Slightly Mad Studios busca una solución para reembolsar el dinero a los usuarios insatisfechos con Project CARS