Se confirma que Terry Myerson era quien frenaba las inversiones de Xbox