El objetivo de DICE debería ser trabajar más en las consolas