Análisis de Blackwind



Hace bastantes años que me adentré en el mundo de los videojuegos que usaban los mechas como principal llamamiento para el jugador. No miento cuando digo que pasé muy buenos ratos en el Steel Batallion de la Xbox original el cual contaba con un inmenso mando y unos pedales que te hacían sumergirte de lleno en la acción. Además de eso, fui una de las personas que se emocionaron hasta el alma con la llegada de Titanfall a las consolas posteriores. Un shooter frenético que mezcla soldados y mechas, donde nada podía salir mal.

Tras su presentación en el verano de 2021 y después de unos años sin estar en contacto con exoesqueletos, esta semana he vuelto a engancharme al mundo tecnológico y de los robots asesinos, os lo cuento a continuación.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Nuestra compañera Blackwind en todo su esplendor

Esta vez nos encontramos en Blackwind, un shooter estilo twin stick en el cual no dejarás de disparar y luchar contra hordas de enemigos que solamente tienen un fin, terminar contigo. Todo esto transcurre con una vista cenital que a veces hará de enemiga. Ahora os cuento todo con más detalle.

James Hawkins y su fiel amiga Blackwind

En esta nueva entrega desarrollada por Drakkar Dev y producida por Blowfish Studios te pondrás en la piel de James Hawkins, hijo de un prestigioso profesor el cual desarrolla mechas para el ejército, aunque en este caso están nombrados como Battle Frames. De camino a llevar estos exoesqueletos a un nuevo planeta tu nave se ve atacada y tu padre en un intento por salvar tu vida, te mete dentro de su último invento que cuenta con una IA avanzada llamada Blackwind y te lanza dirección a la superficie de este planeta minero.

Una vez pisas tierra firme comienza tu historia, la cual te llevará por varios biomas, mapas pasilleros y alguna zona más abierta con un ligero toque de exploración. Tu misión es descubrir por qué un simple planeta minero está siendo atacado.


Apartado técnico

Está claro que no estamos disfrutando de un AAA, sin embargo, en cuanto a su apartado gráfico cumple con creces lo que podrías esperar de esta entrega. Es un juego visualmente bonito, rinde muy bien y las distintas zonas están perfectamente representadas. Además de eso cuenta con un escenario prácticamente destruible por completo. Un detalle muy logrado en este caso. Estoy jugando la versión de Xbox ONE por lo que es probable que en las versiones superiores esto sea incluso mejor, además cabe destacar que está a 60 fps en ONE X y en Series. Lo cual es un detalle muy bueno para este tipo de juegos tan frenético.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Los coloridos orbes de los cuales hablaremos en el siguiente apartado le dan a estos gráficos un toque más «alegre», ya que son visualmente muy llamativos debido a sus colores intensos. En cuanto al apartado sonoro también cumple sin mayor problema, música acorde a los momentos de acción, diálogos con sentido y efectos sonoros buenos. En definitiva este apartado técnico lo supera sin mucha complicación, sobre todo en las zonas interiores.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Máquina en la que podrás descargar el mapa para zonas interiores


Jugabilidad

Llegamos a la parte más importante de los juegos, al menos en cuanto a opinión personal. ¿De qué sirve un juego puntero gráficamente, pero que no te entretiene ni tiene una buena jugabilidad?

En este apartado Blackwind no innova demasiado, estamos ante un juego twin-stick shooter en el que podrás apuntar en 360 grados sin importar los movimientos de tu personaje, algo lógico en este tipo de juegos en donde nos enfrentamos a hordas de enemigos, y cuando digo hordas es por algo… Si en algo destaca Blackwind es en su acción, siempre te verás en problemas y en ocasiones será complicado salir de ellos.

Un twin-stick shooter muy llamativo - ¡Comparte!    

Este shooter también cuenta con ejecuciones las cuales te ayudarán un poco a terminar con tus enemigos antes, aunque cuidado con el lugar en donde las realizas, sufrí un bug haciendo una y me quedé atascado en una pared… El Battle Frame no era lo suficientemente fuerte para romper ese hormigón, así que me tocó cargar punto de control. Otro problemilla es que si estás pegado a un enemigo o a un objeto, Blackwind dejará de disparar… Todavía no sé el motivo, pero tendrás que alejarte un poco o destrozarlo cuerpo a cuerpo con nuestras cuchillas, tú eliges.

Blackwind realizando una ejecución

Blackwind realizando una ejecución

También contaremos con un dash para recolocarnos y no terminar rodeados por los enemigos. Todo esto unido a las cuatro habilidades que estarán disponibles a lo largo del juego intentará facilitarnos los enfrentamientos. Esas habilidades van desde misiles hasta escudos, os dejo con la intriga de las otras dos para que las descubráis vosotros mismos. Eso sí, ten cuidado al usarlas, ya que estas no estarán disponibles en todo momento y tendrás que volver a llenar la energía que usan.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Además, en ocasiones tendrás que contar con un pequeño dron que podrás desplegar para llegar a sitios inaccesibles. Esto te ayudará a recoger tarjetas y abrir las puertas que antes estaban bloqueadas, tened en cuenta que también os será útil para algunos puzzles.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Ahora os hablo de los orbes anteriormente citados, estos serán nuestros mejores amigos, ya que nos darán curación, energía para nuestras habilidades y como no, puntos para mejorar nuestro Battle Frame y hacerlo todavía más mortífero. Podrás hacerte con ellos eliminando enemigos y rompiendo partes del escenario, puesto que como os dije, esto está bastante logrado y sobre todo si hablamos del mobiliario, porque prácticamente todo es destruible.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

Vamos a la parte no tan buena, que nos la encontramos en la cámara. En Blackwind la cámara gozará de una posición fija es decir, tú no la puedes mover de ninguna forma. Ella es la que se encargará de todo esto de manera totalmente automática y hay que decir que es su peor punto. Este fin no está bien logrado, la cámara no va acorde a tus movimientos, más bien, no se coloca en la posición correcta. Debido a esto habrá muchas veces que no verás dónde están los enemigos y pisarás muchas minas que están por el suelo debido al simple hecho de que es imposible que las veas.

Aunque la cámara no solo te afectará en las batallas, también en la exploración y en los puzzles, ya que algunos saltos se complican bastante debido a esta. Sobre todo lo sufrirás en las zonas exteriores que es donde más abundan los puzzles y el método de exploración. En las zonas pasilleras la cámara se comporta mucho mejor y es bastante más disfrutable.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.


Duración

Nos encontramos ante un juego que me ha durado casi 9 h su campaña principal – no dispone de misiones secundarias – y recolectar algunos secretos los cuales se basan en cosméticos para nuestro personaje. En Blackwind no nos ofrecen una historia profunda y larga, sino que su fin es entretenernos con la infinidad de enemigos a los que nos enfrentaremos durante nuestro camino a la victoria. Eso consiguen, por lo que estarás esas horas disfrutando mientras disparas y machacas a los enemigos.

En Blackwind también contamos con el viaje rápido, muy útil para volver a visitar las diferentes zonas y así completar los coleccionables al 100%.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.


Conclusión

Sin duda nos encontramos ante un juego que cumple su función, divertir. La innovación en cuanto a la exploración no está mal aunque como decía anteriormente, el desarrollo de la cámara empaña completamente esta parte del juego. Los puzzles son sencillos y la curva de dificultad aumenta a medida que avanzas en la historia, cosa de agradecer. Aunque respecto a este puede que al principio el salto sea demasiado grande y te cueste bastante eliminar a los enemigos a no ser que lleves tu Battle Frame al día.

La cámara, la única culpable de empañar la excelente experiencia de acción que ofrece - ¡Comparte!    

Blackwind se queda en un juego entretenido y divertido. Podría haber sido un buen juego, pero la jugabilidad y la diversión se pueden tornar en frustración por esa cámara ya mencionada anteriormente. Aun de esta manera he de decir que disfruté jugándolo y me parece una idea acertada por parte de sus desarrolladores. Unas pequeñas mejoras como un mapa o algún tipo de guía en exteriores para intentar solventar la mala calidad de la cámara y estaremos ante una mejora notable.

Análisis de Blackwind - Blackwind llega a nuestras consolas en forma de shooter frenético y con un punto de exploración que no destaca demasiado por culpa de su cámara.

6.3
BUENO

Lo Mejor

  • Fluidez a la hora de entrar en combate.
  • Apartado gráfico decente.
  • 60 fps en ONE X y Series X|S.

Lo Peor

  • La cámara hace que el juego empeore bastante.
  • Solamente dispone de cooperativo local.
7 Apartado Técnico
5.5 Jugabilidad
6.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Luis Falcón

Apasionado de los videojuegos desde que tengo uso de razón, cualquiera diría que nací con un mando bajo el brazo. No le hago ascos a nada, desde shooters hasta conducción, pasando por RPGs o plataformas.