Los ingresos de PC superaron los de las consolas