Electronic Arts patenta un algoritmo que anima al jugador a gastar más