No vendas tu Xbox One, compleméntala con otras plataformas