Análisis de Bite the Bullet



El estilo de los videojuegos ha cambiado mucho a lo largo del tiempo. Lo que ahora triunfa en la mayoría de los usuarios ni existía en los primeros años de los videojuegos. Por supuesto, esto no significa que haya desaparecido, y es que uno muy conocido por los usuarios era Metal Slug. Ahora ha salido un juego que nos ha recordado en lo estético a esta saga, Bite the Bullet.

Respecto a la historia, estaremos en un mundo donde la comida es escasa y la especie humana ha comenzado a consumir materia inorgánica para poder sobrevivir. De hecho, metales, basura, enemigos y por supuesto la comida propiamente dicha. Formaremos parte de una organización que investigará a nuestros enemigos, y nuestra misión será comerlos a la par que evitamos que destruyan la tierra.


  Síguenos en Google News

Dialogo y pre-primera misión en Bite the Bullet

Una historia muy simple, un gameplay muy divertido que, por desgracia, sufre una serie de problemas que no le sientan nada bien. La idea del juego está muy bien, y muestra que el estudio tiene buenas intenciones con este juego, pero que sin el correcto apartado técnico nos impedirá jugar como deberíamos.


Apartado técnico

El diseño de los escenarios de Bite the Bullet nos ha parecido muy bonito, con un estilo realmente adecuado y muy bueno. Esa sensación de parecido a Metal Slug unido a las diferentes mecánicas genera muy buen feedback y, al menos inicialmente, alienta a jugar. Por desgracia, los problemas que le rodean lo entorpecen.

El escenario, como es muy normal, se mueve acorde a nosotros. Al ser un escenario en 2D queda muy bien y se puede sentir esa apelación a la nostalgia. Donde sí supondrá un problema es en la batalla con los jefes. Puede parecer un caso concreto, pero al menos a nosotros nos ha ocurrido bastantes veces, y es que, si nos derrotan en el borde de la batalla en cuestión, donde la cámara está fija, y decidimos reaparecer, lo haremos justo detrás de la pared.

Otro problema que nos ha ocurrido, y que esto si nos ha hecho tener que repetir todo, es que, al revivir tras morir más de tres veces, hemos aparecido en un escenario con enemigos y en blanco completamente. Los enemigos no reaccionaban y no podíamos ver nada de lo que había a nuestro al rededor. Hay que reconocer que solo nos ha pasado una vez, pero cuando llevamos más de una hora explorando, que ocurra esto y perdamos todo resulta muy molesto.

Bug en Bite the Bullet

Podremos seguir disparando, y nos podrán seguir haciendo daño, pero no vamos a tener la oportunidad de movernos. Básicamente contaremos con una muerte asegurada que nos hará tener que repetir el nivel desde el último punto de control.

Bite the Bullet contará con textos en español, aunque en algunos casos se han olvidado la traducción correcta y podremos ver partes en inglés. Serán mínimas, por no decir extremadamente puntuales, pero si puede ser un problema para algunos jugadores. Por suerte, aunque por desgracia en otros momentos, la historia será más una excusa para llevarnos a los diferentes mapas, por lo que estos textos pueden ser secundarios.


Jugabilidad

Bite the Bullet cuenta con una de las mecánicas más inesperadas y divertidas, y es que podemos comernos todo lo que haya en el escenario, o todo lo que se mueva. Metales, comida, basura e incluso los propios enemigos. Este es el punto donde más se refleja lo que hace especial a este juego, y lo hacen de maravilla.

En el caso de la comida que haya por el escenario, sin ningún tipo de problema podremos engullirla en cuanto la veamos. En el caos de los enemigos habrá que dejarlos KO antes para poder hacerlo. Aunque hay que tener cuidado, como comamos algo en mal estado, más vale que estemos preparados para echar todo lo que tengamos.

Historia y explicación de la mecánica principal de comer en Bite the Bullet

Aparte de esta mecánica, contaremos con aquellas más tradicionales como es saltar, realizar un dash o disparar a nuestros enemigos. En el caso de las armas, tendremos dos diferentes que podremos mejorar mediante crafteos. Estas mejoras se harán en puntos concretos, y nos permitirá hacer más daño o cualquier efecto secundario. Para ello se utilizarán puntos de grasa y proteína, porque todo lo que comamos va a tener un efecto positivo o negativo en nuestro cuerpo.

A medida que vayamos comiéndonos a nuestros enemigos obtendremos diferentes proteínas o grasa, aunque podremos aumentarlo rápidamente con el cubo de mayonesa o la el tubo con proteinas. Estos se irán perdiendo a medida que andemos o realicemos acciones, lo cual hace que haya que tener cuidado si queremos craftear, pero a la vez al no poder hacerse en cualquier lado dificulta que se craftee fácilmente.

Como detalle curioso de Bite the Bullet, es que no solo contaremos con los personajes masculino y femenino en forma y preparados para la acción, sino que también podrán estar gordos. Si comemos mucha grasa y pocas proteínas nuestro personaje engordará, de forma que saltará menos. Por el contrario, estar en forma nos permitirá ser más ágiles a la hora de mover al personaje. Cada uno tiene sus momentos clave para utilizarlos, y es muy divertido ver cómo cambia según avanza el juego.

Si comemos muchos enemigos o elementos de golpe, podremos llenar una barra en la parte superior izquierda que nos permitirá transformarnos en un zombie. Seremos extremadamente veloces en este caso, y nuestras habilidades se potenciarán a nivel general. Dura muy poco tiempo, pero es muy útil y vale la pena aprovecharlo cuando hay ocasión.

Nuestro personaje como zombie en Bite the Bullet

Respecto al dash, este nos permitirá llegar a las zonas más complicadas o saltar puntos en el mapa. Esto vendrá muy bien sobre todo en los puntos donde tengamos acido o algún elemento que nos haga daño. Lo que si es cierto es que no funcionaba todo lo preciso que cabría esperar, y es que en más de una ocasión ha habido que presionar más de una vez para que funcione.

Mientras vayamos explorando el mapa nos encontraremos con varios caminos entre los que podamos elegir. Todos estos tendrán misiones secundarias y diferentes caminos a recorrer. En una de las misiones nos pondremos en la piel de una ardilla gigante y tendremos que completar un recorrido matando a una serie de enemigos. Esto es muy divertido, pero hay que reconocer que se pueden hacer mapas muy largos.

Los mapas pueden ser muy cortos, y es que si vamos seguidos no supondrá un problema. Todos los caminos serán completamente opciones, aunque si es cierto que cuando llevamos más de una hora y no llevamos más de un 22% resulta muy pesado. Sobre todo, si pensamos que son 3 vidas por cada partida y los puntos de control, si bien existen, no podremos pararlo y retomarlo más adelante.

Antes, durante y al final de cada misión de Bite the Bullet podremos ver una serie de objetivos que tendremos en ese mapa en concreto. Derrotar a un número determinado de enemigos con un arma, acumular cierta cantidad de proteínas o incluso comernos a un número determinado de enemigos. De esta forma, el único objetivo no será llegar al final y se hará más divertido y lógico explorar.

En puntos concretos del mapa, al igual que ocurre con los crafteos, podremos mejorar a nuestro personaje. Este ya está modificado genéticamente para que pueda comer todo tipo de elementos, pero podrá modificarse más para que obtenga más vida, daño o cualquier otra habilidad. Esto costará una serie de puntos que iremos obteniendo a medida que juguemos, y de hecho resultará un mapa de habilidades enorme, aunque como es normal habrá algunas más útiles que otras.


Duración

Sobre la duración de la historia de Bite the Bullet, si vamos directo a completar el juego sin pararnos a investigar no resultará muy largo, tardando aproximadamente una hora, o un poquito menos, por nivel. Teniendo 8 niveles, más o menos podemos ver el tiempo que nos va a durar. Por supuesto, esto será si vamos más directos a completarlo, porque los niveles pueden ser realmente largos.

Selección de misión en Bite the Bullet

Esto normalmente no es un problema, y es que al final da mucho más juego y permite explorar, pero si es cierto que no parece tener mucho sentido. Son niveles exageradamente grandes, y es que la primera vez que jugué intenté explorar cada camino y en una hora solo había avanzado hasta la mitad.

Las recompensas que nos da el explorar no suponen un gran aliciente, y completarlo será más el interés por tener el 100%, pero niveles algo más pequeños seguramente le hubiesen sentado mejor. Si vamos directamente al final perderemos mucho y no se disfrutará de la gran variedad de escenarios que han creado, pero un punto medio será lo mejor.


Conclusión

Bite the Bullet es, como dije al principio, un juego muy bueno, con unas ideas bien pensadas y una estética preciosa que le sienta muy bien, pero que no se puede jugar tranquilamente. El hecho de poder craftear mejoras de las armas resulta muy interesante, y la idea de comernos a los enemigos es original y muy divertida. Esta estética y la capacidad de explorar suman irremediablemente puntos, y es un enfoque claro en la nostalgia de estos viejos juegos.

Mapa de Bite the Bullet

Respecto a los puntos negativos, encontraremos unos mapas muy largos y laberínticos que nos ha resultado muy lioso. Respecto al crafteo de armas, necesitaremos proteínas y grasa para ello. Por desgracia, esta se pierde poco a poco mientras nos movemos, lo que hará bastante difícil poder hacerlo cuando queramos.

Lo que sin duda resulta un auténtico problema, y que, de hecho, harán complicado que podamos jugar cómodamente, son los problemas con los controles y los bugs. Hay partes de niveles donde tenemos que evitar tocar el suelo y para ello podemos usar el dash. Esto es muy divertido y nos requiere algo de habilidad, pero que, si el dash no lo hace, aunque pulsemos resulta frustrante.

Aunque sin duda, el peor problema son algunos bugs que nos impiden avanzar y toca reiniciar el juego, seguramente teniendo que repetir ese nivel si no más porque no se ha guardado. Aparecer en niveles vacíos donde los enemigos no se mueven y no hay escapatoria, o incluso quedarnos atrapados en la pared sin poder movernos, pero si recibir golpes. Lo que si es cierto es que esto solo ocurre si revivimos con un enemigo al lado y esto nos empuja a la pared.

Son errores que se pueden solucionar con una actualización de Bite the Bullet, pero que hasta entonces hay que tener muy en cuenta que puede no pasar nada y que todo funcione bien, o que haga cosas raras. Lo que si podemos ver es que la idea es realmente buena.

*Gracias a Mega Cat Studios por proporcionarnos el material para la review.

4.7
Decepcionante

Lo Mejor

  • Crafteo de mejoras
  • Sistema de mejoras de nuestro personaje
  • Posibilidad de comernos todo lo que nos encontremos a nuestro alrededor

Lo Peor

  • Bugs que impiden jugar correctamente
  • Niveles exageradamente largos y complicados
  • Controles no todo lo precisos que nos habría gustado
3 Apartado Técnico
5 Jugabilidad
6 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pablo Oraa Lopez

Desde pequeño con Nintendo y una Xbox para las grandes horas de juego. Si me tengo que quedar con un juego, Halo 3 conquistó mi corazón.

Deja una respuesta