Según un estudio, los shooters provocan daño cerebral