En EA aseguran haber aprendido de lo sucedido en Star Wars Battlefront II