Tres horas de espera para jugar a Dauntless