Terry Myerson, el enemigo interior de la división Xbox