Sony no lo tendrá «tan fácil» en la próxima generación, según el ex jefe de PlayStation América