De haber un modo Battle Royale en Red Dead Redemption 2, nunca sería como Fortnite