El director de Star Wars Jedi: Fallen Order asegura que están haciendo un juego «realmente divertido»