500 millones son el presupuesto de Destiny