La mitad de los usuarios de Xbox One juegan a títulos retrocompatibles