La tecnología Havok ayudó a alcanzar 60 fps en Halo 5: Guardians