Con Xbox Scarlett y PlayStation 5 se acabará la «Guerra de las consolas»