Microsoft y Square Enix están encantados con Rise of the Tomb Raider