Xbox One, Japón y las 300 unidades vendidas