Londres recibe su primera Microsoft Store con ‘el mando más caro del mundo’