Consumir los 8 GB de RAM en Xbox One y PS4
no es muy complicado según Andrew Bowell