La división Xbox es rentable y crítica para el futuro de Microsoft