Analisis de Candle: The Power of Flame

Dos años han pasado desde que Candle: The Power of the Flame se lanzara en PC, un título que ha necesitado de 4 años de desarrollo pero que ha cautivado a todo el público gracias a su impresionante apartado artístico. Este proyecto fue financiado gracias a Kickstarter incluso cuando aún no había soporte para ello en este país, por lo que tiene el doble de mérito el logro conseguido por los chicos de Teku Studios. El juego está narrado en forma de cuento en la que en ningún momento tendremos diálogos entre personajes de la historia, la cual por cierto no vamos a contaros y que recomendamos que la veáis y escuchéis por vosotros mismos. Os podemos asegurar que con los 5 minutos de introducción que tiene Candle, quedareis prendados sin remedio del mundo que han creado para este juego.


Apartado Técnico
Candle: The Power of the Flame destaca sobre todo por aspecto gráfico, pero no porque sea un portento, sino porque el juego está dibujado en acuarela, lo que le da un aspecto gráfico de cuento de hadas, como aquellos libros dibujados a mano que teníamos cuando éramos pequeños.

Todo el conjunto general es sencillamente impresionante y disimula de manera genial las diferentes capas de dibujado dejando un resultado sublime, además, al estar dibujado y tintado a mano todo lo que rodea al juego en cuanto a NPCs hace que los elementos parezcan más vivos. Pese a eso, al estar todo el juego dibujado a mano, tenemos una extraña sensación de lentitud que a la larga nos complicará la vida en buena parte de la partida.

En el apartado sonoro hay que destacar la maravillosa narración de la mano del difunto Pepe Mediavilla (voz de Morgan Freeman o de Gandal en El Señor de los Anillos y El Hobbit), que por aquel entonces prestó su fantástica voz para narrar todo lo que ocurría a nuestro alrededor, además de esto, una magnifica banda sonora lo acompaña de manera genial, que ambienta y concuerda de forma magnifica con lo que necesita mostrar el juego en todo momento. Al ser un juego narrado, eso sí, no encontraremos ninguna voz aparte de la de Pepe Mediavilla, mas allá de “gruñidos” y su propio lenguaje de distintos personajes y otros sonidos ambientales.

Candle: The Power of the Flame
Jugabilidad
Pensad en Candle: The Power of the Flame, como si fuera un puzle gigante,algo así como un Oddworld: Abe’s Oddysey, pero con ligeros cambios. Partimos de la base que TODO en Candle te puede matar, desde las típicas caídas, como una trampa mal activada o un ataque enemigo, pero no solo eso, y es que incluso los que pueden llegar a ser tus aliados, también te pueden matar. Para ello tenemos que ayudar a Teku a resolver distintas situaciones con los objetos del entorno que podamos en ese momento.

Afortunadamente, nuestro protagonista no es tonto y si se tiene que enfrentar a un enemigo lo tendremos que hacer de una manera inteligente. Por ejemplo, cuando tengamos a un enemigo cerca, y este nos dé la espalda, Teku se pondrá a andar de puntillas, para no hacer ruido en caso de que queramos seguirlo. Para acabar con él debemos observar si hay algún elemento en el escenario que creamos que pueda darle muerte, como una pequeña charca, una vez nos hemos acercado lo suficiente, tendremos la oportunidad de arrojarle a ella para que se ahogue y poder continuar nuestro camino. Pero no os llevéis a engaño, esto no ocurre tan a menudo y en muchas ocasiones nuestro enemigo no está solo y puede alertar a los suyos si ven como acabamos con él, por lo que tendremos que huir todo lo deprisa que podamos y escondernos o utilizar alguna trampa que hayamos preparado con anterioridad.

Ahora, muchos os preguntareis de donde sale el nombre de Candle: The Power of the Flame. Teku dispone de una vela mágica, la cual solo podemos encender cuando tenemos algún fuego cercano, esta vela nos ayudará a espantar a algunos de los seres salvajes que pueblan el mundo, así como encontrar objetos en la oscuridad y entrar en zonas que con ella apagada no podemos acceder. Esta vela es muy útil para esos momentos, sin embargo, no será demasiado útil para escondernos de nuestros enemigos, ya que, aunque vayas a hurtadillas, estos se alertarán al ver la luz.

Cuando nos referimos a un puzle gigante, debemos pensar en el juego como tal, y ser muy observadores con el entorno para saber qué hacer en todo momento, tenemos que encontrar ese objeto para un NPC que se encuentra 4 habitaciones mas allá y que pese a que no guarde demasiada relación, tendrá un nexo común con algún elemento del escenario y que tarde o temprano podremos utilizar, algo así como si de una aventura gráfica se tratara.

Un ejemplo de esto, es que un pequeño ser quiere comer miel, y nos pide que busquemos un panal de abejas, mientras observamos que uno de nuestros chamanes esta maniatado en una rama sobre un lago de dudoso aspecto y que al lado nuestro tenemos una roca atada a una cuerda que si la pudiéramos cortar, la utilizaríamos de balsa provisional para rescatar a nuestro amigo, para ello deberemos encontrar un objeto con el que guardar dicha miel y echarla por la cuerda de manera que nuestro amigo animal la roca y así conseguir que dicha roca caiga. Todo esto que parece muy complicado realmente no lo es para nada, ya que el control es muy sencillo y accesible para cualquier jugador, por lo que no hay excusa para probarlo, aunque no te guste demasiado el planteamiento de aventura gráfica.

La preciosa estética de Candle tiene su explicación: Está dibujado con Acuarela - ¡Comparte!    

El mayor problema que vemos en el apartado jugable está en dos elementos, uno de ellos que no “vemos” los objetos necesarios a primera vista, lo cual para jugadores experimentados está bien porque al menos no merma la experiencia y te lo da todo “mascado”, además que cuando pasamos al lado de un objeto rápidamente nos salta un icono para recogerlo, el problema es que los jugadores que vengan nuevos y entren en una zona que no conocen, si no ven ningún elemento destacable es posible que lo pasen de largo.

El otro elemento es el control, no porque sea malo, sino porque es lento en respuesta y esto viene dado a raíz de las animaciones como he comentado unos párrafos más arriba, y es que en algunos casos se ha dado la situación de tener que huir de algo o de alguien y al haber algún obstáculo entre medias para, por ejemplo saltarlo, en demasiadas ocasiones nos han terminado matando de manera injusta porque Teku no reacciona todo lo rápido que necesitamos, lo que aumenta la dificultad de Candle: The Power of the Flame de manera exponencial y no porque seamos malos, sino por culpa de esa velocidad.

Candle: The Power of the Flame
Duración
Candle: The Power of the Flame no es excesivamente largo, unas 8 horas se tardaría aproximadamente en completar toda la historia principal. Una duración que, pese a que pueda parecer escasa, es más que suficiente para que no tener esa sensación de que se ha alargado artificialmente el juego. Desgraciadamente, Candle no es demasiado rejugable; una vez que sabemos todas las soluciones el único aliciente que nos queda es el volver a disfrutar de su maravillosa historia (que no es poco).

Candle: The Power of the Flame

Conclusiones

Resumiéndolo en pocas palabras, Candle: The Power of the Flame es precioso, magnifico, sencillo y a la vez difícil, una obra de arte convertida en videojuego que hará las delicias de aquellos que disfrutaron siendo jóvenes de las aventuras de Abe, o Flashback. No dudéis en ningún momento en haceros con él, que pese a lo corto y a los 23,49€ que vale es uno juegos que vale cada céntimo que cuesta.

*Gracias a Teku Studios por habernos proporcionado el material para la review.

8.7
NOTABLE

Lo Mejor

  • El apartado técnico general
  • La historia
  • Los sencillos ya la vez complicados puzzles
  • Escuchar a Pepe Mediavilla

Lo Peor

  • A los jugadores nuevos puede no convencer la falta de ayudas
  • El control a veces resulta lento
9.5 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Jesús Ramón

Jugando desde que tengo dientes, desde que empezara con 3 años no he dejado de amar a los videojuegos.

Deja una respuesta

Analisis de Candle: The Power of Flame

por Jesús Ramón tiempo de lectura: 6 min
0