Square Enix apuesta por el rol japonés