y de movimientos, que nos permitirán mejorar las stats y aprender nuevas combinaciones de ataques. Por otro lado, el juego cuenta con un sistema de loot que nos permite mejorar y cambiar diferentes partes de la armadura de cada personaje, así como sus armas. Un sistema que está bien equilibrado y que otorga buenas recompensas en los mayores niveles. Además, el juego nos invita a revisitar y rejugar los niveles, que cuentan con varias salas secretas y caminos alternativos, para conseguir el mejor equipo posible.

D&D: Dark Alliance

Y hablando de los niveles, un detalle que nos ha gustado y que nos parece de lo más original e innovador es la opción de elegir los checkpoint. A lo largo de cada misión nos encontraremos con un punto de descanso tras completar una oleada, donde podremos elegir si activamos una zona de descanso donde recuperarnos y reponer nuestras pociones o, por el contrario, decidimos seguir sin ese descanso y a cambio conseguimos un aumento en el botín que podemos obtener. De este modo, queda a la elección del jugador intentar pasarse la misión del tirón y conseguir mejor equipo o conseguir un punto de reaparición en caso de caer y no tener que iniciar desde el principio. 


Duración

D&D: Dark Alliance nos plantea una historia basada en cuatro misiones, con tres partes cada una. Además, contamos con tres pruebas especiales, por lo que pasarnos la totalidad del juego nos llevará unas 10-12 horas, aunque dependerá de su jugamos solos o en cooperativo y de la dificultad que elijamos. Además, el subir cada uno de los personajes a nivel máximo, desbloquear todas las habilidades y movimientos aumentará considerablemente el número de horas totales que le podemos dedicar.

D&D: Dark Alliance

Por otro lado, el juego nos invita a rejugar todos lo niveles, bien para recorrer los caminos alternativos, bien para conseguir nuevo y mejor equipo o para encontrar todas las salas ocultas con más puntos de habilidad o cofres con equipo. Sea lo que sea, tenemos contenido de sobra para largas tardes con nuestros compañeros de armas.


Conclusión

D&D: Dark Alliance era un juego al que le tenía muchas ganas desde su anuncio. Su inspiración, la base argumental con la que contaba, los personajes… Todo hacía presagiar un buen título. Sin embargo, el resultado final me ha dejado bastante frío. No diría que no me ha gustado o no es lo que podía esperar, pero sí que me gustaría que hubiera llegado un paso más lejos.

En especial en el gameplay, que como ya hemos mencionado se nota tosco y lento, con fallos importantes en la IA enemiga. Además, la ausencia de un perfil de mago siempre duele. Y, aunque cuenta con buenas ideas, como los checkpoint voluntarios, se le nota la ausencia de más elementos RPG. Y eso es un delito grave para un juego basado en D&D. Si, tenemos un buen sistema de loot, que nos invita a rejugar misiones y conseguir mejor armamento, y pequeños árboles de habilidades y movimientos, pero todo podría dar mucho más.

Con todo ello, D&D: Dark Alliance es un juego que está pensado para aquellos que ya conozcan la intrahistoria del Elfo Oscuro y que sepan perdonar los fallos en el gameplay. Con todo ello, si somos consecuentes, estamos ante una propuesta disfrutable, sobre todo en cooperativo con cuatro amigos.

Análisis de D&D: Dark Alliance - Os tramo es nuestro análisis de D&D: Dark Alliance, el nuevo título del popular juego de mesa, ambientando en el arco del elfo oscuro.
6.3

Lo Mejor

  • Buena selección de personajes, aunque se echa en falta un mago.
  • Icewind Dale representado como nunca antes.

Lo Peor

  • Sistema de combate tosco.
  • Fallos importantes en la IA y en las hitboxes.
  • Tiempos de carga largos incluso en Xbox Series X.
  • Caídas importantes de FPS.
6 Apartado Técnico
5.5 Jugabilidad
7.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
JGBassols

Mi vocación fue siempre la arqueología, pero por azares del destino termine enamorado de la Egiptología. Pero, sobre todo, soy periquito y gamer. Además, soy amante de las buenas historias. Si no me ves estudiando, estaré con un mando y una aventura en la consola.

Deja una respuesta