Así afectan las corrientes negativas de personas a los videojuegos