Uno de los máximos responsables de Fox Engine abandona Konami