Konami podría centrar su atención en plataformas móviles