SEGA confiesa tener pérdidas por valor de 55 millones de dólares