Microsoft ha ayudado a que Cuphead sea lo que sus creadores soñaron