Los nuevos DevKits aprovecharán el ancho de banda liberado de la GPU de Xbox One