Análisis de 1971 Project Helios



Desde los madrileños estudios de RecoTechnology nos llega 1971 Project Helios, creadores del título de estrategia del 2017 Numantia. En este nuevo proyecto abandonan un contexto más histórico como fue su anterior videojuego, para ofrecernos un mundo alternativo en el que en 1942 el mundo se congeló y con ello el inicio de una nueva era. Una nueva época de oscuridad en el que la humanidad está dividida en facciones y lucha por sobrevivir.

En este inhóspito mundo acompañaremos a ocho personajes en la búsqueda de la Doctora Margaret Blythe, que parece ser la clave para poner fin a esta edad de hielo. Ya que podría tener el conocimiento necesario para hacer crecer la vida de nuevo en este invierno eterno, y esto sería posible gracias a su último trabajo, el Proyecto Helios.


  Síguenos en Google News

Este 1971 Project Helios he de admitir que despertaba mi interés, ya que disfruto los juegos de estrategia por turnos tipo XCOM. Y a nadie se le escapa que este trabajo de RecoTechnology bebe directamente de títulos como el citado juego de Firaxis, pero dejando a un lado la gestión de bases y haciendo su combate mucho mas accesible. 1971 Project Helios apuesta más por una campaña altamente narrativa y directa a la acción. También me llamaba la atención por que siempre es buena noticia que se lance un videojuego español, para que poco a poco vayan creciendo los desarrollos en nuestro país y pueda crecer aquí este medio que tanto queremos y disfrutamos.

Prepara tus skills, recarga tus reservas de Fulgor, y pon a punto tus armas. Solo así sobrevivirás en este frío paraje. ¡Y no olvides abrigarte!


Apartado técnico

1971 Project Helios es visualmente un título de trazos simples pero efectivos. Su dirección artística me parece acertadísima, ya que tiene un aspecto cartoon, pero no por ello deja de lado el realismo. Y creo que es un acierto por que permite crear esta ambientación realista con muy pocos recursos técnicos. Con una paleta de colores fríos, apoyado en un diseño de personajes y escenarios claramente diferenciados entre sí, consigue crear una atmósfera propia que te sumerge en este mundo hostil de parajes nevados. Si bien los ocho personajes son claramente muy distintos entre sí y fácilmente reconocibles, los 9 escenarios son variados, pero con alguno que otro bastante similar entre ellos.

Clima extremo y estrategia, bienvenidos a 1971 Project Helios - ¡Comparte!    

Si bien a nivel de diseño me ha parecido muy interesante, su rendimiento es otro cantar. Comienzo por su cámara en perspectiva isométrica, que esto no es problema ya que es lo habitual en un título así. El problema viene con su posición, ya que no será una cámara libre, privándonos no solo de poder hacer zoom y ver los personajes más de cerca en combates ya cerrados, o por el simple hecho de disfrutar su diseño. Si no que solo podremos girar la cámara en cuatro puntos prefijados, no siempre teniendo un buen punto de vista y además siendo algo molesto cuando necesitas ir moviendo la cámara seguidamente.

A nivel de framerate no he visto caídas en momentos de tensión, cuando hay bastantes enemigos en pantalla, por ejemplo. Pero en cambio en un par de combates al final de la campaña si daba la sensación de tardar de más en responder cuando seleccionaba las acciones. Lo que, si ha lastrado y mucho la experiencia han sido la cantidad de bugs que tiene el juego en su salida, algo que he sufrido durante la aventura, quedándose colgado tras realizar acciones en combate sin dejarme nada más que mover la cámara. Teniendo que salir del juego, obligando a reiniciar constantemente combates e incluso niveles, ya que otro bug que he sufrido es que directamente no entraba en combate y tener que iniciar desde el principio. Algo que sinceramente ha sido algo frustrante y espero que puedan arreglar en una futura actualización.

A nivel sonoro cumple a un gran nivel, como curiosidad, su banda sonora ha sido compuesta por Xabi San Martín, teclista y compositor del grupo de pop “La Oreja de Van Gogh”. Y sinceramente creo que ha hecho un gran trabajo, tanto con las melodías más atmosféricas en las pequeñas fases de exploración, como los temas mucho más machacones para las fases de combate.  Son temas electrónicos muy frenéticos que acompañan a las diferentes facciones con las que lucharemos. Podrían ser repetitivas o demasiado enérgicas para algún jugador, ya que creo que es cuestión de gustos, pero para mí ambientan perfectamente los enfrentamientos, dando un plus a la acción.


Jugabilidad

En lo referente a las sensaciones del titulo con el mando en las manos, es un videojuego de estrategia que se apoya en dos pilares, sus combates por turnos, y las partes de exploración de mapa que hay entre los enfrentamientos.  No intenta reinventar nada, ni aporta nada excesivamente original, pero lo que hace lo hace con gran solvencia.

Las zonas para explorar no son demasiado extensas, sirven para encontrar objetos para equipar a los ocho personajes en sus respectivos arboles de habilidades. Así como Fulgor, un recurso que atesoraremos, ya que servirá para levantar a los aliados caídos, disminuir el cooldown de las habilidades en combate y luchar contra el frío, ya que este nos hará mella en la vida turno a turno si estamos expuestos a él. Y finalmente para recabar documentos que nos relatan que esta ocurriendo y nos expanden el interesante lore que han creado desde RecoTechnology. No son mapas en los que puedas perderte y muchas veces iras poco a poco conectando el nivel entre sí, a base de puertas que van uniendo estancias. Estas fases sirven como respiro entre combate y combate, que es lo que realmente estaremos haciendo la gran parte de la partida.

En los enfrentamientos, nuestros personajes tendrán cuatro acciones que dependen de los objetos que tengamos equipados en el árbol de habilidades. Los ochos personajes están claramente definidos y existe variedad entre ellos, unos funcionaran a distancias largas, otros a melé, otros sanaran etc. Pudiéndonos crear nuestro equipo ideal combinado sus habilidades.

Su combate bebe directamente de títulos como los de la saga XCOM como ya he mencionado antes. Pero llevándolo a un nivel mucho mayor de simpleza que en los videojuegos de los que es deudor. Por ejemplo, las probabilidades de acertar al enemigo son 50% o 100%, independientemente de la distancia y demás factores, reduciéndolo a si esta parcialmente cubierto o no desde el punto de vista del atacante. Tampoco existen diferentes alturas en las pequeñas zonas donde ocurre el combate, para ofrecer mayores opciones de estrategia.

 Pero a pesar de lo que pueda parecer sobre el papel, su jugabilidad es muy efectiva y divertida. Encadenando combates uno tras otro sin que se te hagan repetitivos o echando en falta estos factores que estoy mencionando. Ya que, por lo menos como yo lo he sentido, los combates son como pequeños puzles que resolver en el primer movimiento. El primer turno es crucial y el resto del combate depende de como te posiciones y tus primeras acciones. Y en cada combate me daba la sensación de resolver un puzle nuevo y diferente al del combate anterior, ya sea por la posición de los parapetos en la cuadrícula, o por la diferencia entre enemigos. Ya que nos enfrentaremos a tres facciones distintas y cada una con sus fuerzas y debilidades.

También tendremos el factor del frío en los combates en exterior, que en la mayoría de los personajes aliados y enemigos ira haciendo mella en la vida turno tras turno. Dando todo esto como resultado un combate de mecánicas simples, pero de ejecución muy dinámica y adictiva, encadenando combates sin que se nos hagan pesados, ya que tampoco se alargarán más de la cuenta en duración.


Duración

La campaña de 1971 Project Helios está dividida en 9 capítulos, teniendo entre ellos un descanso en el menú del campamento. Donde podremos leer las conversaciones que tienen nuestro grupo entre misiones a la luz de la hoguera de Fulgor, o leer los documentos que tengamos en nuestra posesión hasta ahora. También podremos personalizar los árboles de habilidades de los cuatro que nos llevaremos en la siguiente misión, que salvo en contadas excepciones, siempre habrá uno que ira por cuestiones narrativas y los otros tres a nuestra elección.

Teniendo en cuenta el tiempo que pasemos en el campamento trasteando habilidades, leyendo documentos y demás. Una partida normal explorando tranquilamente y sin ir directos a la acción rondará las 8-10 horas. Con una campaña muy narrativa que se apoya en combatir y en hacer avanzar la trama, creo que es una duración adecuada para no forzar demasiado y hacerse repetitiva. Teniendo en cuenta que existen tres finales distintos y su divertida jugabilidad, es un título altamente rejugable. Ya que el universo que han desarrollado invita a ver estos finales y buscar toda la información posible en forma de coleccionables para saber más acerca del mundo y los personajes que lo habitan.


Conclusión

Pese a que como he dicho, la historia, los personajes y la jugabilidad de este 1971 Project Helios me han gustado por una parte y divertido por otra, no puedo evitar tener un regusto agridulce. Al inicio del análisis comentaba que siempre es ilusionan te enfrentarse a un titulo patrio, y siempre queremos que salga bien, pero como digo la sensación final es de quedarse con ganas de más, para lo bueno y para lo malo.

Para lo bueno por que los personajes y su historia me han encantado, así como lo accesible y directo de su apartado jugable, dejándome con ganas de más historias en esta nueva edad de hielo. Y para lo malo por justamente eso, por dejarme con la sensación de que falta algo más. Y creo que es porque al inicio daba la sensación de que la historia iba a crecer más de lo que lo termina por hacer. Así como su componente estratégico, no termina de quedarse corto por que no da tiempo en la campaña, pero un plus en su parte final no hubiese estado nada mal.

 Es esa sensación de que esperas que hagan una continuación porque ese hipotético título si será redondo, partiendo de las bases del anterior.  Y creo que es una sensación contradictoria, porque quiere decir que lo has disfrutado y quieres seguir disfrutando de esta IP. Pero creo que un videojuego debería defenderse por sí solo sin pensar en cómo puede crecer más allá de su entrega inicial.

Pero lo que a nivel personal mas a trastocado la experiencia han sido la cantidad de bugs que he sufrido durante la partida, llegando a desesperar en varios momentos. Algo que no puedo dejar pasar por alto, ya que ahora mismo de las cosas que más recuerdo del título, es tener que empezar el último nivel tres veces, y no es un buen  regusto al terminar una campaña en la que estabas inmerso en la historia.

Agradecemos a RecoTechnology el material ofrecido para poder realizar este análisis.

6.9
Bueno

Lo Mejor

  • Los personajes y su historia
  • Su estrategia es simple pero adictiva y divertida
  • Genial banda sonora

Lo Peor

  • La cámara prefijada y mal posicionada
  • Algunos molestos Bugs
  • Esa sensación de que con poco más ganaría varios puntos
5.7 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7 Duración
Facebook Twitter E-mail
Miguel Uroz

Criado entre arcades, madurado a 360º. Amante de las buenas historias. Jugón desde que tiene uso de razón, y hasta que esta lo abandone.

Deja una respuesta