Análisis de Black Book



Sentimos pena por la pérdida, por nosotros, por la persona que se ha ido. Tenemos la sensación de que no hemos pasado tanto tiempo con la susodicha, que no la hemos escuchado… Pensamos que es nuestra culpa, que tenemos dicho malestar porque hay algo que no hicimos bien. Con todo, si pudiéramos revertir estos impactos negativos en positivos, ¿lo haríamos? ¿Cuán lejos podríamos llegar por la persona a la que más amamos? ¿Venderíais vuestra alma al diablo? Por medio de la pérdida, Black Book nos ofrece una propuesta que mezcla aventura y rol y que se apoya fuertemente en la mitología eslava.

Una mezcla de géneros con resultados sorprendentes - ¡Comparte!    

La característica principal de esta mitología, que gravita en torno a un buen puñado de mitos del norte de Rusia, es que representa una amplia e imaginativa réplica del mundo circundante, donde el ser humano se ve rodeado de un sinnúmero de seres perversos y espíritus taimados que acechan en todo momento. Y la obra desarrollada por la gente de Morteshka se ampara en la antigua conciencia eslava para poner de manifiesto un mundo que recorremos a través de los ojos de una joven bruja llamada Vasilia, que adquiere el Libro Negro para recuperar a su amor perdido. Empero, ello acarrea consecuencias crecientes que reivindican su importancia a lo largo del juego, por esta razón, pasaremos la mayor parte del mismo al servicio de la oscuridad a base de luchar con demonios y hacer exorcismos.


Apartado técnico

Uno de los estilos contemporáneos más atractivos dentro de esta industria es el low poly, una técnica que a pesar de su aparente simpleza, brinda un acabado sumamente atractivo. Sí, su apariencia es tremendamente minimalista, pero es algo que requiere un alto grado de creatividad, dado que transformar composiciones relativamente complejas con el mínimo de recursos no es una tarea baladí. A este respecto, Black Book explora esta estética para crear un mundo al amparo de esa oscuridad en la que se vio sumido el mismo durante mucho tiempo y con las creencias que dominaban el entorno, con demonios perniciosos más arraigados en la antigua conciencia eslava.

Un mundo enriquecido por los elementos mitológicos y que está relacionado con la magia y la hechicería, cantando canciones rituales que tienen aspectos duales y opuestos.

Black Book

Por otra parte, el juego que nos ocupa viene con voces en ruso, inglés y con textos en la lengua de Shakespeare. Cada época tiene su forma de hablar y Black Book cuenta con una variedad lingüística del habla algo diferente de la lengua estándar y con expresiones que a veces pueden resultar insondables para los hablantes más contemporáneos, Sea como fuere, la historia, a grosso modo, fluye con naturalidad y resulta comprensible, pero avisados estáis.


Jugabilidad

En plena efervescencia de los juegos de cartas, una fiebre que popularizó la gente de Blizzard Entertainment con la salida de Hearthstone en 2014, no han sido pocos los títulos que se han aprovechado de esta tendencia. Incluso Slay the Spire y su fusión tan particular que combina las cartas tradicionales con los roguelike, es unos de los casos más sonados desde su salida allá por el año 2019. Después de todo, se trata de una propuesta de aparente sencillez y desafío que hace gala de un delicado balance entre riesgo y recompensa, así como un endiablado sistema de dificultad que nos reta constantemente por medio de una actitud muy obstinada.

Aunque no con la misma brillantez, Black Book sabe muy bien cómo jugar sus cartas manifestando la imperiosa necesidad de que mejoremos con cada encuentro realizado por mediación de combates que se desarrollan por turnos. Si bien, también nos enseña a ser conscientes de que el libro negro que portamos es algo más que un recurso argumental, es la fuente de nuestro poder. Un artefacto de poder que nos ayuda en nuestra lucha contra los demonios y bandidos, estableciendo un sistema de combate que realiza distinciones entre cartas normales, que van desde acciones ofensivas hasta defensivas, y las que son clave, que son mucho más limitadas.

Black Book

Los primeros compases de la aventura, cuyo curso de acción se desarrolla durante la mayor parte por medio de varios mapas estáticos con un puñado de puntos de interés, que pueden ser obligatorios o totalmente opcionales, son bastante sencillos. Aun así, conforme vamos avanzando y subiendo de nivel, adquirimos nuevos e interesantes modificadores que enriquecen los combates e incluso más cartas para usar en cada turno. Al final, hay una progresión definida en Black Book, una que se mantiene en su parte más rolera y cuando realizamos pequeñas tareas que se basan en el folclore ruso y en el de las tribus finesas del norte de Europa. Tareas en las que conoceremos a gente que nos contará su historia y que ponen a prueba nuestros conocimientos.


Duración

La ley de causa y efecto se basa en la idea de que toda acción desencadena una consecuencia o un resultado. Esto también sucede con los videojuegos y con este Black Book, dado que las decisiones que tomemos, con ciertas remembranzas a los libros de “Elige tu propia aventura”, provoca que la historia varíe y pueda ser diferente a la de alguna otra persona, acabando en otro punto distinto. No obstante, esta propuesta está basada especialmente en las elecciones centradas en la ética, los modales, y lo que creemos que es un comportamiento adecuado, o quizá no.

Black Book

Llegar a los créditos finales no nos llevará más de 20 horas de juego, pero la construcción de la personalidad moral que atesora Vasilia propicia distintas situaciones que se traducen en más de una partida. Su valor rejugable es agradecido.


Conclusión

Toda sociedad crea historias, y hay algunas que incluso se transmiten en varios países. La pregunta de cómo surgen, como se perpetúan y transforman a lo largo de varias generaciones es algo que ha causado muchos quebraderos de cabeza, pero eso no no quita que aportan su granito de arena. Aunque sus mecánicas son algo repetitivas, Black Book apuesta contra la banca atesorando un gran valor, en este caso, la introducción de una mitología no tan extendida por estos lindes. Podrá ser una gigantesca mentira, pero eso no invalida su mensaje, ya que aporta una gran cantidad de valores que van más allá de la personificación de la oscuridad y la sombra que llena todos los rincones y agujeros del mundo.

Análisis de Black Book - Os traemos el análisis de Black Book, una propuesta que mezcla rol y aventura, y que se apoya fuertemente en la mitología eslava.
8
NOTABLE

Lo Mejor

  • La introducción de una mitología no tan extendida en el mundo occidental.
  • Un acertado uso de la técnica low poly al servicio de un mundo al amparo de la oscuridad.
  • Decisiones que dependen del comportamiento moral y abstracto.

Lo Peor

  • Sus mecánicas pueden hacerse algo repetitivas a la larga.
7.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

Deja una respuesta